España se defiende también en Siria / Pedro A. García Bilbao

Posted on 2015/11/29

1



Sobre el asunto de la guerra que se está debatiendo estos dias en mi opinión creo que toda solución debe pasar por respetar el derecho internacional que establece las condiciones para intervenciones de ese tipo. Esto es lo primero en toda discusión. Es decir, que atacar Siria, bombardear territorio de ese país, sin que medie un acuerdo de cooperación y ayuda militar con la República Siria es un acto criminal que no puede ser considerado siquiera. ¿Estado Islámico? Pero por favor, el ISIS/Daesh no es un estado reconocido, no es un país como tal, es una organización de carácter integrista religiosa que ha implantado mediante el terror más absoluto un poder sobre un territorio y una población a la que ha sometido. No es un estado y por tanto no es sujeto de derecho internacional, no se le puede declarar la guerra. El llamado ISIS/Daesh es la organización insurgente en Siria que gracias a sus tácticas de terror y a los apoyos encubiertos que ha recibido ha logrado desbancar a los otros grupos rebeldes y ser el principal enemigo de la República Siria, sin dudar en atacar a otros países.

¿Cómo luchar contra esta organización? Seré claro: estableciendo una alianza militar con Siria. Si alguien sabe cómo actuar en ese país y conoce el terreno es claramente el gobierno sirio. Creo sinceramente que es preciso apoyar a la República Siria. Si se ha llegado a esta situación se ha debido entre otros factores a los estados que decidieron en su momento apoyar un cambio de régimen en Damasco llegando incluso a armar a la oposición y alimentar una guerra civil, y en el culmen del despropósito llegándose a crear, apoyar y alentar al terrorismo islámico incluido el ISIS. Esto debe acabar.

Debemos exigir en España que se investigue el posible apoyo que se haya dado a actuaciones ilegales en apoyo del terrorismo islámico. Debemos detectar, localizar, parar y juzgar a todos aquellos que puedan haber cometido este inmenso crimen —sea reconocido como tal o por apoyo político—, y desde luego actuar contra el blanqueo de dinero, trafico de armas y petróleo, actuaciones de cualquier tipo que desde el estado, sus servicios o desde empresas españolas o extranjeras actuando desde España hayan tenido actuaciones equívocas en este tema.

Cuando se nos recuerda que el gobierno de Siria no es propiamente democrático debemos recordar que hay algunos otros en la región que siéndolo mucho menos, nuestro país les otorga un tratamiento cercano y de apoyo que resulta vergonzoso. El trato «cálido», cuasi-familiar entre el jefe de estado español y el de Arabia Saudita y la madeja de relaciones mutuas que se mantienen no parece que sean causa de escándalo entre quienes se horrorizan por la propuesta de colaborar con Siria.

¿Rechazar la guerra? La guerra que nos plantean no es otra que la de aprovechar el terrorismo para derribar el estado sirio, trocear el país y eliminar la República Siria. Esto es inaceptable.

Soy claramente partidario de firmar un acuerdo de ayuda mutua en materia militar y de seguridad entre la República de Siria y España. Y si Siria precisa tropas, aviación, armas, ayuda económica o de cualquier tipo debemos brindársela. España se defiende también en Siria. En la lucha contra el terrorismo islámico necesitamos la alianza con Siria y nos sobran algunas «amistades».

Y añado: si hay que enviar tropas a Siria a defender su República y a las poblaciones atacadas por el terror, deberíamos hacerlo, No sé si podrían ayudar en algo a las heroicas tropas sirias, pero si fuese preciso desplegar allí a la legión y a los Regulares, creo que se debería hacer sin dudarlo.

Otro asunto muy diferente es que España sea un estado soberano capaz de llevar adelante su propia política exterior de seguridad y defensa. Me temo que no, y que hayamos estado dando apoyo a aliados que no han hecho otra cosa que destruir a las repúblicas árabes, a los regímenes más laicos y progresistas y dar apoyo forma indirecta a lo más reaccionario e integrista.

