de azaña

Posted on 2015/11/07

0



«No sé cuál será el régimen político español. Será el que el pueblo quiera. Pero el que quiero yo es un régimen donde los derechos de la conciencia y de la persona humana estén defendidos y consagrados por todo el aparato político del Estado, donde la libertad moral y política del hombre esté asegurada, donde el trabajo recupera en España lo que quiso hacer de él la República, la única categoría cualificativa del ciudadano español, y donde esté asegurada la libre disposición de los destinos del país por el pueblo español en masa, en su colectividad, en su representación total. »

«Yo no quiero pensar lo que sería de nuestro país si, por desacierto de este Gobierno o de los que vengan detrás, o por degmayo de las Cortes, el pueblo español, el pueblo republicano, un día tuviera que plegar sus banderas, tragarse su entusiasmo, abdicar de sus ilusiones y confesarse tristemente que había sido defraudado una vez más. »

«… Votadas las autonomías, esta y las de más allá, y creados este y los de más allá Gobiernos autónomos, el organismo de gobierno de la región es una parte delEstado español, no es un organismo rival, ni defensivo ni agresivo, sino una parte integrante de la organización del Estado de la República española. Y mientras esto no se comprenda así, señores diputados, no entenderá nadie lo que es la autonomía.»

«El enemigo de un español es siempre otro español. Al español le gusta tener libertad de decir y pensar lo que. se le antoja, pero tolera difícilmente que otro español goce Je la misma libertad, y piense y diga lo contrario de lo que él opinaba. »

«La reconstrucción de España será una tarea aplastante, gigantesca, que no se podrá Fiar al genio personal de nadie, ni siquiera de un corto número de personas o de técnicos; tendrá que ser obra de la colmena española en su conjunto, cuando reine la paz, una paz nacional, una paz de hombres libres, una paz para hombres libres. »

« ¡República española, régimen nacional; nación, ser de la civilización española, tabla a la que uno está adherido para salvarse en la vida humana, para salvarse en el paso por la tierra en donde uno ha nacido, afán de que vuelva a surcar el cielo de la Historia un rayo de la civilización española, pasión de mi alma que no me da vergüenza confesar ante vosotros! »

«La libertad no hace felices a los hombres, sino, simplemente, hombres. »

«La España venidera debe estar organizada en forma tal que nada pueda poner en conflicto dentro de nuestra conciencia lo que debemos a nuestra calidad de españoles con lo que nos exige la condición de hombres.»

«Nosotros no podemos concebir la política más que como una emoción del bien público regida con lucidez. Lo demás es chabacanería. »

“Que me dejen donde caiga y si alguien, un día, cree que mis ideas eran dignas de difundirse, que las difundan. Ésos son los únicos restos de un ser humano que deben ser movidos si lo merecen”

«Lo que singularizaba políticamente a Azaña no era otra cosa que el intentar romper con la tradición de las clases dominantes españolas de impedir que la sociedad tuviera confianza en sí misma. Ésa era una de las razones por las que en España se habían producido tantas rupturas del régimen constitucional: porque los únicos sectores que, dado el desarrollo económico de sociedad española del, momento, podían dirigirla, desconfiaban profundamente de dicha sociedad, le habían estado transmitiendo permanentemente un mensaje negativo, derrotista respecto de sí misma. En pocas palabras, eso era Azaña. Y por eso el régimen del general Franco, dominado por una desconfianza enfermiza en los ciudadanos españoles, fue implacable respecto del político republicano.» La irrupción de Azaña

Los discursos políticos

Homenaje a Manuel Azaña en el Ateneo de Madrid

Homenaje a Azaña en el centenario de su nacimiento