Tanto el Sí como el No llevaban a una nueva imposición a Grecia / La posición del KKE

Posted on 2015/07/13

1



El gobierno del partido de “izquierda” SYRIZA y del nacionalista ANEL, promueve nuevas cargas antipopulares, inaguantables para la clase obrera y los otros estratos populares, contando con el apoyo del partido de derecha Nueva Democracia, del PASOK socialdemócrata (que gobernaron hasta enero ’15), del centrista “El Río”.
Así, en la noche del 10 de julio en la Sesión Plenaria del Parlamento, demandó ser “autorizado” para negociar un nuevo memorándum de medidas antipopulares, el tercero, planteando el dilema de continuar la política antipopular o de conducir a la quiebra del país y a la salida de la zona euro.
El primer ministro Alexis Tsipras defendió su propio memorándum, el memorándum Tsipras, diciendo, en realidad sosteniendo, que las medidas impopulares se toman con el fin de recuperar la confianza de inversores y de mercados.
A las 5 de la madrugada, 251 diputados votaron a favor de la propuesta del gobierno, mientras que el grupo parlamentario del Partido Comunista votó unánimemente en contra. En total hubo 32 votos en contra, 8 blancos y 9 ausencias.
Estos hechos, que desenmascaran y descubren una vez más el verdadero rostro del gobierno “izquierda-patriótico” SYRIZA-ANEL, fustigan también la actitud inaceptable de apoyo, que mantuvieron en los últimos meses diversas fuerzas en el extranjero, incluso algunos partidos comunistas y obreros, aparentemente en nombre de la “solidaridad con Grecia”.
Hablando en la Sesión Plenaria del Parlamento, en el debate sobre la prestación de “autorización” al gobierno para acordar el nuevo memorándum, el tercero, el Secretario General del CC del KKE Dimitris Koutsoumbas, recalcó dirigiéndose al gobierno:

“Siempre han sido ustedes partidarios del amoralismo político, del oportunismo, que significa en griego sin un análisis teórico más profundo simplemente arribismo, aventurerismo.

Hace apenas 10 días, en esta misma sala, el Partido Comunista recalcaba claramente en la discusión sobre la propuesta del referéndum el hecho de que ustedes estaban llamando al pueblo a participar en un referéndum con un “sí” y un “no” que tenían solo una aparente diferencia, ya que tanto el “sí” como el “no” son equivalentes a la aceptación de un nuevo memorándum, peor quizás de los que hemos conocido.

Han adaptado el “no” del pueblo al “sí” al nuevo memorándum.

Lo que se confirmó ya al otro día del referéndum, cuando los partidos políticos restantes, tanto los del “sí” como los del “no” concordaron acerca de un nuevo memorándum que será más duro.
Desde el primer momento, estábamos seguros de que esto ocurriría.
No por ser adivinos, sino porque la estrategia que ustedes tienen, el programa que tienen, la posición que tienen frente a la UE, a la zona euro, a las uniones capitalistas en general, la posición que tienen acerca del camino de desarrollo y frente al sistema al que desean servir, los lleva con exactitud matemática a luchar al lado de la CE, el BCE, el FMI, del gran capital, de los grupos monopolistas, por el cómo se hará el reparto, cómo le servirán a su rentabilidad, en última instancia cómo disminuirán el ingreso popular, abaratarán la fuerza de trabajo, cómo exprimirán al pueblo, para que la pasen bien los holgazanes del sistema.”

Haciendo referencia al dilema del Gobierno “política antipopular, es decir memorándum, por un lado, o Grexit por el otro”, el SG del CC del KKE subrayó:

“Por un lado, con el Memorándum Nº 3 tendremos una bancarrota real del pueblo, obviamente algo más ordenada, tendremos medidas antipopulares bárbaras. Por el otro, con el Grexit tendremos un empobrecimiento abrupto, la bancarrota del pueblo con la quiebra estatal, sin salida; pero igualmente dentro de los muros de la UE, del camino capitalista de desarrollo, es decir otra vez lo mismo.
Y aquí se encuentran las responsabilidades históricas de todos los demás partidos, hoy en día especialmente de SYRIZA que gobierna, en el que ha confiado el pueblo.
Para que exista una salida real de la crisis, un desarrollo en beneficio de los intereses populares, de los trabajadores, es necesaria la organización del pueblo, su preparación en todos los aspectos, hacen falta palabras claras, programas y posiciones claras para que él mismo decida encontrarse en el poder y así organizar la economía y la nueva sociedad fuera y lejos de uniones imperialistas, con planificación central, con propiedad social sobre la riqueza producida por la clase obrera y nuestro pueblo.
Todo lo demás son experimentos fracasados de gestión socialdemócrata, de gobiernos de gestión del sistema supuestamente de izquierda, dentro de los muros. Después de sembrar esperanzas fugaces y expectativas fraudulentas, lo único que hacen estos gobiernos, es llevar al pueblo a nuevos, grandes desengaños; al movimiento obrero a retroceder; a que las fuerzas populares se vuelvan más conservadoras, hasta extremamente reaccionarias”.

