Grecia: ¿Qué defiende “Unidad Popular”?

Posted on 2015/08/31

0




29/08/2015, entrevista con Andreas Payiatsos de Xekinima (CIT en Grecia) de Lucy Redler de SAV (CIT en Alemania). Original publicado el 28 de agosto en socialistworld.net, web en inglés del CIT.

Después de que 43 parlamentarios de los 149 de Syriza rechazaran apoyar el tercer memorándum a mediados de agosto, Tsipras dimitió como Primer Ministro. Su plan era el de fortalecer su apoyo en las nuevas elecciones, ya que los últimos recortes incluidos en el memorándum no se dejarán notar hasta el otoño. Justo después de este anuncio, 25 parlamentarios, la mayoría de ellos de la “Plataforma de Iquierda” del partido, rompieron con Syriza y formaron “Unidad Popular” (Laiki Enotita). Xekinima (CIT en Grecia) apoya a esta nueva fuerza.
¿Qué defiende Unidad Popular?

Unidad Popular es un reflejo del estado rápidamente cambiante de la conciencia de clase en Grecia.

En los últimos 3 ó 4 años ha habido un aumento enorme del apoyo a Syriza del 3-4% al 36% en las elecciones de enero de 2015. Después de la traición de los líderes de Syriza el 12 de julio, hubo una escisión en el partido. En particular, muchos militantes de base volvieron su espalda al partido. Unidad Popular es una nueva formación que se ha creado a la izquierda de Syriza.
Su mensaje central es el rechazo a la traición al programa electoral de Syriza y los principios de la izquierda por permanecer en la eurozona. Para Unidad Popular es central su posición hacia la eurozona, y ésta es bastante clara: necesitamos un programa que defienda los intereses de la clase trabajadora. Si esto nos lleva a tener que abandonar el euro, entonces debemos hacerlo sin ninguna duda. Por lo tanto, Unidad Popular defiende romper con la euroza. Sin embargo, no es una formación nacionalista que se base en un programa de “vuelta al dracma”.

El programa que está discutiendo ahora Unidad Popular es un programa anti-capitalista. Demanda la cancelación de la deuda, la nacionalización del sistema bancario y poner en manos públicas los sectores clave. También plantea la demanda del control y gestión por parte de los trabajadores de la economía y la sociedad, y toma la idea de una economía planificada para desarrollarla, con un especial énfasis en la agricultura, las materias primas y la industria. En lugar de orientar la economía hacia los servicios y el turismo, como en el pasado, Unidad Popular quiere concentrarse más en la producción de productos reales.
¿Qué organizaciones están entre sus fundadores?

“Unidad Popular” fue originalmente fundado por las fuerzas alrededor de la “Plataforma de Izquierda” de Syriza; otras cuatro fuerzas de la “Iniciativa de los 1000”, incluyendo a Xekinima; dos grupos escindidos del KKE, la “Izquierda Socialista – Dikki” y otros tres grupos de Antarsya, aunque el último no representa actualmente una mayoría dentro de Antarsya.

Según el estado actual de las discusiones, el programa será más progresivo y más claro que programas anteriores de Syriza. No es ambiguo o abierto a diferentes interpretaciones, como los programas de Syriza del pasado, cuando en un intento de compromiso entre el ala izquierda y el ala derecha, dio como resultado un programa para “todos los gustos”.

Está también claro que las demandas del programa no pueden encajar en la eurozona. La vuelta a una moneda nacional no es un fin en sí mismo sino que es visto como un medio necesario para sacar a la economía de la crisis, ponerla en el camino del crecimiento y orientarla hacia los intereses de la clase trabajadora.
¿Cuál es el potencial de Unidad Popular en las elecciones de septiembre?

Las encuestas de opinión sugieren que es una fuerza importante y puede alcanzar el 7-8% de los votos. No hay garantía de esto, pero es aproximadamente su potencial, quizás podría ser mayor. El apoyo a Unidad Popular refleja los resultados en las encuestas de Syriza, que ha tenido un declive del mismo porcentaje. Sin embargo, también es importante notar que muchas personas no votarán. Es probable que la abstención sea el mayor “partido”. Y la razón de esta abstención es que ha habido una enorme desmoralización.
¿Unidad Popular daña las perspectivas electorales de Amanecer Dorado?

