La lucha de clases está en el interior de la República de Donetsk / Amigos de la RP de Donetsk (RPD)

Posted on 2014/08/13

2




1357639204_dkrComunicado de AMIGOS DE LA REPÚBLICA POPULAR DE DONETSK 14 de agosto de 2014

La lucha de clases está en el interior de la República de Donetsk.

La guerra civil en Ucrania es una guerra nacional-revolucionaria, lo ha sido desde el principio y ese es el motivo por el que causa tanta incomodidad en todas partes y el motivo por el que la izquierda europea calla miserablemente y la derecha tiene verdadero pánico a que se conozca que está ocurriendo. Hoy día 13 de agosto una contradicción más ha explotado.

Lo que aquí vamos a expresar no es una posición oficial de la RPD, sino una postura compartida por muchas personas que hemos apoyado la resistencia al golpe en Kiev desde el principio y apoyado a la República Popular de Donetsk desde el primer día. Una postura que es compartida por muchos de sus defensores en Novorossya.

Un comandante del Vostock se pone al lado de las opiniones del oligarca Akhmetov, partidario de un acuerdo federalista pactado. Alexander Khodakosvky es un veterano comandante, pero se sabia que estaba «muy ligado» al oligarca y que contaba con apoyos en la quinta columna en Moscú. Lo sabíamos hace meses. Akhemetov hizo pública en mayo pasado una propuesta de paz basada en los mismos términos que hoy ha expresado su títere. La RPD muy pronto señaló que la República pondría la riqueza al servicio del pueblo y que las nacionalizaciones de las grandes empresas eran una necesidad de justicia y de supervivencia. El territorio del Donbass se asienta sobre una inmensa bolsa de carbón y esquistos y Kiev la ha vendido a las multinacionales; la República Popular de Donetsk no puede aceptar esos acuerdos y no lo haría nunca, salvo que cayese en manos de oligarcas como Akhmetov. La RPD es incompatible con tales oligarcas y por ello ha sido neutralizado políticamente y sus peones han ido cayendo uno tras otro.

Khodakosvky ha declarado ser contrario a la independencia y partidario de una Ucrania federal, en la que habría que olvidarse de cualquier avance antioligarquico; ha señalado aceptar la disciplina militar común pero no la autoridad política de Donetsk. Ha dicho esto cuando se libra una lucha a muerte y el frente está a escasos kilómetros. Kohodakovsky forma parte del grupo que apostaba por la derrota y un acuerdo Kiev Moscú sobre la sangre de los milicianos y los civiles asesinados, puede parecer injusta esta apreciación, pero es la que merece aquel comandante que teme más la victoria propia que al triunfo enemigo.

Hoy, a juicio de muchos, sólo tiene una salida digna; tomar un arma y morir a la cabeza de sus hombres. Su proyecto traidor no saldrá adelante por dos motivos: 1º porque los fascistas de Kiev no quieren acuerdo ninguno sino exterminar a los combatientes republicanos y expulsar a la población 2º porque la Milicia va a luchar hasta la Victoria y no va aceptar ninguna traición.

Es por aquí donde había contradicciones peligrosas, pero como son contradicciones de clase que van a la verdadera naturaleza de la lucha como lucha de clases no estaban siendo voceadas por los defensores de la «pureza» revolucionaria que estos día difaman a Gubarev o Strelkov. En Moscú ha sido la secta Esencia del Tiempo la que acusa a Strelkov, en España una mezcla de militantes proucranianos y algunos Ni-Nis Postroskos, por llamarles de alguna forma.

La lucha de la Milicia, la victoriosa resistencia de la Rep. Popular esta haciendo saltar las contradicciones. Hoy se ha informado de la muerte de Strelkov o de que ha caído herido grave. Es una intoxicación. Strelkov está bien. Es un patriota y un militar del pueblo; no es un krasny komandir, es cierto, pero es un narodny komandir, un defensor de los débiles y de la justicia, un defensor de su pueblo, un hombre de honor en el más hermoso sentido de la palabra; se ha comprometido en esta lucha y está siendo consecuente. Tendrán que matarle porque no se rendirá ni traicionará a los suyos. Strelkov ha dejado claro que toda la riqueza de la región debe estar al servicio de la lucha, que debe haber un mando unificado y llevar la guerra a Kiev si es preciso. Hay mucho miserable intentando desacreditarle, y más de uno, matarle.

Hay una lucha tremenda entre los partidarios de pactar una hipotética paz entre oligarcas y cargándose toda la parte revolucionaria y los que son partidarios de mantener la lucha hasta el final dejando fuera de la República a los oligarcas y a las multinacionales que han comprado el subsuelo. La República del Pueblo la está construyendo el pueblo con su sangre y no van a dejar que nadie les arrebate el futuro.

Mientras asistimos a una campaña de descrédito de la República Popular a manos de sujetos sin escrúpulos, de la misma gente que justificó los ataques a Libia, a Siria, etc. Vamos a hacer un informe completo. La lucha es brutal y en todos los frentes. La Milicia aguanta y resiste. Hoy ha caído en el frente de Lugansk un camarada del Partido Comunista de la Federación Rusa, como otros muchos, de todas las tendencias y partidos, todos unidos contra el FASCISMO.

Como ha declarado el camarada Alexander Zaharchenko, un combatiente popular desde el primer día y actual presidente de la RPD, mientras sigan los ataques no habrá negociación alguna…
LA REPUBLICA LUCHARÁ
Viva la República POPULAR DE DONETSK