Breves: Del fin de la renta antigua y de los comercios tradicionales en nuestras ciudades / Pedro A. García Bilbao

Posted on 2015/06/11

0



MI solidaridad a todos los pequeños comerciantes que se verán en la calle con el fin de la renta antigua. El capitalismo feroz es quien les va a destruir. Con su liquidación las ciudades verán destruidos todos aquellos espacios históricos que ocupaban, de los que le dan personalidad e identidad a una ciudad. Los grandes beneficiarios de estas medidas del gobierno serán los especuladores inmobiliarios, las multinacionales y las grandes `franquicias. Otro crimen. Se calculan en más de 78.000 comercios históricos los que van a cerrar.

Cuando he visto en las listas algunos comercios que he conocido desde niño, de esos que siempre has recordado con cariño y de los que tienes unido al recuerdo de una dudad, me he visto golpeado por otra injusticia más. No hay derecho. Un comercio familiar, especializado, en algunos casos con un siglo de antigüedad, buen conocedor de su ramo, situado en el centro de la ciudad, con estilo y diseño histórico es un bien común, es un patrimonio cultural colectivo y debería ser protegido. En muchos casos ya pagan alquileres de cierta entidad, pero al ser muy céntricos la especulación lleva a exigirles precios delirantes en muchas ocasiones; algunas veces lo que se busca es desalojar para luego derribar el edificio.

La imagen del anciano casero que recibe un magro alquiler es muchas veces falsa; los caseros «de renta antigua» fueron los primeros en caer, y en cualquier caso toda actuación por proteger a los comercios históricos les debe amparar a ellos también al tiempo que pongan coto a los desmanes de los especuladores. Mañana seremos todos un poco más pobres, nuestras ciudades mas tristes y despersonalizadas y nos sentiremos más indefensos ante la injusticia. Es preciso poner a salvo de la especulación nuestras ciudades y a nuestra gente. Les han condenado. A ellos también.

Posted in: Novedades