Carta Abierta a Manuela Carmena: El Ayuntamiento de Madrid debe actuar contra la Complicidad franquista en la Deportación a los campos nazis / ASR

Posted on 2015/06/16

0



Carta Abierta a Manuela Carmena
El Ayuntamiento de Madrid debe actuar contra la Complicidad franquista en la Deportación a los campos nazis.
ASR / Pedro A. García Bilbao

Es lo que ocurre cuando la izquierda renuncia a sí misma y se limita a gestionar el descontento y a cabalgar las ilusiones de cambio, cuando se aparcan la firmeza y los temas clave que realmente inciden en la realidad y pueden causar problemas a la triunfal marcha del poder: que la derecha no traga, no cae rendida por el «buen rollo» y el «tono amable», por las estrategias de finos analistas para ocupar la «centralidad», basta con que se sientan levemente contrariados para que saquen todo su arsenal de cinismo y vitriolo para atacar donde haga falta. A los Santos Inocentes no se les va a permitir que sueñen ni por un día que son dueños de su choza.

La campaña contra AhoraMadrid fue sucia desde el principio. El PSOE es parte del tinglado y la IU Madrid estaba neutralizada hace años por voluntad propia, de forma que la irrupción de Ahora Madrid generó la tensión de lo imprevisible, de lo nuevo, de lo que todavía debe ser calibrado; así que si siempre ha habido mal juego, en este caso, la derecha sacó parte de lo peor de si misma.

La «izquierda» emergente ha ido renunciando a casi todo, pero la derecha no, su anticomunismo es feroz y palabras como república, laicismo, fraternidad o conceptos como fin de la impunidad del franquismo levantan un odio feroz, fruto del miedo que les causa afrontar el abismo sangriento en el que se fundó el régimen franquista, se sostuvo la dictadura y que hubo que negar en la Transición, para poder construir la democracia en torno a la impunidad. La izquierda ha renunciado a serlo, pero la derecha sigue siendo anticomunista, es una constante. Es normal, el comunismo no es una cuestión de tal o cual partido, sino un compromiso moral de primer orden con la dignidad humana, algo que odian y temen. Y en el caso español el odio alcanza a los valores republicanos y laicos. Es un odio profundo lo que tenemos enfrente en ciertos sectores de la derecha española, fruto de su pasado de crímenes y su miedo a verse algún día ante la ley de la República.

Nombrado el nuevo gobierno municipal, la derecha ha buscado todo tipo de elementos lesivos en el pasado de sus componentes. Han encontrado unos mensajes de twitter de hace unos años en los que el recién nombrado concejal de cultura repetía un impresentable texto que trataba con humor cruel el holocausto. Nada se aportó sobre el contexto de ese tuit; pudo incluso haberse hecho en el marco de una discusión para denunciarlo, pero daba igual. Envuelta en un aura perdonavidas y de pretendida vengadora del holocausto, la señora condesa campeona del anticomunismo hispano se tiró al cuello del nuevo equipo municipal con toda la prensa de derechas, es decir, toda la prensa, detrás.
En unas pocas horas el concejal dimitió de su responsabilidad recién adquirida, pero sin abandonar su nombramiento como tal concejal. AhoraMadrid ha intentado hacer frente a la crisis de forma confusa, acusando el golpe, intentado paliar los daños y cediendo en parte a la presión. El tema merecía una respuesta clara y contundente. Pero una respuesta en todos los frentes.

Las contradicciones de Esperanza Aguirre en el asunto de los nazis y el holocausto son tremendas. Todo lo relacionado con la deportación a los campos es un tema altamente sensible en España y que está completamente sepultado por la razón de estado, por la necesidad institucional de tapar las complicidades del franquismo en la deportación y el exterminio de miles de españoles; complicidades que llegan hasta el presente y causan pánico en las altas estructuras del poder. La dictadura franquista tuvo dos jefes de estado, uno fue Franco, el otro el Rey, y si la dictadura franquista colaboró en la deportación a los campos nazis —sin hablar de la matanza espantosa en España de los propios nacionales—, sus dos jefes de estado tendrían alguna responsabilidad; recordemos que uno de ellos vive todavía. En su delirio revisionista Esperanza Aguirre y toda la derecha española no se sienten aludidos por la complicidad franquista con el nazismo y sus crímenes. Habitan en un mundo irreal, desconectado de la historia y sus responsabilidades. Pero si lo hacen es porque la izquierda española realmente existente se lo consiente.
Manuela Carmena y su equipo podrían perfectamente dar respuesta a tan miserables muestras de cinismo político de Esperanza Aguirre. No es cuestión solamente de retirar la cartera al concejal imprudente, sino de hacer algo positivo en esta causa. Consentir que una escoria moral como Esperanza Aguirre asuma por unos minutos la bandera antinazi es una responsabilidad que está ya en el debe de Manuela Carmena y la inmensa cobardía política con la que Ahora Madrid se está estrenando.

