10/06/2015 Tras las elecciones: «Perspectiva general tras los primeros acuerdos de gobierno en Andalucía y Madrid» [Al Servicio de la República]

Posted on 2015/06/10

0


Monumento a los heroes de la libertad en A Coruña


[Al Servicio de la República  10 de junio de 2014]

Tras las elecciones el plan neoliberal sigue incólume y el régimen más fuerte. Madrid y Andalucía resumen bien la situación.

Los republicanos no vamos a mirar atrás, no vamos a reprochar nada a nadie, es la lealtad a la República hoy, lo que cuenta para poder construir el futuro.

En pocas palabras:

1 Perspectiva general tras los primeros acuerdos de gobierno

Las elecciones últimas han reforzado al régimen. Un año después del cambio de titular de la Corona, la monarquía no está ya en cuestión, la dependencia de EE.UU es creciente (Morón supone una nueva prueba del estado de nuestra soberanía nacional), la Iglesia es incuestionada, la política económica sigue transferida al ámbito del BCE sin que nadie lo discuta y las leyes represivas no son objeto de discusión electoral. Los instrumentos políticos principales de la oligarquía, el PSOE y el PP, siguen siendo parte imprescindible de cualquier gobierno local o autonómico, y la fuerza nueva emergente, los neoliberales neofalangistas de Ciudadanos, les dan apoyo de geometría variable a necesidad; Podemos ha decretado el fin de la Izquierda por «obsoleta», «viejuna» y por ser un lastre para «ganar». Los resultados en las elecciones locales pueden suponer un alivio a la presión en algunos lugares, pero a nivel global, no se han logrado frenos a las políticas neoliberales en marcha.

Podemos e IU son en gran parte responsables del desastre que se avecina con la consolidación del régimen y la continuación de las políticas neoliberales. Al negarse unos y otros a establecer una amplia alianza que sumase a toda la movilización social en un proyecto conjunto, han sembrado la división, atomizado la rebeldía y favorecido la lógica del sistema que desea a toda costa destruir a la izquierda social (la izq. política está en ello). PP, PSOE y Ciudadanos son parte del mismo bloque de intereses, su lógica de clase es la misma y en temas clave coinciden plenamente. Olvidar la tensión izquierda derecha es un absurdo que nos lleva al neofalangismo de Ciudadanos y a que arrasen lo poco que queda de resistencia popular. Solamente hay una salida. Reorganizarse a partir de la confluencia de hecho que se ha dado por abajo en las candidaturas de Unidad Popular y que todas las fuerzas de izquierda que queden abandonen su postración ante Podemos y ayuden a crear un nuevo Frente Popular. La cosa no pinta bien.

Aquí no hay más salida que desde las candidaturas de Unidad Popular construir un Frente amplio de resistencia —el nombre es lo de menos— que ponga las cosas muy claritas y tenga la República por objetivo. La propuesta de IU Federal (A. Garzón) de candidaturas conjuntas sigue siendo deudora de la iniciativa político-ideológica de Podemos, en vez de apostar con fuerza por converger en un Frente Popular que obligue a todas las fuerzas a situarse. La dispersión en la izquierda es máxima, precisamente cuando el régimen logra mayor estabilidad gracias a su nueva arquitectura variable.

En 2006 escribimos esto:
«La propuesta de las candidaturas republicanas unitarias es el camino del futuro; sea ahora o más tarde. En su formación la gente participará abiertamente, los cuadros de los partidos que lo sean mostraran el camino y sus argumentos en dialogo con la realidad y con los otros partidos y fuerzas, la experiencia de participar, confrontar, dialogar, construir un programa conjunto, coordinarse, sentir que no se está en solitario, sino formando parte de un movimiento republicano de amplia base será una experiencia muy pedagógica, muy útil. Se trata de hacerlo desde abajo, desde la sensibilidad de los que en cada pueblo y ciudad estamos dolorosamente hartos de tener que escoger entre votar los mismos de siempre o no votar… ¡¡¡ queremos candidatos republicanos fiables en nuestra ciudad ya!! Y queremos que las candidaturas sean abiertas, realizadas por comités y asambleas ad hoc, a ser posibles coordinadas en todo el estado, que no sean obligatorias, sino que se lleven cabo donde la relación de fuerzas lo permita y existan los ciudadanos y ciudadanas dispuestos a participar. No son la única batalla a librar, nadie afirma eso, pero el camino de reconstrucción de la izquierda que lucha pasa también por superar estos retos.»

