La vida de hoy en Donetsk

Posted on 2014/11/08

0


Bandera en 2014


10647145_763647787027097_31784556510213322_n [Amigos de la RPD] [Directamente desde Donetsk, de uno de nuestros compañeros]

Como vivo en Donetsk, en la capital de la República Popular de Donetsk (o usando forma abreviada la RPD), me gustaría contarles de la vida por aquí durante la guerra helada (la llamo así porque todavía nadie se ha atrevido a pasar a la ofensiva), ya que los medios de comunicación de masas prefieren describir las operaciones militares y olvidan a la gente. Es mi opinión, así que les pido no interpretarla como una verdad unica, porque sabemos que existen tantas opiniones como personas.

Donetsk sigue viviendo, está renaciendo apesar de la guerra. La gente va volviendo desde el fin de agosto. Realmente la mitad del agosto era el plazo más horrible para la ciudad. No por los bombardeos frecuentes, sino porque la gente se fue. En el centro de Donetsk se podía ver sólo cuatro o cinco coches durante un minuto, autobuses medio vacíos y poca gente. Para una ciudad con la población de unos 900 000 personas es una catástrofe, ya que la vida de tales localidades se mantiene debido a personas.

Después de que los milicianos de la RPD pasaran a la ofensiva y liberaran una gran cantidad de las ciudades al sur de Donetsk, el estado de las cosas cambió. La gente se cansó de estar en las ciudades ocupadas por Ucrania (por ejemplo en Mariupol o Berdiansk donde los pisos eran muy caros especialmente para los de Donetsk o Lugansk), además sentía nostalgia y finalmente empezó a volver a Donetsk. Claro que los bombardeos del sur de la ciudad se acabaron, y los que viven por allí se quitaron un peso de encima. Sin embargo el raión de Petrovsky todavía sufre ataques de artillería, es que está situado en el sudoeste de Donetsk, cerca de Máryinka, y no muy lejos de Krasnogorovka y Novomijailovka, donde se emplaza la técnica del ejército de Ucrania. También no está fuera de peligro el raión de Kirovsky, y hace unos días sufrió un ataque de artillería muy grande (los soldados ucranianos hicieron fuego desde Volnovaja con el sistema de fuego reactivo), éste llevó a la muerte de dos jubilados que iban a organizar el picnic en el patio de su casa. Aunque supongo que hubo más muertos.

¿Cómo vive Donetsk ahora? Sabemos que el “alto de fuego” ficticio está en vigor. Y el punto más calor alrededor de la ciudad es nuestro aeropuerto y sus localidades (en el noroeste de Donetsk), también sigue habiendo combates al lado de Peski (el pueblo al noeroeste de Donetsk) y Avdeeka (la ciudad pequeña al norte de Donetsk). Mientras que la mayoría de la población trabaja (si tiene trabajo, muchas empresas están cerradas), estudia o hace sus cosas, pasa por las calles con amigos y compañeros, la gente del noroeste de Donetsk corre peligro de ataques de artillería todos los días. Sobretodo tienen que sobrevivir los raiones de Kievskiy y Kuybyshevsky. Mucha gente de allí no tiene ni gaz ni luz ni agua, los que viven al lado del aeropuerto, incluso obligan a hacer hoguera para preparar comida.

Cuando andas por el centro, sur o sudeste de Donetsk, nos cuesta imaginar que en otra parte de la ciudad reina el infierno. Hay personas que se transladaron a los raiones más seguros, pero la mayoría de jubilados o madres solas no tiene medidas para esto y tiene que confiar en Dios con todo corazon.
Existe una singularidad que distingue la RPD de Ucrania: nos encendieron la calefacción en el plazo fijado: el 15 de Octubre, mientras que en muchas ciudades ucranianas la población se seguía helando y tenía que utilizar calentador.

En la mayoría de los raiones hay luz, agua frío y caliente, gaz, trabaja el transporte público, es decir, la ciudad intenta funcionar como en el tiempo pacífico, excepto del noroeste. Claro que hay muchísimas problemas con el dinero contante, Ucrania nos cerró casi todos los bancos, sólo funciona el “Sberbank”. Antes trabajaban más de 10 bancos, ahora – sólo uno, resulta que mucha gente no podrá sacar dinero del cajero, aunque tenga la tarjeta. Y los cajeros automáticos de «Sberbank» ya no aceptan las tarjetas de otros bancos. También reina una gran confusión en el sistema de pensiónes. Como Donetsk ya es una parte de la República Popular de Donetsk, Ucrania no paga nada, hasta no quiere satisfacer sus deudas, y los jubilados tienen que esperar a que la república joven tenga bastante medidas para los pagos sociales. Por desgracia, ahora la RPD no dispone de dinero, sin embargo se empezaron a pagar salarios a los profesores y médicos, pero no a todos.

Se venden bastante productos en las tiendas, como si no hubiera ocurrido nada, trabajan casi todos los supermercados principales, también se realizan actos culturales. Y me parece que Donetsk siempre vivirá a cualquier precio, el poder nazista de Kiev no logrará derrotarnos, porque todo lo ocurrido nos ha templado muchísimo. Además creemos en el futuro claro de la República Popular de Donetsk.