¿Qué buscan los que quieren transformar España detrás de una careta anónima? / Luisa Michel

Publicado en 2011/06/14

2



El 15M transforma España, dicen. Y no son sólo los empresarios y el Rey de España del documento del mismo nombre de la Fundación Everis, lo tremendo es que en Sol y su acampada, el diseño de redes de los DRY y adláteres, con sus sectas, consultores y patrocinadores, le hacen el bunga bunga a la juventud en flor y dan por muerta a la izquierda.

[Por Luisa Michel]

La transformación que los principales empresarios y especuladores de este país entregaron al Rey recientemente como un trofeo para su sucesor (sucesor del instalado por Franco y neo censor de la prensa; príncipe mal educado), encierra en sus entrañas la clave de las últimas movilizaciones light de la indignación de salón, apoyada y financiada por el neoliberalismo más radical.

Se busca una vuelta de tuerca una vez vencido el comunismo (Rusia ahora de vuelta a los popes, al rescate del glorioso pasado zarista descrito por escritores como Gogol; Rusia ahora con la estampa de una Revolución vencida como una estampa más de su historia, una más…); una vez humillada la socialdemocracia (por quienes la inventaron); una vez recogidos beneficios (los de la última crisis); una vez inventados los nuevos enemigos (los que sean, da igual con tal de seguir manteniendo la maquinaria millonaria de la guerra) en cualquier reunión bilderberiana o de dantescas e iguales características…

Se busca una revolución sin revolución, una charanga que no da la cara, anónima, que se esconde tras una careta inventada por el capital.

Todo el programa de la supuesta spanish revolution está en ese documento apologeta de apoliticismo radical (nueva versión rasta de esa “libertad sin ira” ñoña de los primeros tiempo de la nefasta Transición), en ese Transforma España que con el positivismo inspirador del marketing corporativo, es decir, de las corporaciones que se lo llevan crudo, nos anima en lenguaje siempre positivo y sibilino a suicidarnos o a aceptar con cierta vaselina lo que en llano y castizo denominaríamos: “démonos por jodidos”.

La erosión de la confianza de los que se atreve a llamar ciudadanos (pero trata como esclavos) en la política, que se define en la página 54 del documento (esta maravilla de PDF se descarga sin problemas de la Red con sólo mentar empresarios y Rey de España), viene trabajándose desde hace años (corrupción exhibida por doquier, malos gestores elevados a los más altos puestos y cargos a propósito, partidos comprados, democracia controlada…), lo mismo que viene trabajándose la fractura social y la atomización de la crítica en bloques de egoistillas separados por reivindicaciones sin fin y muy concretas, disgregadillos de la cosa pública.

Igual que se viene entretejiendo la red de redes, las redes llamadas sociales, la desigualdad, o la falta de credibilidad de cada cual ante cada semejante… Y el individualismo más feroz, como consecuencia: esa clave de bóveda de todo el edificio.

Ah, y lo último: igual que se viene trabajando la crisis. Ya dice el documento de propuestas que “si ya es difícil que un colectivo en dificultades cambie, es prácticamente imposible que lo haga cuando exhibe las señales de su éxito” y que “sin el acicate de una crisis o periodo de gran tensión, la mayor parte de los colectivos y personas es incapaz de cambiar hábitos y actitudes de toda la vida…”. La cita, para más INRI, no es de los tunantes del documento, sino de Mac Donell, el de la Mc Donell Douglas (más claro el agua…). Es decir que estos santos señores han ido preparando el terreno lo han abonado, para concluir en su página 53 que ahora lo que toca, que ahora lo que hay es que “desideologizar la política”, que “todos somos ecologistas, pacifistas, demócratas”, es decir, los típicos espacios comunes…

Y piden nada más y nada menos que “otro sistema electoral” (página 57). Es decir, está todo el programa punto por punto, todo el programa de demandas de los que luego estos mismo señores de la manipulación llaman piojosos, llenos de liendres, jóvenes pijos, o perroflautas y que no son otros que los que tienen o han tenido sin empleo ni sueldo (que ya es el colmo) esos señores, trotando felices y contentos (que en absoluto indignados), por las carpas de Sol; los que tienen esos señores para que les hagan el trabajo sucio (que ya es ni se molestan en hacerles un contrato ett). Bueno, los únicos a sueldo, que no eran pocos, sus infiltrados…

