A considerar en la lucha por la Verdad, la justicia y la reparación, la República y contra los recortes hoy / Pedro A. García Bilbao

Posted on 2013/05/24

0



UNO

Algunos principios básicos a tener en cuenta en la lucha política de hoy…

Si tuviera que resumirlo en una idea diría: la Memoria Histórica es la clave de todo el asunto. Aprender de ella y obrar en consecuencia. Por eso la temen y la combaten los que se benefician de la crisis y tienen sus actuales privilegios gracias a la impunidad del franquismo.

1º la lucha por la República y la lucha contra los recortes es la misma lucha. Los que hacen los recortes y saquean lo público y entregan la educación a la iglesia y a las empresas, son claramente antirrepublicanos. La Tricolor simboliza por el contrario un estado comprometido firmemente con los derechos y libertades y la defensa a ultranza del bien común y el derecho a una vida digna.

2º el actual régimen está mutando hacia una situación de miseria y extrema explotación. Sin derrotarlo políticamente no cambiaran las políticas económicas y sociales.

3º la lucha por recuperar la legalidad REPUBLICANA es irrenunciable. Enunciar públicamente este concepto es, en sí mismo, algo casi revolucionario.

4º El concepto de «proceso constituyente» está siendo utilizado de forma bastarda para hacer olvidar la República y ha sido vaciado de contenido. En España el único proceso constituyente del siglo XX lo convocó el gobierno provisional de la II RE en junio de 1931. Cualquier proceso de este tipo sin la derrota previa de los se benefician de la crisis y controlan hoy el poder económico, político y mediático es un engaño. El camino a la República pasa por declarar ilegal el franquismo y anular sus leyes, tribunales y sentencias, si esto no ha ocurrido es porque el estado actual sabe que no puede sobrevivir a esa declaración.

5º La base del actual régimen es la legalidad franquista que sobrevive en la impunidad del franquismo, de sus crímenes y de las elites económicas estatales y políticas que son sus herederos. El temor del estado actual a esta línea de ataque es el único que tienen. Es su punto débil. O la línea de acción política se orienta por aquí o se estará renunciando a la victoria.

6º Es preciso exigir la anulación de la Ley de amnistía del 77 y la Ley de Sucesión de Jefatura del estado. Y denunciarlo en las Cortes, en las instituciones y en la calle si es preciso.

7º la República es un objetivo por encima de siglas y fronteras de partido, y debe contar con el máximo de apoyos posible, no puede esperar al consenso de los que están en contra. la II República fue destruida por un golpe de estado ilegal que logró mantenerla proscrita tras una transición controlada por los herederos del golpe, la III RE será la expresión del triunfo popular y de los trabajadores. REPÚBLICA ES DEMOCRACIA. MONARQUíA es DICTADURA DE LOS MERCADOS E IMPUNIDAD DEL FRANQUISMO.

8º los partidos de izquierda que digan ser republicanos y no alcen la voz en defensa de la República en las Cortes, en las instituciones o en la calle y que no denuncien la ilegitimidad de este régimen o engañan o son cómplices.

9º es preciso coordinar toda la resistencia social, ciudadana y sindical para lograr la ruptura con este régimen, forjar un amplio frente de resistencia y derrotar política y socialmente a la oligarquía que nos gobierna.

10º Paso imprescindible en esta lucha es la coordinación de todos los dispuestos a resistir, a unir sus voces y su lucha. ES necesaria una declaración pública de cuantos más cargos públicos (concejales, alcaldes, diputados) denunciando la impunidad del franquismo y en defensa de la legalidad republicana, todos deberíamos preguntarnos porqué no se ha producido ya y quienes y porqué son contrarios a que se produzca. Quienes sean contrarios a esta declaración deben ser denunciados y combatidos.

11º Las propuestas de referéndum, firmas o ILPs son estériles. la República no se negocia, o se logra como una victoria del Frente Popular o no será la República. la República es la metáfora de la derrota de la oligarquía y los mercados. Es un objetivo posible. Hace falta voluntad de lucha, de unidad y valor para hacer lo que hay que hacer y decir lo que hay que decir.

12º el intento de IU/PCE de reconstruir la izquierda sin variar sus políticas hacia la República, sin variar su linea parlamentaria, sin denunciar la impunidad y la legalidad franquista, y su pretensión de apoyarse en los movimientos naranja del conglomerado 15M son algo a combatir. Implican renunciar a la victoria, buscan coexistir con el nuevo sistema político (vana ilusión) y no cuestionan en realidad al sistema dominante. La REPÚBLICA sin impunidad del franquismo y sin amnistías a los corruptos es, hoy, revolucionaria.

13º Los procesos de unidad que no se traduzcan en acción política inequívocamente republicana y anti-impunidad deben ser cuestionados. Solamente la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace puede otorgar credibilidad.

DOS

La lucha por la República debe orientar la acción política de la izquierda y de las estrategias parlamentarias y en la calle. Lo debe hacer basándose en coordinar las luchas de protesta contra los recortes y contra la impunidad del franquismo, verdadero punto débil de este régimen.

