La neolengua de los DRY y los neolibertarios del 15M / levbornstein

Publicado en 2011/06/04

1



Sobre la neolengua:

 Su vocabulario estaba construido de tal modo que diera la expresión exacta que un miembro del Partido quisiera expresar, excluyendo todos los demás sentidos, así como la posibilidad de llegar a otros sentidos por métodos indirectos. Esto se conseguía inventando nuevas palabras y desvistiendo a las palabras restantes de cualquier significado heterodoxo, y a ser posible de cualquier significado secundario.  “1984″, George Orwell

Cambiad “el Partido” por “aquellos que en las asambleas permanecen en pie” y prestad atención a este ejemplo que sigue, y comprenderéis la preocupación que existe entre los indignados que queremos cambiar el mundo alrededor de la #acampadacadiz:

Una chica toma el micrófono y propone – “Hagamos un mural de un metro por un metro. En el mural no podremos escribir consignas, ni nada que tenga que ver con la política (puso dos condiciones más que ahora no recuerdo, según me contaba un amigo). Y por último (seguía), lo más importante, hay total y absoluta libertad de expresión”.

… … … [Cara de póker...].

Es la misma lógica que sigue el “somos apolíticos”, “no somos de izquierdas ni de derechas”, “no tenemos ideología”, etc.

Es la táctica de vaciarlo todo de contenido para que no quepa nada más. Es la táctica de la desmemoria: están convencidos que antes que ellos nadie luchó en Cádiz, por eso se dicen “pueblo” y se autoproclaman “democracia”. Son pocos, pero influyentes. Los alumnos aventajados de la sociedad del espectáculo, el caballo de Troya  del Partido Libertario, los desarrolladores de la democracia postmoderna.

Han vaciado de contenido todas las palabras para que los indignados no organizados o menos politizados no comprendan que el programa de las plazas y de las asambleas es el programa de la izquierda de toda la vida, que muchos de sus puntos son anticapitalistas, y que es necesario organizarse y recuperar el sentido de lo público frente al nihilismo y la distorsionada idea de la “libertad individual”, que no es más que la libertad del mercado.

Son muchas las contradicciones del 15M. Pero esto ocurre en todos los movimientos sociales y es algo normal y sano. El problema son los amigos de la neolengua, los DRY y los neo-libertarios que pueden llevar al movimiento a un callejón sin salida, a preparar el terreno con una “nueva revolución cultural” a futuros ataques del neoliberalismo. Este es el problema: se nos ha colado, como usurpadores, el rostro humanitario y “rebelde” del neoliberalismo. No seamos seguidistas, denunciémoslos y devolvamos el poder a las asambleas.

Si hay alguna esperanza, escribió Winston, está en los proles. “1984″, George Orwell.

Posted in: 15M, Por clasificar