Textos críticos: Podemos disidencia controlada / Urania en Berlín

Posted on 2015/06/16

2



Bueno, yo ya lo tenía claro ese entendimiento. Pero por si alguien necesita una aclaración…Hace unos días la prensa del régimen felipista sacó a la luz un documento redactado por el cabecilla “chavista” (sic) de la formación de moda en el país, Podemos, en la que dejaba las cosas bastante claras a sus fans (a los que siguen creyendo en el poder transformador y quién sabe si “transgresor” del politólogo podemita). El destinatario de la misiva coletera era el Financial Times, los gendarmes financieros y toda esa chusma que controla la rapiña económica de Europa. Pablo Iglesias, el Mesías del neocapitalismo “light”, explicaba en su panfleto en qué consistía su tan publicitado cambio por el cambio (o recambio o “cambiazo”), aquel eslogan que cocinaron los adictos de Felipe Gladio-GALzález en 1982 (consultar hemerotecas), ese que ahora anda de tournée por Venezuela para asistir a delincuentes que incitan al terrorismo callejero bajo el tutelaje de la CIA (¡si lo sabrá él que estuvo a sus órdenes¡). Bien, el coletas deja cristalino, para los amnésicos y esquizófrenicos muchachos socialdemócratas de Perico Sánchez y ultraderechistas atizadores de “soviets”, que su formación está en las antípodas de ser un movimiento obrero-vanguardista, rupturista y abanderado del criptocomunismo.

Understanding Podemos es la plegaría hortera que Pablo Iglesias Turrión ha lanzado a los jefes del capitalismo financiero internacional, con sede, esta vez, en Londres: entiéndanos, somos Podemos, no somos comunistoides ni enarbolamos banderas revolucionarias. Queremos capitalismo con rostro humano, del mismo tenor pero algo más maquilladito que el que suele poner en práctica Zara en Bangladesh. Así es, Pablemos afirma que “no son un partido revolucionario”. Ni siquiera, dice, somos asamblearios (traicionando” su supuesto modelo organizativo parido del 15-m), sino que se han autoinventado un término un tanto viejuno y encima oliendo a nacionalismo casposo franciscofranquista. La nueva milonga política de la fritura podemita es ser “nacional-soberanista” (el nacional lo pongo yo) y “limitar” el capitalismo de amiguetes. Pero ojo, sin tocar a los amiguetes de los amiguetes…para que ellos se conviertan en los nuevos coleguitas del capitalismo financiero “amiguete”. Ya lo entiendo.

Tal y como hizo en EEUU, bendiciendo entre otras cosas a la sionista, corrupta y podrida Reserva Federal norteamericana (que hay que tenerlos..), Iglesias deja claro, en el otro reino del gangsterismo económico, el londinense, que eso de las (inexistentes) luchas sociales no es más que un cuento, que la verdadera motivación ciudadana es “defender el continuo desgaste de la soberanía nacional”. Este tosco y clarificador discurso filibustero de Iglesias desmonta cualquier componente ideológico “marxista” asociado a la formación morada que algunos tolilis (izquierdosos) siguen cantando, tanto que el propio Coletas sentencia que su proyecto no tiene nada que ver con un modelo de “transición al socialismo” o al “marxismo revolucionario”.

Ellos (y el clon griego) son herramientas de disidencia controlada (se hacen llamar, cínicamente, ahora, partidos “soberanistas”) creados desde el mismo sistema para dividir y…vencer. A Izquierda Unida, lo estamos viendo, le han dejado fundida pero vamos que no la conoce ni la madre que parió a don Programa-Programa, Julio Anguita, tanto que el pobre Alberto Garzón (qué es más inteligente, menos populachero y mejor formado que el titiritero coletero) está mendigando árnica y agua al muñeco podemita. Del sorpasso de Pablemos al PPSOEGAL, está por ver…pero es poco factible. Lo importante, en la jugada maestra del sistema que ha dado lugar al actual estado de cosas, era desactivar la rebelión social con un perroflauta podemita, hábil charlatán con capacidad para encapsular el descontento en las calles. Hecho. Y…en Grecia, por otra parte, sucedió exactamente la misma calcamonía: los de Syriza aglutinaron las protestas (más combativas y ruidosas que aquí) pero ahora andan mareando la perdiz con Bruselas y al final pagarán al FMI, contante y sonante, lo que le deben, como benditos trileros que son.

