Apuntes en las calles de Damasco / Franklin Lamb

Posted on 2012/12/18

0



¿Quién se cree que es esa aborrecible mujer? preguntó un miembro del personal de la oficina de medios de la embajada rusa dentro del vasto complejo al estilo soviético, carente de ventanas y rodeado de muros, que pertenece a su país aquí en Damasco.

Habíamos invitado a “Viktor” a nuestra mesa, a almorzar en el restaurante “Lady de Damasco” (“sitt a cham”) en el vecindario de clase media de Shalan, después de que se pusiera en cn contacto con él nuestro encantador anfitrión, un jeque y miembro del Parlamento sirio. El amable caballero estaba furioso, después de apagar su teléfono móvil, al parecer por haber recibido algunas noticias desagradables. Lo que enfureció a Viktor fueron las recientes declaraciones de la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Victoria Nuland, y su contenido aparentemente anti-ruso en el que sermoneaba e insultaba al aliado de Siria, en lo que Viktor consideraba un esfuerzo descarado para malinterpretar la reciente declaración del enviado de Rusia a Medio Oriente Mikhail Bodganov. Bodganov declaró el 13 de diciembre de 2012, respondiendo a una pregunta: “Hay que ver las cosas como son… por desgracia no se puede excluir la victoria de la oposición siria”. Bodganov también señaló que el gobierno sirio estaba “perdiendo el control cada vez de más territorio”.

Viktor explicó que lo que había exasperado a sus colegas rusos y a su embajada en el país respecto a Nuland, conocida por sus puntos de vista pro sionistas, anti-sirios-rusos-árabes y musulmanes, fue su lenguaje arrogante: “Queremos elogiar al gobierno ruso porque ha acabado por darse cuenta de la realidad y reconocer que los días del régimen están contados”.

Según Viktor, “Bodganov no dijo nada realmente nuevo. Y muy pronto emitiremos una aclaración”. Siguió diciendo: “Todos saben que teóricamente los rebeldes respaldados por el extranjero podrían ganar. No es nada nuevo y siempre es una posibilidad en una insurrección. Pero la señora Nuland seguramente sabe que el gobierno sirio se ha retirado intencionalmente de algunas áreas rurales donde existe sobre todo espacio abierto a fin de concentrar sus fuerzas para proteger los centros de población. Es una estrategia militar básica y se ha empleado a lo largo de la historia. En inglés creo que se describe como “retirada estratégica o redespliegue táctico. Es reprensible que los medios occidentales y los del Golfo utilicen la declaración de nuestro enviado a Medio Oriente como una forma de guerra psicológica mientras engañan a los medios”. Agregó: “Por supuesto tenemos planes de contingencia para una evacuación de nuestros ciudadanos si fuera necesaria. Es bastante normal y nosotros y otros países tenemos planes semejantes para Afganistán, Irán, Líbano, los países del Golfo y Palestina, entre otros. Rusia no ha disminuido su apoyo a Siria y pensar otra cosa es un error de cálculo más en la serie de tantos otros de Washington”.

Efectivamente, unas horas después el portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Alexander Lukashevich, un amigo de Viktor, publicó una declaración: “Queremos señalar que él (Bodganov) no ha hecho declaraciones o entrevistas especiales a los periodistas en los últimos días. Una vez más confirmamos la posición rusa, basada en principios, sobre la falta de alguna alternativa para una solución política en Siria”.

Después de desahogarse con respecto a Nuland, Viktor y otras personas de nuestra mesa se mostraron totalmente desdeñosas ante la declaración del secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, quien dijo a los periodistas en Bruselas después de una reunión con el primer ministro holandés en la sede de la OTAN: “Pienso que el régimen de Damasco se acerca al colapso. Pienso que solo es cuestión de tiempo”.

El parlamentario sirio explicó que Rasmussen carece de toda credibilidad después de todas las mentiras que dijo con respecto a la OTAN en Libia como que las más de 9.000 misiones de bombardeo de la OTAN “protegieron a la población civil” mientras en realidad todos los que estuvieron en ese país en esos días (incluido el autor) sabían perfectamente que la principal amenaza para la población de Libia, a partir de marzo de 2011 y hasta mediados de octubre, era la OTAN. Desde Sorman a Sabna, las fuerzas de la OTAN lanzaron una lluvia mortífera indiscriminada sobre la población civil de Libia y el presidente ruso, que se entrevistará con Obama en febrero, ha condenado a EE.UU. y a la OTAN por engañar a Rusia y a la comunidad internacional sobre sus verdaderos objetivos. Viktor nos dijo que su país teme que se está llevando a cabo el mismo engaño respecto a Siria.

Los damascenos están tensos, decaídos, pero no llenos de pánico después de los recientes eventos y lo que muchos consideran actos terroristas por los así llamados “rebeldes”.

