La Unidad Popular contra el Bipartidismo y por la República / Al Servicio de la República ASR

Posted on 2015/05/31

0


Monumento a los heroes de la libertad en A Coruña


1

El bipartidismo en España no es solamente un sistema con un cierto número de partidos (2), PP y PSOE, pues siempre fue cosa de más de dos partidos —no olvidemos a CiU, PNV, UPN, incluso la IU que no ha tenido por prioridad político electoral la república—. El bipartidismo PPSOE es sobre todo una forma de referirnos al un régimen salido del pacto con los franquistas, que bajo formas democráticas no cuestiona la impunidad de aquel régimen, ni el papel del entramado de grandes empresas que se lucró con la dictadura, ni un sistema judicial condicionado por esa impunidad, unas indeseables relaciones con los EE.UU, un papel de la Iglesia inaceptable o unas relaciones con la Unión Europea que nos deja de rodillas en política económica y nos arrebata toda independencia, todo ello bajo la tapadera de una monarquía. Estos puntos son claves para poder comprender la actual relación de fuerzas en el sistema politico español y son el elemento realmente sustantivo que hay detrás de la palabra bipartidismo.

Para poder efectivamente hablar de fin del bipartidismo se debe poder considerar que esos condicionantes clave han desaparecido. ¿Lo han hecho? No. Peor. Todos estos grandes temas apenas son considerados como aceptables en primera línea de la política y ni siquiera han sido materia para forjar unidades o candidaturas, al menos así formulados. Y otra cuestión, el retroceso del PP en muchos lugares, o incluso del PSOE, no se ha traducido en un final de la influencia de estos partidos. El PSOE sigue siendo vital para poder desplazar al PP de sus posiciones de poder. De ser parte del problema, el PSOE asciende a la condición de partido «necesario». ¿Ha variado su posición el PSOE en temas clave de política económica, laboral, derechos sociales, de relaciones con la OTAN , con el TTiP, con la Unión Europea, respecto de las nacionalizaciones, de la reforma de la constitución en el asunto del deficit? La respuesta es claramente no, no está dispuesto a cambiar nada de eso y es muy amplio además el de los partidos que no cuestionan nada de esto. Es por ello que afirmar que el bipartidismo está en crisis es errónea.

Lo que puede pasar es que, de no formarse un centro de gravedad político en el entorno de la unidad popular, la lógica del sistema persistirá. Acabar con el bipartidismo no es sustituir un sistema de dos por uno de cuatro, sino en el caso español poner fin a la lógica y condicionantes de este sistema.

Es preciso construir una coordinación política de alcance estatal con el objetivo de la Ruptura con el régimen. ¿Sacar al PP de las instituciones y gobiernos? Por supuesto. ¿Dejarle la iniciativa política al ciudadanismo? De ninguna forma. Es vital forjar entre todos una alianza de ancha base, que por la claridad de su posición y de sus objetivos se convierta en un referente de todos los que desde abajo quieren la ruptura. Y digo desde abajo porque está comprobado que desde las direcciones no se quiere. Esto es muy importante. Las direcciones de los partidos que desde 1978 han renunciado a cuestionar seriamente este régimen y a plantear la república como eje político son las mismas que no han estado a la altura de la situación y que han cedido la iniciativa ideológica al ciudadanismo.

Necesitamos un Frente Popular, llamémoslo como lo llamemos: sobre bases claras, con objetivos claros, con propuestas concretas, con la vista puesta en la derrota de este régimen. Y si Podemos, el aparato de IU o el PSOE consideran que no toca todavía, allá ellos. Es suicida la propuesta de IU de pactar con Podemos directamente: la propuesta debe ser más amplia, pues somos muchos los que no estamos ni en IU, ni en Podemos. La Unidad Popular es mucho más amplia que ambos grupos, y se construye desde la claridad y para vencer a este régimen, no para lograr un espacio en este tinglado. Y no, no es la unidad popular una suma de siglas, sino una suma de voluntades, transversal, donde cada uno pone al servicio de la causa lo mejor que tiene, no se veta a nadie y se respeta a todos.