Eso creo. Es muy importante que Unidad Popular se haya desarrollado y que vaya a tomar parte en las elecciones. Si no hubiera ocurrido esto, Amanecer Dorado probablemente se hubiera beneficiado de la traición de Syriza. Aún así tememos que Amanecer Dorado incremente su porcentaje de voto en estas elecciones, pero el incremento será mucho menor que si Unidad Popular no se hubiera presentado.
¿Habrá secciones locales de Unidad Popular?

Por el momento no habrá secciones locales. Unidad Popular es una alianza de diferentes organizaciones sin secciones locales, miembros individuales o estructuras apropiadas, en parte porque es una nueva formación. Xekinima demanda el establecimiento de estructuras locales y una llamada abierta a la clase trabajadora y juventud a unirse individualmente, para que puedan estar involucradas tantas personas como sea posible. Obviamente, la formación de estructuras internas muy democráticas es crucial para el futuro de Unidad Popular.
Xekinima está participando en Unidad Popular, pero también en la Iniciativa 17 de Julio. ¿Por qué?

La Iniciativa 17 de Julio nació el mes pasado, antes de la fundación de Unidad Popular, y se desarrolló como un llamamiento a la fundación de una nueva fuerza de izquierda. En base a este llamamiento y un programa muy radical, ha atraído a un número de diferentes fuerzas.

Unidad Popular nació aproximadamente un mes después, pero la mayoría de las fuerzas involucradas en la Iniciativa 17 de Julio no están preparadas para unirse. Vienen de diferentes tradiciones políticas, y están dispuestas a apoyar a Unidad Popular en las elecciones, pero no a unirse.

Ahora se están dando muchas dimisiones de Syriza, pero no todas estas personas se están uniendo a Unidad Popular. El núcleo duro de Unidad Popular está formado por la Plataforma de Izquierda, que tiene sus orígenes en el Partido Comunista. La izquierda de Grecia es más amplia y no todo el mundo se identifica con esta corriente de la izquierda griega, que no tiene una tradición fuerte de democracia interna o participación en los movimientos sociales.

Hay otros dos factores por el que los que dejan Syriza dudan en unirse a Unidad Popular. En primer lugar, hay una enorme desmoralización y pérdida de confianza en las formaciones de izquierda después de la traición de Tsipras. En segundo lugar, algunos de los líderes de Unidad Popular eran ministros del gobierno de Syriza hasta la creación de Unidad Popular, lo que causa dudas en la mente de algunos activistas.

Xekinima participa en Unidad Popular y plantea ideas sobre cómo algo que hasta ahora era una alianza de diferentes organizaciones puede estructurarse democráticamente y sin que esté dominado por un grupo en particular, y cómo discusiones libres y democráticas y la participación individual pueden darse en el futuro. Estas son condiciones importantes para el éxito de Unidad Popular. Debe orientarse hacia el movimiento de la clase trabajadora para impulsar las luchas y desarrollar una lucha social alrededor de su programa. Xekinima seguirá siendo una organización revolucionaria y trabajará hacia el desarrollo de una fuerza revolucionaria de masas fuera de Unidad Popular.
En Alemania, representantes de Die Linke (La izquierda) como Gysi, Riexinger y Kipping han apoyado a Tsipras. ¿Cuál crees que es la tarea internacional de partidos como Die Linke?

Apoyar a Tsipras en estas circunstancias es un grave error. Ha cambiado de bando. La clase dirigente de pronto se ha enamorado de Tsipras. Los medios de comunicación, bajo el control de la clase dirigente (propietarios de compañías de transporte de mercancías, banqueros, grandes capitalistas) apoyan a Tsipras y atacan a Unidad Popular.