Hace días, en el diario Público (uno de los medios patrocinadores de Podemos) andaban ligeramente nerviosos ante lo que llamaban el Pacto del Oscurantismo que los partidos del régimen castuzeril (PPSOE) y las dos nuevas adquisiciones de la democracia del “Preparao” (PODEMOS – Ciudadanos) estaban intrigando a escondidas, entre bambalinas, en el cuarto trasero o en el reservado del putiferio borbónico. La transparencia de la que tanto había presumido el Coletas, meses atrás, se estaba convirtiendo en las viejas prácticas de toda la vida del neofranquismo “democrático”. En definitiva, cuatro jinetes del apocalipsis estaban conspirando, una vez más, contra el Pueblo. “Pa” no variar…

  • El timo izquierdista de Podemos

PABLO IGLESIAS: DEL “YO SOY COMUNISTA” AL YO SOY CRIPTOCAPITALISTA

Desde los cuarteles generales del régimen biparticida se viene insistiendo, machaconamente y desde el “big-bang” Podemos, que esta formación es una suerte de chequistas sin escrúpulos, camisas pardas y peligrosos “rojelios” con aroma a secuaces de la Lubianka o, qué digo yo, guerracivilistas del 36. Toda esa pléyade de carroñeros, soltando baba de resabiados franquistas o socialgalosos del borbonismo, dan verdadera lástima si no fuera porque en el trasfondo de su discurso late una bien calculada estrategia para, supuestamente, ¿no perder? sus derechos de pernada capitalistas. A pesar de la propaganda de sus medios para hacer una diana permanente contra Podemos, este último grupo político ha demostrado, en los últimos meses, que es de todo menos alguien que vaya a poner patas arriba el actual estado de cosas. Podemos es un cirujano que promete un abordaje político-económico moderadamente invasivo pero, como mucho, no llegará más allá de una laparoscopia de salón. Esto es, ni de lejos cumplirá los sueños delirantes que andan propagando algunos correveidiles mediáticos y los propios corruptores de Estado.

Pero vamos a ver, si hasta Hernández Mancha (antecesor de Rajoy y Aznar en el PP) está comedidamente sublimado con el “fenómeno” Podemos. Bueno, y qué decir de Jorge Verstrynge (otro que estuvo en las filas del PP, como secretario general de los herederos del Caudillo), quien era uno de los nazis más potables de ese partido, se travistió posteriormente hacia el neolepenismo izquierdista hasta llegar a simpatizar con el entorno podemita. Esto es tropa trepa y lo demás tonterías. Ya estoy viendo a Pablito Tuerka….departiendo en la Zarzuela con sus santidades realísimas borbónicas y cerrando acuerdos con papaíto Obama (o quien le suceda) y el Estado israelogenocida. Lo que no sé es si es si Iglesias se cortará la coleta “a lo taurino”. Todo a su debido tiempo. Qué más quisiéramos que cambiar el sistema capitalista, le rezaba Iglesias a Évole hace unos días. ¡Claro!, cómo que Pablo y su banda van a jurar su cargo ante el IBEX35, como todo dios (y ya veremos si no pinta un crucifijo..y una biblia).

El viraje ideológico de Podemos, o al menos de sus tres “cabezas pensantes” (Pablo Iglesias, Iñigo Errejón y Juan Carlos Monedero) ha consistido de explicitar una vaga simpatía y adhesión, en el pasado, hacia países como Venezuela o Cuba y defender unos postulados más o menos pseudoizquierdosos, cuando no cantaban los votos lógicamente, a proponer un capitalismo con rostro “humano”, al que quieren teñir de socialdemocracia desvergo-avanzada. Hasta la caspa del sistema censitario neoliberalicida le tiene que recordar al chavismo-capitalista de Podemos que no tienen “ideología” (es decir, que estos tipos “neutros” de Podemos se han convertido en abrazafarolas de ese sospechosísimo “no somos ni de izquierdas, ni de derechas”). ¿Entonces qué coño son, con perdón?