Como republicano tengo que decir que no veo otro camino para la República que la derrota política y social de este régimen. Y éste, un gran frente de unidad similar a lo que fue el Frente Popular, es el único camino. El  referendum es un absurdo sencillamente.

o-0-o

Cuando Aguirre dice que Podemos es contraria a la Democracia Occidental ¿qué quiere decir? Esto se debe explicar, no poder explicarlo con libertad y con todas las palabras es ya de por sí una derrota. Aguirre dice eso porque desde el punto de vista que ella defiende «democracia» es igual a la forma que adopta el capitalismo en el mundo anglosajón. Democracia es igual según ella a Mercado Libre. Propiedad, Mercado, estado mínimo y libertad basada en la propiedad, eso es lo que quiere decir Esperanza Aguirre cuando dice Democracia Occidental. La cuestión es si realmente es verdad que eso que tanto le preocupa está en peligro o no. Y la respuesta es que no está en peligro, porque prácticamente nadie se atreve en público a explicar esto, llamar a las cosas por su nombra y, en la práctica, han interiorizado que no se puede cuestionar la «democracia occidental» y ocultan y callan las contradicciones de clase.

o-0-o

¿cómo se puede derrotar al régimen del 78? Pues en primer lugar venciendo política y socialmente al bloque de poder que lo sostiene, que tiene por elementos políticos clave al PP y derivados (Ciudadanos) y al PSOE. ¿Y cómo se puede lograr eso? Para ello es preciso PASOKIZAR al PSOE. El PSOE es ahora vital para desplazar al PP, pero sigue siendo vital en el sistema. ¿Cómo se le pasokiza? Haciendo que estallen sus contradicciones de clase y discurso: puestos a tener que escoger entre apoyar al PP o hacer políticas de izquierda reales, el PSOE se suicidará con toda seguridad marchando a la gran coalición con el PP. Ese escenario solamente se dará si cuestiones clave sistémicas están en peligro.

0-o-0

Los nuevos partidos son un lavado de cara; son un dejar atrás el lastre ideológico y las resonancias del pasado; son la pretensión de una sociedad donde la lucha de clases es negada y los ecos del franquismo y el comunismo/republica han sido borrados. Podemos y Ciudadanos son simétricos en ese sentido. Nos pastorean a una sociedad de tipo norteamericano, desideologizada, sin izquierda y de rodillas, sin esperanza ninguna de que las cosas puedan ser de otra forma.

¿No sorprende acaso el anticomunismo que se percibe? ¿A qué tanto odio, tanta inquina, tanto miedo? ¡Pero si los comunistas ni se atreven a mostrarse como tales y son una fuerza menor! La respuesta es clara, no se trata de que existan con mayor o menor fuerza, sino el hecho de puedan existir como fuerza social y política, y como la explotación sigue, el peligro es que las protestas cristalicen en una alternativa sistémica. No es sólo el comunismo, es cualquier visión alternativa que identifique las contradicciones de clase y pueda orientar la lucha. En el caso español, la memoria de la República y la lucha contra la impunidad franquista levantan sudores fríos y un odio visceral en la derecha.

No basta con desplazar al PP. Es preciso derrotarles a ellos y al PSOE y a los repuestos que les han salido. IU ha estado muy equivocada y en un camino erróneo, pero era/es la encarnación del comunismo y una cierta moral de resistencia. El % de voto «residual comunista» que llaman los politólogos, cristalizaba en entre el 4 y el 8%, con picos arriba, que las direcciones se equivocasen o estuvieran neutralizadas no es suficiente, se quiere destruir esa fracción de voto, dispersar a esa población y para ello nada mejor que triturar la cristalización en candidaturas de ese sentimiento. El ciudadanismo es, por ello, letal, y responde a una necesidad del sistema para reconducir las luchas; Podemos está absorbiendo el deseo de resistencia y plantea un programa que desprecia a la izquierda y quiere destruir su núcleo esencial, la identidad, los símbolos y los valores.

2

No aflora la República en las propuestas, en el lenguaje, en las candidaturas, en los debates por la unidad. Y los que se suponen que han de defenderla se limitan a pastorear manifestaciones o manifiestos donde pasear y entretener a la gente, que acaba desmoralizada por no ver una salida. Estamos viviendo una nueva transición en la que una vez mas la República es la invitada a la que se le cierra la puerta. Quieren enterrar la republica como esperanza, como proyecto, como objetivo, porque implica un cambio de verdad, una ruptura y todo lo que se plantea ahora son apaños, pues en realidad renuncian a mirar la realidad de cara y actuar en consecuencia. Vamos a resistir, claro, pero la diferencia entre la victoria o la derrota de la República está en que lo hagamos colectiva y organizadamente o en que lo hagamos individualmente uno a uno en un nuevo exilio interior. No hay dirección política ni coordinación alguna en el sentimiento republicano que une transversalmente a tantas personas en todas partes.

