La izquierda murió en las setas: análisis y alternativas

Posted on 2011/09/19

0



Querid@ lector/a, este creo que será mi sexto artículo colgado en kaos, aunque no todos se hayan publicado. Antes de empezar de lleno con el artículo me gustaría que entrásemos en conexión, que conozcáis un poco a la persona que escribe. Creo que debería empezar dejando claro que no pertenezco a ningún partido u organización que aspire a tomar el poder, si acaso, formo parte de los que acabarán en prisión por sus ideas, torturados en alguna comisaría, “desaparecidos” o directamente en una fosa común que no hará justicia con la lucha que llevaron las personas que acabaron allí. Con esto quiero dejar claro que no pretendo que estés de acuerdo en lo que pongo, que no le doy importancia al lugar que ocupan dentro de nuestra web mis artículos (aunque me molesta que no se llegue a publicar, debido al tratamiento informativo que se tiene a veces, poniendo algunos artículos arriba mientras que otros hay que buscarlos, pues se supone que es un medio alternativo), y que no intento ser para nada objetivo, sólo intento ser lo más sincero posible, dándote mi opinión y entendiendo que tu verdad puede diferir en la mía para que podamos llegar a entendernos por muy alejadas que parezcan nuestras posiciones iniciales. Entiendo que algun@ pueda pensar que soy un flipao al leer artículos como este (1), pero que si tira un poco de archivo verá que antes de todo esto del movimiento 15-M ya andaba un poco con las mosca detrás de la oreja (2), artículo que ahora le debería añadir que no nos hacen levantar un brazo, sino los dos, pero tampoco se puede pedir precisión a la hora de intentar predecir lo que pasará en un futuro.

Ahora que tú y yo, lector/a, estamos un poco mejor conectados, entremos en el artículo y comencemos por el título, porque seguramente, a más de un@ le suene muy fuerte eso de que la izquierda murió en las setas sabiendo que es allí donde permanecen acampados los del movimiento 15-Mierdas (recuerda que no pretendo ser objetivo) aquí en Sevilla. Pero ¿qué izquierda ha muerto?

Para ello vamos a partir de premisas que creo que todos y todas debemos tener comunes:

-El capitalismo es el gobierno del dinero, es sólo una máscara del fascismo y es nuestro principal enemigo.

-Si tomásemos el capitalismo como el centro, a la derecha de este sistema sólo queda el fascismo, pero a la izquierda hay muchos mundos totalmente diferentes

Fruto de esa diversidad de mundos diferentes dentro de la izquierda, pérdidas pasadas, puñaladas contemporáneas y los infiltrados de siempre, la izquierda estaba muy dividida.

Pero a través de la lucha es como aparece la unión, la dialéctica, esta página, este artículo,… no valen nada si no se lleva una actuación acabo, decir que esos banqueros deben acabar en la cárcel y sus bancos destruidos puede animar a la rebeldía, pero hasta que no se queme el banco físicamente, las buenas intenciones sólo quedan en palabras y el que las dijo puede acabar dándole la razón a alguien que tacha de vandalismo innecesario dicha acción cometida por otra persona.

Pero creo que este debe de dejar de ser un problema en estos momentos. Muchos sectores de la izquierda se han unido al movimiento 15M y han estado trabajando juntos de forma individual, han aprendido a trabajar juntos olvidándose de lo que les separa, pero lo mismo que no había que dejar que las diferencias entre las izquierdas nos separasen, no hay que dejar que el movimiento 15 Mierdas se estanque en unos puntos básicos, trabajar en torno a ellos y hacer crecer un movimiento que pueda acabar acariciando el nacionalsocialismo.

Antes, muchos grupos de izquierda se picaban por ver quién era más de izquierda, por ver quién estaba en más movidas, por ver quién armaba más jaleo en las manifestaciones, se rebatían ideológicamente, ahora, desde la aparición de este movimiento, no sólo no discuten por las ideologías, sino que rehuyen de esta discusión en el movimiento y que llegan a autoengañarse definiendo a este movimiento como un movimiento de izquierdas cuando en realidad no se les puede definir así porque no se definen como tales, del mismo modo que a mí no se me podría catalogar de anarquista si no me declaro como tal.

Ahora el movimiento 15 Mierdas está a disgusto con la plataforma DRY (¡¡¡ojo!!! En Sevilla, debido a la naturaleza de este movimiento en estos aspectos puede no coincidir con el resto de acampadas). Ayer, si mis informaciones son las correctas, se reunieron gente de la plataforma con los acampados, y cuando les fueron a poner verdes (no sé porqué), pusieron la excusa y se fueron, ¿quiénes serían? Después me vino una compañera a decirme la impotencia que sienten al no poder desvincularse de la plataforma, pues a la gente por mucho que se lo repitas sigue pensando que esto es por la plataforma, y lo quemaos que están de “algunas cosas”.

