Reseña de libro: Mahdi Saleh, “Ibn Jaldún. El colapso de una civilización”. Editorial Fragua. Madrid, 2015

Posted on 2015/08/03

1



Saleh, Mahdi, Ibn Jaldún. El colapso de una civilización, Editorial Fragua, Madrid, 2015. pp. 292

La obra “Ibn Jaldún. El colapso de una civilización” de Mahdi Saleh es relevante y oportuna en el panorama sociológico español actual por tres razones: por darnos a conocer a un sociólogo que merece ser incluido entre los padres de la sociología; por su valor en cuanto a la rigurosidad del estudio; y por último, por su aportación al proceso de reflexión y crecimiento de las culturas occidental y árabe, y su confrontación desde el aperturismo y el diálogo.

La obra que nos ocupa es destacable, principalmente, porque Ibn Jaldún es uno de los padres de la sociología, poco conocido en el panorama sociológico español, aunque Ortega y Gasset le considera “un africano genial, de mente tan clara y tan pulidora de ideas como la de un griego”. Aquí se nos brinda la oportunidad de acercarnos a su obra. Ibn Jaldún es un valioso sociólogo del mundo árabe poco conocido en la sociología occidental a pesar de aparecer en grandes obras o diccionarios de sociología que lo citan como la International Encyclopedia of the Social Sciences, 2nd Edition, Cambridge Dictionary of Sociology 2006, Encyclopedia of Social Theory, The Concise Encyclopedia of Sociology . No lo citan la Blackwell encyclopedia of sociology o the Sage Dictionary of Sociology, tampoco lo cita Salvador Giner como menciona Saleh en su obra.
Segundo, a través de “El colapso de una civilización” nos asomamos de forma crítica a la obra de Ibn Jaldún con un gran rigor científico, de la mano de un sociólogo de origen árabe. Tuve la oportunidad de estudiar junto a Mahdi Saleh y destaco en él su capacidad de trabajo, ecuanimidad, humanidad, sentido crítico y diplomacia. La teoría social de Ibn Jaldún sobre la sociedad nómada y sedentaria, el mundo rural y urbano, los lazos y nexos sociales, las estructuras sociales, la feroz crítica de la historia árabe musulmana, etc. entre otros permite considerarlo como un inexcusable teórico social del S XIV-XV.
Y tercero, esta obra es importante sobre todo por el contenido y significado en sí para la contemporaneidad. Además de ser un buen tratado de sociología clásica, significa la irrupción de una voz crítica que en el contexto de globalización y choque de civilizaciones actual permite abrir puentes entre culturas desde la humildad y la autocrítica para un mayor crecimiento de las diferentes culturas. De este modo, se abre un camino para entender el periodo en que vivió Ibn Jaldún y también la actualidad cuando el autor lo rememora y trae al presente. Es este último punto el que me parece de gran validez por el contenido y la relevancia de Ibn Jaldún como crítico de una cultura, por el cuestionamiento de la identidad árabe desde la autocrítica de alguien que pertenece en cierto modo a ella desde lo híbrido de su identidad.
“Ibn Jaldún. El colapso de una civilización “se presenta además en una etapa de gran conflicto y choque entre civilizaciones desde hace ya décadas (Huntignton 1996) y en el anhelo de interculturalidad por parte del nuevo mundo globalizado. El mundo actual está inmerso en la globalización y así pese a la homogeneización aparente, se refuerzan las identidades particulares (Giddens 2007). El mundo islámico es uno de los ejemplos de esta exaltación de las identidades frente a las tendencias globalizadoras lo cual es recibido actualmente con gran recelo desde la mayor parte de las culturas occidentales. La guerra de Irak hace tiempo, y más recientemente, el 11 S y el 11 M, evidencian el choque de civilizaciones(Huntington 1996), también el miedo y fobia de los occidentales ante el ciudadano árabe (bien conocido el caso estadounidense y en el caso de España, las encuestas del CIS ponen de manifiesto que los árabes son los inmigrantes más rechazados, que el árabe es una persona que suscita recelo).
Por otro lado y en sentido contrario, también asistimos al encumbramiento de la apertura de culturas y el diálogo entre ellas, a la necesidad de abrir las identidades móviles y procesos a otras, para el enriquecimiento, para el diálogo de culturas, desde la creencia de que “el otro” nos hace crecer(Kristeva 1989), de que la exposición al otro y a la diferencia, nos permite el crecimiento, es desde donde se plantea la obra de estos dos autores, uno hace ya muchos siglos y otro, actualmente. Al igual que en el mundo occidental, se cuenta con los defensores de la identidad exclusiva y excluyente que necesita al otro para su definición y así surge el etnocentrismo, la defensa de la centralidad de la cultura occidental, etc.; así como del islamismo, como defensas a ultranza de la propia identidad, donde “el otro” se nos hace útil y necesario porque “Se puede decir que el grupo foráneo es útil, y hasta indispensable, para el grupo de pertenencia, porque pone de relieve la identidad de este último y fortalece su coherencia y la solidaridad entre sus miembros” (Baumann). Así el grupo define su identidad frente al otro y lo necesita. Sin embargo, afortunadamente surgen las voces críticas y así tanto en el mundo occidental como también desde el mundo árabe, se critica la centralidad, bondad, exclusividad y supremacía de la propia cultura.
Es este el máximo valor, a mi parecer, de esta obra, que se trata de una reflexión documentada, objetiva y crítica sobre la cultura árabe y su formación, sobre todo en el marco del siglo XIV y XV, para entender su existencia y lo intrínseco de ella. Una reflexión crítica sobre lo árabe, hecha por un árabe con afán de diálogo y de abrir puentes con otras culturas, de enriquecerse. De dar lo que se tiene para que otros lo aprovechen, así como abrirse a otros, en un deseo de mestizaje e hibridación que permita la creación de nuevas identidades, tan necesario en el mundo actual y particularmente en Europa (Algan Y. et al, 2012).
En resumen, que se trata de una reflexión crítica de quien como Ibn Jaldún ha sido alguien que ha vivido en varios países y cuya identidad se construye en ambientes nuevos, tendiendo puentes, sin renunciar a sus orígenes pero valorando lo que vive, abriéndose a la hibridación. Cuando uno habla de su propia experiencia es capaz de conectar con la del otro, y por tanto, la coincidencia de la reflexión intelectual con la propia vida de Mahdi, aporta un gran valor a esta obra.
“Si en el movimiento multiculturalista el acento está puesto en cada cultura, en el planteamiento intercultural lo que preocupa es abordar la relación entre ellas. Si el multiculturalismo acentúa, con acierto, la identidad de cada cual como un paso absolutamente necesario para reclamar el reconocimiento, y ello conlleva el énfasis en las diferencias, la perspectiva intercultural buscará las convergencias sobre las cuales establecer vínculos y puntos en común” (Giménez Romero 2003)