3

Hemos de construir entre todos un frente de unidad, de coordinación o como queráis llamarlo, de todas las candidaturas de unidad popular… para dar la batalla de las generales pero también para ayudar sacar adelante las luchas locales. Acción local con Coordinación estrategica. UN FRENTE amplio, con un programa sencillo, ilegalización del franquismo, anulación de la ley de amnistía, fin de la impunidad, anulación de referéndum de sucesión franquistas, mas un programa social y otro de intervención económica. A Podemos como a cualquier otro partido hay que tratarlo sobre la base de puntos muy concretitos de programa: ¿anular la ley de amnistía? ¿Ilegalizar el franquismo? ¿nacionalizar las eléctricas? ¿Oponerse al TTiP? ¿Juzgar a Martin Villa? En fin, unas cositas sencillas.

4

El susto de la caverna pepera es sorprendente… ¡¡¡Soviets en Madrid!! Han enloquecido. Están tan acostumbrados a tratar con el PSOE y con el aparatillo postcarrillista que cualquier cambio les aterroriza.

5

Es preciso construir un Frente sobre la base de coordinar a todas las personas y grupos que han confluido en las candidaturas de unidad popular que se han formado, coordinando todo ese movimiento. Un Frente de Ruptura, porque sin Ruptura no se podrán hacer las políticas sociales que se precisan. El PSOE va a querer condicionar los apoyos municipales a los autonómicos y viceversa, y rebajando las demandas sociales y apagando las estructurales. La estrategia republicana debe responder. Hay que plantear programas y medidas de izquierda, y emplazar públicamente a apoyarlas. Y si el PSOE no las apoya debe hacerse claro y público que ellos están abriendo de nuevo la puerta al PP. Construir un Frente a la izquierda del PSOE, mantenerse firmes, y dejar que la lógica de clase se imponga lo que llevará al PSOE a los brazos del PP (se pasokizará) lo que permitirá dar la batalla en términos más claros para la izquierda por la ruptura.

6

el PSOE ya no necesita pactar con el PP. Esto solo era necesario en caso de que estuviera en peligro el tinglado y ya no lo está. El PSOE aparece ahora como el gran salvador frente a los malos del PP, sus votos son precisos para desplazar al PP de ciertos lugares. Ha cambiado la situación. Y CxS es la nueva bisagra. El PSOE se ha reforzado y no corre peligro de pasokizacióm

7

El PSOE es parte consustancial de este régimen. Olvidar eso es suicida. Aquí el camino pasa por articular en un Frente Popular —como quiera que se llame— a toda la resistencia social y política. Para poder aplicar un programa social de emergencia como el que se precisa hay que poner en cuestión cosas que el PSOE no está dispuesto a aceptar. Las candidaturas en las comunidades autónomas que pueden desplazar al PP se van a ver sometidas a mucha presión.

8

O sea, que el gran cambio podemita consiste en que ¡el PSOE vuelve a ser necesario para sustituir al PP!

9

IU PCE reventó cualquier posibilidad de construir un Frente Popular y alejó la República como eje de unidad. Se plegó a la hegemonía ideológica del ciudadanismo, creyendo que podría cabalgarlo. Como grupo osciló entre intentar encabezar el 15M o en quedarse como estaba administrando su papelito en el régimen de la transición (caso de IU Madrid). El resultado ha sido letal. Su fracaso rebasa con mucho las fronteras de sus siglas. Pero el camino de la izquierda es otra cosa. En muchas alianzas y plataformas locales, gran numero de cuadros de izquierda han participado y aportado su experiencia y su empuje, son una semilla de futuro. La Lucha continua. Han sido derrotados los aparatos de IU que llevaban años tragando con el régimen, y los daños colaterales son inmensos. No basta la derrota del PP en algunos sitios para compensar ciertas cuestiones. Solamente hay un camino. Un Frente de Resistencia lo mas amplio posible, desde abajo, y la Tricolor por arriba.

10

En términos de clase, todo aquello que representa el PP está consolidado y con recambio sobrado. En términos republicanos el resultado aporta estabilidad al régimen.

11

Sobre encuestas de a pie de urna.
1º El PP pierde representación y mayorías absolutas
2º Ciudadanos —mezcla de neoliberales y extrema derecha— no alcanzaría apoyos suficientes para hacer bisagra con el PP.
3º El PSOE cae pero sus resultados les vuelven imprescindibles para cualquier derrota del PP y formación de nuevas mayorías.
4º Las candidaturas de unidad popular estarían obteniendo un buen resultado.
5º Derrotas del PP en Madrid y Valencia tendrán consecuencias importantes caed e confirmarse.