2

Tras las elecciones últimas los gobiernos de hecho de Madrid y Andalucia no cambian: el apoyo externo es de tendencia neoliberal y por ello solamente reforzará esta línea. Tenemos al PSOE andaluz, con su trayectoria conocida, prisionero de la derecha y a la izquierda dividida e impotente, sin que la emergencia por abajo de la «unidad popular» haya podido cristalizar en algo organizado y mínimamente capaz de acciones de conjunto. En Madrid, el gobierno de la Comundad, clave para dar apoyo o no a las políticas neoliberales del gobierno central, sigue en las mismas manos de la derecha neoliberal, esta vez renovada y con un liderazgo fuerte, cuyo único contrapeso es precisamente el de los talibanes neocon de Ciudadanos.

3

El PSOE andaluz consigue el apoyo de la derecha neoliberal neofalangista de Ciudadanos. Se ha impuesto la lógica de clase como era de esperar. Escena siguiente: con la incontinente extremista Aguirre fuera de combate, los neoliberales sin complejos de Ciudadanos podrán apoyar al PP de Cristina Cifuentes sin peligro para Rajoy. Cifuentes representa un poder frío y represivo, conoce muy bien la utilidad de la represión policial y se mueve en un discurso anticomunista menos pintoresco que el de Aguirre y por ello más peligroso. Esta es la situación. Planes neoliberales en marcha sin freno posible a la vista, más lucha ideológica contra la izquierda más fuerte que nunca. Lógica de clase pura y dura. Ahora que venga Podemos a decirnos que la tensión izquierda-derecha está obsoleta.

4

El PSOE, el PP y Ciudadanos son parte imprescindible del tinglado. Y la entrada de Podemos en plan «la izquierda es un lastre» ha venido de perlas para la estabilidad del sistema. Hoy el PSOE y Ciudadanos son las bisagras perfectas para que todo siga igual, mientras que los objetivos cínicos de Podemos no solo no se cumplen, sino que han destruido más que creado. La Unidad Popular, desde abajo y por la República, es el único camino.

5      Sobre Venezuela

Ultimamente no hay más que mentar a Venezuela para saber de que va cada cual. Chávez por romántico y Maduro por flojo no han hecho lo que tenían que hacer. Si Venezuela está como está es por los años y años de gobiernos corruptos, clasistas y racistas anteriores a Chávez, y porque la Republica Bolivariana no ha sabido meterse a fondo. Los Bancos, la Prensa y el poder financiero están completamente en contra de todo cambio. La clase media venida a menos tras la salida del poder de los partidos conchavados de Punto Fijo y la elite hiperrica del país, odian a la mayoría de la población por considerarles pobre sy mestizos y odiaron a Chávez por tratar con dignidad a todos y darles carnet de identidad y esperanza. ¿Que hay problemas en Venezuela, delincuencia, diferencias sociales y problemas de abastecimiento? Pues claro. ¿Donde no hay en America? ¿Donde está el dinero que recibió la Venezuela de CAP, el amigo de Felipe González que fundó la OPEP y fue el segundo exportador del mundo de petróleo’ ¿Donde está todo ese dinero? ¿En fábricas, hospitales, casas decentes, educación, en trabajo para los humildes, en escuelas? ¿Donde estaban los que ahora se quejan de la violencia cuando el ejército y la policía mataron a cientos y cientos de personas que bajaron por hambre y miseria un día de los cerritos? Venezuela solo tiene un camino, seguir adelante y ser fiel al proyecto bolivariano, no traicionarlo.