Y por cierto, también quieren (eso los señoritos que dirigen todos desde Suiza o desde USA o desde sus sillones y despachos), “otro sistema de financiación sindical (página 58, y en esto, tienen razón, ya basta de subvenciones y tantos por cientos de los eres). Pretenden estos señores (los de la poltrona) “otra sociedad, un nuevo Estado” (parece que sin Estado, el puro sálvese quien pueda, les parece mejor). Y pretenden “nuevos protagonistas” (página 76) (mienten en esto, los protas siempre serán ellos que son quienes seguirán mandando). “Armonizar dicen en cada uno facetas de ciudadano depositario de valores, ciudadano elector y consumidor, financiador y productor”, consciente de lo que cuesta la Seguridad Social, sensible a las privatizaciones que tienen que seguir, y muy dispuesto a la flexibilidad en sus vidas para que sean tuercas que encajen perfectamente en la maquinaria de explotación del Sistema que pretende apretarlas un poco más, amoldarlas…

Por eso se necesita a un ciudadano no político sino al servicio de los vaivenes económicos o en su eufemismo: “ubicar al ciudadano como centro de gravedad del país” (página 69); “medir la excelencia individual” para un modelo productivo que explote más y sea más rentable para pocos; un ciudadano multifuncional y flexible, sí (página 70), el que requiere el mercado y por eso la gestión del talento –se dice- se debe extender a todo el ciclo de vida y repensar cómo crearlo y gestionarlo desde su núcleo familiar al profesional, pasando por el sistema educativo.

Es lo que dice el documento, es lo que está ya pasando o empezando a pasar, es lo que defienden los ignorantes de la Revolución naranja, ¡es una dictadura de los agentes económicos!, opacos, no elegibles, apolíticos, que se han apropiado del lenguaje social, de las barricadas, del silencio cómplice de la izquierda inexistente, del progreso que siempre ha costado sangre obrera y de los medios de comunicación, por supuesto…

Ésta es la nueva sociedad civil que pagan en movilizaciones sin movilización alguna que les amenace de verdad, para que emerja como en la película Juan Nadie, otra realidad.

Esta es la movida que pagan estos creadores de realidad que quieren revisar la función pública (pagina 79) para cargarse todo lo que huela a público y a recorte de sus beneficios; que quieren que emerja. Esta es la movida pretendida de esos nuevos espacios, abiertos a la opinión colectiva (página 80) pero sin lucha de clases. Y bien cerrados por el candado del dinero y el poder que es quien tiene la llave; donde no cabe una sola voz discrepante, la discrepancia real, la defensa real, el pensamiento real y sólo cabe la manipulación y pronto, sólo cabrá el miedo…

Piden nuevos instrumentos para seguir puliendo sus diamantes y reniegan de la evolución, quieren una transformación, dicen, con cambios en el modelo productivo, en el marco productivo y en el modelo de Estado. “hay que crear las condiciones”, “hay que contar con los medios de masas, con el boca a oreja físico y digital” para que se incorpore el resto… (página 65).

Y como no quieren a quienes piensan, a quienes saben advierten: “mirar nunca al pasado, soñar con el futuro inspira, hermana, suma”, es el pegamento por encima de las diferencias, (página 66). Matar el pasado que estorba a la transformación pretendida (página 67).

Cegar, en definitiva, a la sociedad, que no tenga referentes. Fuera visiones partidistas, UNIFORMAR (¿les suena un tal Hitler, verdad?) El lema: ¡Podemos! No es el hervor que falta, señor Anguita, ése del 15M, es la llama en el culo y perdón… Si después de todo esto (digo de estas lecturas) no ruedan algunas cabezas ¡es que estamos perdidos! El lema: ¡Podemos!

Luisa Michel

Posted in: 15M, Everis