Según los estudiantes universitarios que tengo el placer de entrevistar aquí, su presidente Bashar Asad todavía cuenta con el apoyo de la mayoría de la población. Muchos de ellos, como el gobierno de Asad, aceptan, en principio, las Propuestas de Ginebra de abril de 2012. Esa iniciativa propone un gobierno de transición resultante del diálogo, que conduzca a la elección en 2014 que estaría abierta a todos los candidatos. Están a favor de que dejen que el pueblo sirio elija en las urnas al próximo presidente, sea quien sea.

Es evidente aquí en Damasco que la principal preocupación de la población son los múltiples efectos de las sanciones dirigidas por EE.UU., consideradas generalmente ilegales e inmorales. Hablando de otro tema Tamara, una estudiante universitaria, explicó que el ataque a los estudiantes y la intimidación de los patrocinadores de los rebeldes contra los estudiantes y miembros del cuerpo académico, más los secuestros y la ocupación de casas y robos de coches por esos mismos elementos, están afectando la educación aunque casi todas las escuelas y universidades siguen funcionando.

El autor contó con la ayuda de un pequeño grupo de estudiantes de la Universidad de Damasco en la realización de un sondeo sobre los efectos del régimen de sanciones dirigido por EE.UU. en la población civil. Prácticamente todas las personas que expresaron su opinión al respecto me dijeron que el único propósito de las sanciones estadounidenses es el cambio de régimen, mediante el intento de obligar a la población a sufrir hasta el punto de que las largas colas del pan, por ejemplo, se vuelvan violentas y rompan el vínculo entre el gobierno de Bashar Asad y la población civil. Aquí la gente se refiere comúnmente a las sanciones dirigidas por EE.UU. contra Irán como igualmente relacionadas con un cambio de régimen y no porque Washington crea que puede obligar a Irán a abandonar su programa perfectamente legal de desarrollo nuclear.

Los resultados de un sondeo, dirigido por los estudiantes, en tiendas de comestibles de Damasco que finalizó el 12 de diciembre de 2012, muestran los siguientes aumentos en los precios de alimentos que los ciudadanos deben pagar con el trasfondo de las actuales cifras de desempleo, calculadas actualmente por los economistas en entre el 40% y 60% de la población.

Sondeo de los estudiantes de Damasco: Aumentos de los precios de los alimentos entre mayo de 2011 y diciembre de 2012

(La tasa oficial de cambio es actualmente de 80 libras sirias por un dólar estadounidense)

Cordero – 500 libras sirias al precio actual de 750 ls

Pollo – 200 ls a 450 ls

Leche – por litro, de 40 a 95 ls

Arroz – de 40 a 100 ls

Huevos – 160 a 300 ls por un cartón de 30 huevos de tamaño mediano

Aceite comestible – 30 ls por litro a 60 ls

Azúcar – de 40 ls por kilo a 85 ls

Pan – de 20 ls por 10 panes planos a 55 actualmente en Damasco, pero 220 ls en Alepo donde, como en Homs, Hama y el este, se propaga rápidamente una masiva crisis humanitaria.

Rusia ha prometido trigo para este alimento básico en Siria. Pero el tiempo es esencial. En muchas áreas sirias más necesitadas, las ONG que suministran alimentos básicos están ausentes.

Gas de cocina en botellas – 500 ls, aumentado ahora a 1.000 ls; también es más difícil conseguirlo en varios vecindarios de Damasco.

El combustible de calefacción que costaba 100 ls por libra cuesta ahora un promedio de 250 ls pero cada vez es más escaso. Incluso algunos hoteles de cinco estrellas de Damasco cortan la calefacción y el agua caliente en las habitaciones excepto de 7 a 10 de la mañana y de 9 a 10 de la noche. Se informa de que Rusia prometió un buque cisterna de combustible, pero será peligroso transportarlo por carretera a los centros de población, porque según los estudiantes voluntarios de la Sociedad de la Media Luna Roja de la República Árabe Siria y otras organizaciones humanitarias las fuerzas rebeldes roban o destruyen cada vez más convoyes y arrasan los distritos rurales.

Los estudiantes de Damasco se proponen publicar una lista más detallada de bienes de consumo cada quincena. Ayer algunos formaron piquetes ante la embajada vacía de EE.UU. en protesta contra las sanciones dirigidas por EE.UU. “El pueblo sirio nunca olvidará ni perdonará la campaña estadounidense para someternos mediante el hambre”, decía una pancarta.

El autor piensa que, como en el caso de Irán, las sanciones ilegales e inmorales dirigidas por EE.UU. -que deben cuestionarse urgentemente en La Haya- impuestas a la población civil de Siria están teniendo el efecto contrario al que se proponían sus cínicos artífices. La acumulación de sanciones está prestando credibilidad al gobierno de Asad, que mientras toma medidas para contener la subida de los precios, hasta ahora con poco éxito, argumenta que los aumentos de precios están causados por los enemigos estadounidenses y sionistas de Siria. Este punto de vista es ampliamente compartido por los estudiantes de la Universidad de Damasco y el público en general.

Franklin Lamb acaba de volver a Beirut de Damasco. Contacto: fplamb@gmail.com

Fuente: http://www.counterpunch.org/2012/12/14/damascus-street-notes-2/