Memoria personal. De mi abuela Donnina Alende Torres en 1932 / Pedro A. García Bilbao

Posted on 2015/09/04

0



abuelos.donnina.manolita.19321932, Las Palmas de Gran Canaria. La carroza «Sin Rumbo», que representa un barco de la Armada tripulado solamente por mujeres ha tenido un gran éxito. Saldrán en la prensa. La foto es del baile posterior en el Casino. En él todos los chicos quieren bailar con las muchachas ataviadas como oficiales de la Armada. Todos dicen que ha sido un simpático acierto. Algunas de las participantes recordarán toda su vida aquellos días felices de 1932. Un joven telegrafista venido de Madrid conocerá a la joven maestra hija de un funcionario de Obras Públicas. No son ricos ni se sienten como tales, son personas normales que viven de sus trabajos y que lo principal que heredaran de sus padres son sus estudios, su respeto a la cultura y una confianza inmensa en el progreso. Para ellos, el futuro de España es una promesa de libertad. Es 1932.

Manolita Alende (la primera por la izquierda) saluda, junto su hermana Donnina (segunda por la izquierda). Las dos se casaran con telegrafistas del Cuerpo Técnico. En 1935, mis abuelos Carmelo y Donnina se casan y vendrán a vivir a Madrid. Son muy felices. En mayo de 1936, nace su hija Violeta, mi madre. ¿Qué puede ir mal?

Posted in: Novedades