Bibliografía.
Algan Y et al (2012) Cultural ingration of inmigrants in Europe. Oxford University Press.
Bauman, Z. (1994). Pensando sociológicamente. Ed. Nueva Visión. Buenos Aires.
Bruce, S., &Yearley, S. (2006). The Sage dictionary of sociology. London: SAGE. Chicago
Cambridge Dictionary of Sociology 2006.
Encyclopedia of Social Theory, II vol.(2005) Sage, London.
Giddens A (2010), Sociologia. Alianza editorial, Madrid.
Giddens (2007). Un mundo desbocado, Taurus
Gimenez Romero, C. (2003). Pluralismo, Multiculturalismo E Interculturalidad Propuesta de clarificación y apuntes educativos. Educación y futuro, (8), 9-26.
Hungtington. (1996). El choque de civilizaciones. Paidosiberica
International Encyclopediaofthe Social Sciences, 2nd Edition
Kristeva, J. (1988) Etrangers à nousmêmes. Fayard.
Rizter et Ryan (ed) (2011) The Concise Encyclopedia of Sociology Wiley.Blackwell
Ritzer (2007) Blackwell Encyclopedia of sociology.

Marta Domínguez Pérez.
Profesora de sociología..
Universidad complutense de Madrid.
martadomperez@gmail.com

Posted in: Novedades