Haciendo referencia a la implicación del “problema griego” en las contradicciones inter-imperialistas, D. Koutsoumbas señaló:

“Muchas veces ustedes nos presentan como único rival al “duro” Schäuble, que representa un sector importante del capital alemán, y como amigos de Grecia a veces a los EE.UU., al FMI, a Francia ahora, enfocando en el tema de la reestructuración de la deuda estatal.
Ni el capital estadounidense, ni el francés, ni el alemán son amigos del pueblo. Todos ellos piden la masacre de los ingresos y de los derechos del pueblo. Sus rivalidades se llevan a cabo en el terreno de la crisis capitalista y de la desigualdad profunda que impregnan el núcleo duro de la zona euro. Compiten EE.UU y Alemania por la hegemonía en Europa, el FMI, Francia y Alemania por el futuro de la zona euro. Secciones del capital nacional, grupos industriales, bancarios y navieros están involucrados en este conflicto.
Mientras más nos involucremos en este peligroso enredo de grandes contradicciones, las perspectivas alternativas serán una pesadilla tanto si hablamos de un acuerdo antipopular-memorándum, como si hablamos de una quiebra estatal o un Grexit, o incluso de una posible guerra en la región más amplia.”

El Secretario General del CC del KKE destacó sobre los desarrollos futuros:

“A pesar del compromiso temporal, sigue siendo fuerte la tendencia de expulsar países. Esto no se refiere solamente a Grecia sino a todos los países endeudados.
El pueblo no debe elegir entre su bancarrota bajo el euro o bajo el dracma.
Para que se dé una solución favorable al pueblo se requiere una verdadera ruptura que no tiene nada que ver con la caricatura de ruptura que invocan ciertas fuerzas incluso dentro de SYRIZA cuando defienden la salida de Grecia de la zona euro exclusivamente.
Algunas fuerzas de SYRIZA, así como fuerzas nacionalistas, fuerzas reaccionarias, que sostienen desde otro punto de vista que la salida de Grecia de la zona euro, con una moneda infravalorada, dará un impulso a la competitividad y al crecimiento, con consecuencias positivas para el pueblo, le están engañando deliberadamente.
La perspectiva de Grecia capitalista con una moneda nacional no constituye una ruptura favorable al pueblo. Las fuerzas políticas que proyectan este objetivo como solución u objetivo intermedio para cambios radicales –como la “plataforma izquierda” de SYRIZA, ANTARSYA, así como otras fuerzas fascistas, de ultraderecha en Europa, están jugando objetivamente el juego de ciertas secciones del capital.
Así pues no vamos a elegir si nos llevaremos la quiebra bajo el euro o el dracma, a través de una devaluación interna o externa.
Por eso no elegimos ni el memorándum y el Grexit.
Porque existe una solución alternativa si seguimos en una dirección de ruptura con la UE, el capital y su poder.
Podemos abolir, por ejemplo, los compromisos con la UE que han provocado el estancamiento de la producción nacional, desde el azúcar y la carne, hasta los astilleros y muchos otros sectores.
Podemos utilizar las contradicciones entre los centros imperialistas y lograr acuerdos internacionales de beneficio mutuo para la Grecia del poder popular, que estaría desligada de la UE y de la OTAN.
Podemos abrir el camino hacia la satisfacción de las necesidades populares si avanzamos a la socialización de los monopolios, de los medios de producción, con una planificación central científica nacional de la economía”.

Por último, D.Koutsoumbas destacó que el KKE llamó al pueblo trabajador a organizar su contraataque en las calles y en los centros de trabajo contra las duras medidas que incluye el memorándum.
Cabe destacar que el mismo día, el 10 de julio, por la tarde el Frente Militante de Todos los Trabajadores (PAME) realizó en Atenas y en otras grandes ciudades movilizaciones masivas contra el tercer memorándum (de izquierda) de medidas antipopulares. En las movilizaciones participaron sindicatos, Comités populares, asociaciones y grupos de mujeres, organizaciones y comités de lucha de trabajadores autónomos y de pequeños comerciantes, estudiantes, todos aquellos que están siendo atacados por las medidas del gobierno de coalición. Todos ellos reafirmaron: “¡Basta ya! Hay otro camino, que está a favor del pueblo”.
Dimitris Koutsoumbas destacó desde la manifestación del PAME en Atenas: “No podemos perder más tiempo. El pueblo trabajador debe organizar ahora su lucha, sus demandas, organizar su alianza popular”

Posted in: Novedades