Fueron muchos los madrileños exterminados en los campos. ¿Ha tenido el más mínimo detalle de humanidad hacia ellos el Ayuntamiento de Madrid o el gobierno de la Comunidad de Madrid? La respuesta es no, jamás los han tenido en consideración. Noche y niebla para ellos. Los nazis bombardearon la capital de España y fueron parte imprescindible en la derrota de la República Española; para el PP esto es algo que ni se plantean considerar, ha sido borrado de la historia. El estado franquista propició la participación de una división de voluntarios que prestaron juramento al propio Hitler y participaron en aquella monstruosa guerra de agresión y exterminio pero el estado español actual sigue rindiendo homenaje y consideración a tales sujetos. El estado español sigue considerando legal la retirada de la nacionalidad a los españoles prisioneros que acabaron en los campos y propició con ello su exterminio. La propia plaza de Cibeles vio al propio Himler ser recibido y agasajado por la clase dirigente española. Los discursos del entonces alcalde de Madrid, el conde de Mayalde, a su invitado superaron en abyección a los del carnicero nazi. Es tanta la conexión que abruma. ¿Quiere sacar el tema nazi Esperanza Aguirre? La pregunta es ¿por qué no lo ha sacado la izquierda institucional antes?

Como alcaldesa de una ciudad bombardeada por los nazis, Carmena tiene una obligación moral con los madrileños muertos en la deportación nazi, con los mismos que están ausentes del proceder de Esperanza Aguirre. El nuevo gobierno municipal debería apoyar las demandas de la Amical Mathausen y de las organizaciones comprometidas hace años en tan justa lucha; podría convocar lo antes posible una conferencia de prensa conjunta entre la alcaldesa y la Amical para apoyar la lucha por la Verdad, la Justicia y la Reparación hacia las víctimas del nazismo y hacer una declaración institucional en su apoyo; veremos entonces que hace la pretendida campeona «antinazi» Esperanza Aguirre. Es de justicia, es una obligación moral que el ayuntamiento de Madrid haga algo así. En la la misma Plaza de Cibeles, al lado mismo de la entrada principal del actual Ayuntamiento, las Juventudes Hitlerianas pasearon sus banderas orgullosos en el Madrid ocupado, las fotos son estremecedoras. Son los mismos metros de acera que cada día recorren los concejales. Es muy triste que las únicas veces que salen estos temas a ciertos niveles sea merced al cinismo miserable de la derecha española.

Hago una propuesta concreta. Apoyo pleno del Ayuntamiento de Madrid a la lucha contra la Impunidad del Franquismo y de denuncia de la complicidad franquista con los nazis; Declaración institucional del Ayuntamiento en favor de la Verdad, al Justicia y la Reparación para los deportados españoles y todas las víctimas del nazismo. Los deportados españoles siguen olvidados, despreciados y negados por el estado español. Manuela, ya sabemos que en tu equipo tienes gente capaz de hacer bromas crueles, ¿Tienes también personas con sensibilidad e ideas claras en este tema? ¿Vas a dejar que Esperanza Aguirre te de lecciones? ¿O estás dispuesta a apoyar como ayuntamiento de Madrid las justas demandas de los que luchan en favor de los deportados y buscan justicia? Somos muchos los antifascistas y somos muy razonables. Haz la prueba.

‪#‎AhoraMadrid‬ ‪#‎Zapata‬ ‪#‎ASR‬ ‪#‎ForoporlaMemoria‬ ‪#‎Manuela‬