Nueva Democracia (ND), Pasok y To Potami dicen que están abiertos a la idea de un “gobierno de unidad nacional” con Tsipras. Lo más probable es que Tsipras no obtendrá un gobierno mayoritario, a pesar de la propaganda de la clase dirigente y contra las esperanzas de la dirección de Syriza, así que la posibilidad de unirse a sus enemigos del pasado en el mismo gobierno es muy real.

Tsipras está ahora introduciendo medidas que ND no se hubiera atrevido a implementar en la segunda mitad de 2014, como los mayores programas de privatización de la historia del país. El gobierno de Tsipras ya ha bajado las pensiones mínimas de 490 a 360 euros al mes. ND no se atrevió a hacer esto. Además, Tsipras firmó la condición de que cada ley debe ser aprobada por la Troika. Esto significa que Tsipras está atado al tercer memorándum y no tiene ninguna libertad para hacer nada contra los deseos de la Troika.

Finalmente, Tsipras ha ninguneado de la manera más cínica y directa cualquier traza de respeto a la democracia. Tanto en la sociedad, ignorando el magnífico e histórico “No” del 5 de julio, como dentro de su partido, firmando el tercer memorándum y convocando elecciones anticipadas sin permitir ningún tipo de discusión del partido, ni siquierda de carácter limitado. Ni siquiera el Comité Central (CC) o el Secretariado Político de Syriza pudieron expresar su opinión, mientras que la decisión del CC de convocar un congreso de emergencia en septiembre fue despreciado por Tsipras.

Algunos repiten los argumentos del grupo alrededor de Tsipras y utilizan cifras del superávit del presupuesto primario para justificar el memorándum. Esto también es una decepción, porque los superávits primarios para los próximos dos años serán menores (como resultado de la desastrosa situación económica actual) pero inmediatamente después crecerán hasta el 3,5%, que es aproximadamente la misma cifra que aceptaron en el segundo memorándum de 2012. Estos argumentos nos quieren hacer olvidar que la deuda nacional después de los “logros” de Tsipras subirá en 86.000 millones de euros adicionales (aproximadamente un 47%) sobre la deuda ya existente del 180% del PIB.

Las masas griegas seguirán luchando, a pesar de todo esto. Pero no pueden librar esta lucha por ellas mismas. Necesitan el apoyo de la clase trabajadora en Europa e internacionalmente. Las experiencias de Grecia, por otra parte, contienen lecciones muy valiosas para la izquierda internacionalmente, sobre todo en relación con qué tipo de programa se necesita para llevar a un país fuera de la crisis. Solamente un programa socialista puede salvar al pueblo griego, europeo y a todo el planeta de la barbarie del sistema capitalista.
Glosario:

Antarsya: “Cooperación de Izquierda Anti-capitalista”, alianza de izquierda radical fuera de Syriza.

Dikki: “Iquierda Socialista”, una escisión de Pasok en 1995 que ahora es parte en Unidad Popular.

“Iniciativa de los 1000”: Iniciativa fundada en noviembre de 2012 con 1200 firmantes a favor de avanzar en la unidad entre los griegos y un gobierno de izquierda en base a una ruptura con el sistema capitalista.

“Iniciativa 17 de julio”: Esta iniciativa se reunió en Atenas unos pocos días después del acuerdo de Tsipras al tercer memorándum, para lanzar un llamamiento a la construcción de una nueva fuerza de izquierda. Xekinima es parte de esta iniciativa. Alrededor de 250-300 personas fueron a esta primera reunión.

KKE: Partido Comunista Griego, estalinista y fuertemente sectario

ND: Nueva Democracia, partido burgués conservador que lideró el gobierno antes de la victoria de Syriza el pasado enero, en coalición con Pasok.

Pasok: partido socialdemócrata griego, fundado en 1974 y que formó su primer gobierno en 1981 después de ganar el 48% de los votos. A pesar de su programa de “izquierda” trabajó dentro del capitalismo y ahora es un partido burgués que ha perdido mucho apoyo, hundiéndose a menos del 5% en las elecciones de enero de 2015. Pasok ha estado en el gobierno con ND y apoya las políticas de austeridad.
To Potami: “El Río”, partido liberal burgués, fundado en 2014.

Posted in: Novedades