IÑIGO ERREJÓN: DE LA DEFENSA DEL “CASTRO-CHAVISMO” AL SI TE HE VISTO (VENEZUELA) NO ME ACUERDO

La, llamémosle, cínicamente, descomposición ideológica “rojelia” de Podemos marcha a todo vapor. Si hace unos días Pablo Iglesias le cantaba a Jordi Évole su intención de no pasar por la piedra al régimen monarquicida y, menos, su capitalismo del parqué del mercado de valores (algo que tampoco calmará la desesperación agónica de sus exacerbados detractores postfranquistas) le ha tocado el turno a Iñigo Errejón, un trosko-chavista del siglo XXI, quien acudió a Falsimedia (a un encuentro digital con el periódico pronorteamericano de la mañana, ELPAÍS) para publicitar a Podemos y dejar las cosas bien claras (por si no habían quedado). El titular de la entrevista no dejaba lugar a la duda: Venezuela “no es un modelo para España”, defiende uno de los fundadores de Podemos. Respirarán aliviados en el periódico que más se ha destacado por lanzar sistemáticas campañas de descrédito, acoso y derribo hacia el régimen venezolano.

Iñigo Errejón comparecía ante los esbirros de don Polankone II días después de que un editorial del mismo periódico soltase algunas lindezas contra Podemos, tachando a sus líderes de “delirantes”. Lo más lógico, si tienes algún tipo de decencia o coherencia ideológica, era haber vetado a un medio que, además de calumniador, fue un probado pasquín golpista el año (2002) en que se ejecutó un golpe de Estado, el CIA-carmonazo, contra el presidente venezolano Hugo Chávez. Errejón, no hay que olvidarlo, ha viajado más de una vez a Venezuela, donde ha sido entrevistado en el canal oficial “chavista” para defender el proceso bolivariano. Pero, mira por donde, la ecuación “meteórico ascenso electoral-abandono del barco ideológico” (una ideología trampera, por otra parte) siempre funciona como un reloj suizo y…si hay que rendir pleitesía a Intereconomía (como hizo en su día Iglesias), adelante hombre del seiscientos, la carretera electoral es tuya.

JUAN CARLOS MONEDERO: MARXISTA DE GARRAFÓN ALIÑADO CON ANTICOMUNISMO CLÁSICO

Monedero, otro habilidoso charlatán de Podemos, supuestamente marxista, también se ha despachado a gusto contra algo que nunca ha profesado, ni él ni Pablo Iglesias: el comunismo. En otro alarde de miserabilidad oportunista Monedero se justificaba (¿de qué?) ante sus oponentes televisivos de la EiTB vasca: el peneuvista sobrevenido antimonárquico Anasagasti y dos innombrables pesebreras del régimen, una de apellido Zorrilla. El discursito del profesor iba por los cauces políticamente correctos hasta que apareció (de motu propio) en escena el Muro de Berlín y el Gulag soviético. La “libertad no se puede sacrificar a costa de la igualdad y crear muros de Berlín y gulags”, dijo el Monedero, con un discurso simplificador, de esos que saben a socialdemocraCIA y a agente a sueldo de los propagadores de la guerra fría. Monedero es así. Va calzando en cada programa que visita el Capital de Karl Marx y expidiendo carnets de pureza ideológica trosko-marxista, tanto que hasta algunos (Willy Toledo, al que recriminó, precisamente, esa “pureza” –pero no la troskista-) vieron pronto el pufo que se avecinaba y se abrieron del cuento político “neutral” podemita. Un “neutralismo” ideal para desencantados, hastiados y cabreados apolíticos que sólo buscan el recambio de unos corruptos por otros, de partida, menos trileros, que no van a cuestionar las bases del régimen. Vale, si se cortocircuita un poco el sistema…les aplaudiremos

Que no cunda el pánico. La Operación Isidoro II del CNI está en marcha.

Posted in: Novedades