Las encuestas marcan una primera conclusión. El PSOE y sus concejales serían necesarios para poder desplazar al PP. Los resultados previsibles no permiten hablar de derrotas del poder del PP sin contar con los resultados del PSOE. Esto es un dato objetivo.

12

Antes de abrir urnas.
No tengo mucha confianza en que se obtenga un buen resultado general en estas elecciones. Tal vez localmente en algunos sítios, pero las claves del resultado sabemos cuales son: Madrid y Valencia marcarán la derrota o no del PP, tanto en locales como autonómicas, deben ser batidos en esos lugares, es fundamental. Si solos o en compañía de otros logran mayorías, la situación se va a poner terrorífica, más todavía que ahora. La posibilidad de que ocurra es real. El espectáculo de división de las fuerzas de izquierda o pretendidamente alternativas es inaudito, y la confusión entre los votantes es grande. Sobre la inexistencia de candidaturas republicanas o abiertamente republicanas más allá de lo local (Coslada, Arevalo, Mongat y muchos otros sitios) que puede decirse, es vergonzoso. Se ha estado jugando al mismo juego que el poder quería, negando los valores y la identidad de la izquierda precisamente cuando los ataques y las descalificaciones mas brutales desde la derecha se han prodigado como nunca. Me llevaré una alegría sinceramente si la lista de Carmena y Mauricio en Madrid logran cambiar la situación en Madrid, pero no se puede dejar de olvidar quien es Carmena, un cuadro de origen carrillista, en la órbita del PSOE —pues compartir fundación con Felipe González es indicativo de ello—, en la práctica representa un retorno del proyecto aquel de Nueva Izquierda que acuchilló a IU en los noventa. No debe olvidarse nada de esto. ¿Que es preciso derrotar política y socialmente al PP y cuanto representa? Vamos, no tengo la menor duda, pero ilusiones pocas. Tenemos la izquierda que el sistema quiere. Y así no se va a ninguna parte.

Tras estas elecciones, en mejores o peores condiciones, quedará una oportunidad. La de formar un gran frente de resistencia, un frente de unidad donde la República no esté ausente y donde puedan honradamente participar todos los grupos que compartan la sensación de emergencia que vivimos, la necesidad de un programa social de choque que haga frente a la situación y un plan de ruptura política con este régimen que sólo puede ser republicano. Esto es cómo lo vemos algunos, los pocos o muchos republicanos que no nos hemos rendido, que no tragamos con el discurso ciudadanista y que no renunciamos al hilo rojo de la memoria. Pase lo que pase en estas elecciones que no decaiga el ánimo. La impunidad de los verdugos acaba por envilecer a los pueblos. Que nadie se sorprenda de que millones de personas en estas elecciones sigan votando a los corruptos y a esta caverna monstruosa. A todos cuantos honradamente hayáis luchado por cambiar las cosas, equivocados o no, mi mayor respeto. A partir de mañana se abre una nueva etapa de la lucha y los republicanos no faltaremos a la cita.

13

IU de Madrid debería retirar su candidatura al ayuntamiento y hacer un llamado a la unidad en las Generales

Estan lejos de poder entrar y su presencia en las candidaturas no va a resolver nada. Un fracaso ahora en la candidatura no les afectará a ellos solamente. Deben actuar con grandeza de miras. Deben retirarse.

Deberían parar, hacer una declaración serie y solemne y decir que la retiran para ayudar a concentrar el voto en los mejor situados con el objetivo conjunto de DERROTAR a la DERECHA. Y aprovechar para hacer un llamamiento a lograr una candidatura unitaria de RUPTURA con el Régimen en las próximas Generales.

Eso es lo que deberían haber si tuvieran un poco de sentido común y estuvieran dispuestos a luchar por la victoria y a recuperar la iniciativa ideológica y su credibilidad. RETIRAOS en Madrid CIUDAD, Llamad a un Frente para las generales. Ayudad a derrotar a la Derecha.

Como republicano y firme partidario de la ruptura con el régimen he de decir que no me fío nada de Ahora Madrid y su parte podemitico-quincemema, pero el Horror que supondría una victoria del PP (sólo o en compañía de otros) es de tal magnitud que nadie en su sano juicio debería estar dispuesto a asumir la responsabilidad de dividir y favorecer que ganen. Hay que asumir los errores. Y una forma de recuperar credibilidad es saber hacer lo correcto en el momento correcto. IU de Madrid ha cometido errores, no han sido los únicos, también Ahora Madrid y Podemos, nadie está a salvo. Es hora de empezar a enmendarlos. Los sacrificios hoy son la base para la unidad de mañana.

#unidadpopular #frentepopular #republica #podemos #bipartidismo #republicanos