A ver, seteros (y resto de acampadas que puedan estar experimentando mismas situaciones), es lógico que os sigan vinculando a dicha plataforma pues todo comenzó el mismo día que la manifestación que ellos convocaron, que habéis recibido el nombre de movimiento 15 M por aquél día, que siguen rulando folletos con el nombre de la plataforma, que la gente ya ha cogido el símbolo del llamamiento de tomar la calle y lo ha interiorizado, que los únicos que pintan grafitis siguen firmando como democracia real ya, es normal que os relacionen.

Este es un mensaje para ambas posiciones del movimiento, del de izquierda hasta para el que no se considera como tal pero hoy se está paseando por aquí y participa en las acampadas y está cansado de DRY: esta plataforma tiene conexiones con la Falange como ya pudo demostrar un camarada aquí en kaos, aunque algunos como el personaje de mi anterior artículo (3) nieguen cualquier posibilidad de ello pero vean hilos incontables de la izquierda intentando controlar este movimiento, si os queréis desvincular a esta plataforma es tan sencillo como madurar políticamente, sin fórmulas traumáticas.

“Estamos cansados de esta política, estamos indignados con este sistema y nos erigimos como agente políticos, queremos cambiar la forma de hacer política y queremos crear un mundo nuevo. En nuestra nueva política no queremos fascismo, luego, nos consideramos de izquierdas”.

Y listo, sin entrar en valoraciones de qué izquierda somos pero llevando acciones como izquierda consecuente que se pone en lucha y golpea al enemigo donde más le duele, en sus beneficios, porque con la spanish revolution con fiso en las paredes,… no le dais ni miedo a los que tienen el poder, con ese movimiento hacen lo que quieran

Y este es un mensaje sólo para las gentes individuales de izquierdas: no permitáis que le pongan freno a vuestras ganas de revolución, ni el movimiento ni vuestro partido, las estructuras hay que renovarlas y transformarlas continuamente, adaptándose, pero nunca sin vender los principios. La revolución debe ser para todas las personas pero no debe ser uniforme para todos, pues una revolución uniformada fue lo que hizo Hitler. Si estáis de acuerdo en que una revolución debe hacerse desde posiciones de izquierdas y participáis del movimiento, presionad para que exista este debate, para que el movimiento se posicione a la izquierda y corte los hilos falangistas, y si el movimiento no lo acepta, escindirse, cread un bloque de izquierdas, donde se lleve el mismo método de trabajo al que os habéis adaptado, seguid participando en el desarrollo normal del movimiento y en este bloque trabajar, en mi opinión, dos puntos clave, la acción (dónde está el espíritu vandálico de las revoluciones) y la creación teórica del futuro sistema que queremos crear.

Pero ante todo, y para que la izquierda no termine de morir en las setas, hay que permitir que la gente muestre sus símbolos, su bandera o su partido. Se empezaron las acampadas antes de las elecciones y ganó el PP, y seguro que mucha izquierda que empezó en estas acampadas y siguen en ellas se presentaban en algunas listas, el mostrar las insignias de su partido no debe verse como símbolo que separa, pues con los de su partido se mezclará en las manifestaciones, en las acampadas tod@s van con tod@s, y seguro que de esa forma, más de un@ que votó nulo hubiese votao por cualquiera de los partidos que vió en alguna camiseta. Estando allí con una camiseta de alguna organización no implica el querer meter a las personas en dicha organización, pero sí ayudará a que la próxima vez que organicen alguna actividad para reunir dinero, al haber estado luchando juntos tanto tiempo, se acerquen más personas a dicha actividad, y tod@s sabemos lo cortita que están las organizaciones de izquierda en cuanto a dinero, no que de esta forma, la gente que haya estado allí acampada, seguirá pasando de los carteles que le invitan a acudir a una kafeta en alguna okupa “porque ese no es su mundo”, por poner un ejemplo.

Bueno, hasta aquí las reflexiones que me rondaron por la cabeza en las setas. Espero que exista una reflexión y que el movimiento deje de avanzar en cuanto a cantidad para empezar a avanzar en calidad. Espero que cada vez se declaren más asambleas de izquierdas o se creen bloques de izquierda con una acción más radical. Llevan años tocándonos las narices y dos de hacernos sufrir el paro, la indignación debería haber hecho iluminar sus templos monetarios.

(1): http://www.kaosenlared.net/noticia/en-la-piel-de-nostradamus

(2): http://www.kaosenlared.net/noticia/sensaciones-miedos-esperanzas

(3): http://www.kaosenlared.net/noticia/flora-fauna-movimiento-15-mierdas-setas

Posted in: 15M