La lucha por la República busca la derrota política y social de la elite económica y política que se está beneficiando de la crisis y nos conduce a la miseria. Está todo unido. Lo revolucionario hoy es actuar donde el sistema es débil y teme. La unidad sólo es efectiva si logra coordinarse a los que quieran vencer en esta lucha. La unidad con los que han renunciado a esta lucha nos llevará a la derrota. Por el contrario, una posición firme, clara y dialogante —pero basada en principios y objetivos republicanos— permitirá unir a la masa de gente que está harta de engaños y desea las cosas claras. Es la hora de marchar adelante con una bandera que todos puedan reconocer. Quienes quieran frenar la marcha de la República se verán aislados y sus contradicciones les estallaran. No consintamos un nuevo engaño como en 1977.

TRES

El estado español franquista declaró apátridas a los deportados a los campos nazis y permitió la deportación; se conocen detalles y nombres de los cómplices de los nazis en el gobierno de entonces en una lista que llega hasta la actualidad. El estado español ACTUAL considera LEGAL esa actuación, LEGAL la decisión y LEGAL esa colaboración. No ha habido nunca actuaciones legales contra los cómplices españoles. Los deportados de Mauthausen no han recibido nunca su nacionalidad oficialmente, pues el estado español no cuestiona la decisión de entonces.

No se trata de mendigar condenas en las Cortes, se trata de exigir al estado español públicamente, ante todos los países europeos con muertos en los campos que declare NULAS esas ordenes, Ilegal aquel gobierno golpista y se procese por crímenes de lesa humanidad a los COMPLICES de entonces y ahora de ese exterminio.

La actuación del Grupo de IU ha sido errónea, mal orientada y peor defendida, aquí el problema es la continuación de la Legalidad del Régimen actual y que el actual se considera su heredero directo y sigue asumiendo sus crímenes como necesarios o inexistentes. O ese asume eso o no avanzaremos. Basta ya de engaños.

CUATRO

IU sigue siendo incapaz de articular un discurso claro y contundente en los temas relacionados con la memoria y la impunidad del franquismo. Presenta a votación una propuesta de condena del franquismo y el gobierno y el PP se chulean en su cara… Centella apela a que su partido apoyó la «reconciliación nacional» y se le ríen en las narices. Patético. NO SE TRATA DE MENDIGAR CONDENAS AL FRANQUISMO, SINO DE EXIGIR SU ILEGALIZACIÓN Y DE ANULAR LA LEY DE AMNISTIA, LOS ANTIGUOS TRIBUNALES MILITARES Y SENTENCIAS Y, POR SUPUESTO, DE ANULAR LA LEY DE SUCESIÓN DE JEFATURA DEL ESTADO. IU puede empezar por exigir la ilegalización del anterior régimen al menos en las leyes que conculcaron los derechos humanos. Hasta que no se hable claro en las Cortes y no se llame a las cosas por su nombre no hay nada que hacer. El grupo parlamentario de IU es sencillamente PATÉTICO.

CINCO

En los mismos días en los que se hace un homenaje en toda Europa a las víctimas del nazismo y se conmemora la victoria aliada, las autoridades españolas no participan oficialmente en los actos en Madrid, no envían a su agregado militar a los actos en el campo de Matthausen de forma que España fue el único país con víctimas en ese campo que no rindió honores militares a sus compatriotas exterminados —aduciendo falta de presupuesto para el billete—, y para colmo, en Catalunya, en los actos del 169 aniversario de la Guardia Civil, la delegada del gobierno entrega placas de reconocimiento a representantes de la División Azul que la recogen con camisa azul. Y por supuesto ni una referencia a los Guardias asesinados por el fascismo. La respuesta de la G.C. fue que no era nada ideológico sino que era un reconocimiento a veteranos y que la asociación de exvoluntarios en el ejército nazi es legal. Y es que el franquismo es LEGAL todavía…
Esta es la cruda realidad.
Puedo decir que en el acto que realizamos en Guadalajara con ocasión de estos aniversarios, exigí públicamente la presencia de las autoridades, incluida la de los representantes de la G.C; entre otras cosas porque entre los compañeros asesinados en la fosa de Guadalajara hay números guardias que se mantuvieron leales a la República, entre ellos el capitán de la G.C. José Rubio García, un verdadero héroe, un hombre honrado y valiente que supo plantar cara al fascismo cuando la sublevación y a que afrontó su ejecución con una extraordinaria dignidad. Los fascistas intentaron humillarle el día de su fusilamiento, organizando una verdadera mascarada, matándole delante de la tropa y obligando a desfilar ante su cadáver. Debo decir que hasta que las autoridades españolas no hagan un acto de desagravio institucional y militar, no será creíble ninguna declaración de supuesta adhesión democrática.
El desprecio del estado español y su gobierno actual a las víctimas del nazismo y del fascismo en Europa y en España pasa ya de todo lo admisible. Hoy podemos decir, debemos decir, que España no será liberada hasta que el Franquismo sea declarado ILEGAL y su miserable herencia borrada del mapa.