Hablar de guerra y de ayudar a una guerra en Siria contra el ISIS/Daesh olvidando el derecho internacional y manteniendo como objetivo el derribar el gobierno sirio es un acto ilegal y profundamente hipócrita que debemos rechazar.

o-0-o

  • ROBERT FISK (30 años corresponsal en la zona, premio a la prensa de Amnistía Internacional): ”Se debe investigar los vínculos entre el Isil y sus amigos islamitas y rebeldes (Nusrah, Jaish al-Islam, incluso el Ejército de Siria Libre) y los sauditas, qataríes y turcos, e incluso el grado en que se han enviado armas estadunidenses a través de la frontera de Siria casi directamente a las manos del Isil. ¿Por qué éste nunca ataca a Israel? ¿Y por qué los ataques aéreos israelíes a Siria siempre tienen por blanco a las fuerzas del gobierno sirio o a las fuerzas iraníes pro sirias, pero nunca al Isil? ¿Por qué los ataques aéreos de Turquía al Isil –con el gozoso apoyo de la OTAN– son muy pocos comparados con sus ataques aéreos al PKK kurdo, algunas de cuyas tropas en Siria combaten al Isil? ¿Y cómo es que la prensa turca ha publicado que un convoy de armamento fue llevado a través de la frontera siria al Isil por agentes turcos de inteligencia? La prensa debería fijarse en lo que los dirigentes del Isil no dicen, no condenan, no mencionan: EEUU, Arabia Saudita, Qatar e Israel” http://cort.as/WkWw
  • PATRICK COCKBURN, (25 años corresponsal en Oriente Medio) señala en el diario EL MUNDO: ”…el gran fracaso es político… Igual que pasó después del 11-S, cuando se descubrió que 15 de los 19 secuestradores era de origen saudí, y la financiación vino también de allí, y Osama Bin Laden procedía de la élite saudí. La ideología radical del wahabismo, que aboga por una aplicación muy rigurosa de la ley sharia, es la que rige en Arabia Saudí y la que ha ido ganando adeptos entre los suníes, que son el 90% de los 1.600 millones de musulmanes que hay en el mundo. Cuando yo llegué a Oriente Medio hace más de 30 años no era así. Un suní podía discrepar con un chií, que es la rama minoritaria del islam, pero podían convivir. Ahora, los chiíes se perciben como herejes o infieles, y eso es producto de la ideología tóxica que ha estado exportando Arabia Saudí, por no hablar de la financiación y el envío de armamento a los grupos yihadistas en Siria, ante los ojos de Occidente, que no ha hecho nada en los últimos 14 años por afrontar el problema saudí.” http://cort.as/QQ0i MÁS INFO: http://cort.as/ZYgW
  • OLGA RODRÍGUEZ (Premio Periodismo y Derechos Humanos 2014) señala: ”Los antecedentes que dieron lugar al ISIS surgen en el contexto de la ocupación de Irak. Tras la toma del país por las tropas británicas y estadounidenses (y españolas hasta 2004), se formaron diversos grupos armados para luchar contra los invasores. Tras la ocupación EEUU desarticuló inmediatamente las Fuerzas Armadas iraquíes, criminalizó el partido Baaz e integró a milicias sectarias en las nuevas fuerzas de seguridad iraquíes para luchar contra la resistencia. Fomentó las divisiones y entrenó a integrantes de milicias policiales que sembraron el terror. En poco tiempo Irak, que había sido un país donde muchos chiíes y suníes convivían juntos, donde un elevado porcentaje de los matrimonios eran mixtos, donde no había grandes tensiones sectarias, se convirtió en un infierno. Muchos antiguos integrantes de las Fuerzas Armadas desmanteladas compartieron celda con miembros de grupos religiosos que iban radicalizándose a medida que aumentaba la violencia y la represión” Resto http://cort.as/ZGHo Más info: http://cort.as/XEd7
  • El diario EL PAÍS publicaba: ”Aunque los manifestantes actúan de forma pacífica en su gran mayoría, numerosos indicios apuntan a la existencia de grupos violentos de inspiración islamista. Además de las filmaciones que muestran a civiles con armas arrojando cadáveres al río al grito de “Alá es grande”, aparecen testimonios personales difíciles de discutir. El profesor estadounidense Joshua Landis, un reputado especialista en Siria casado con una mujer de esa nacionalidad, asegura que uno de sus parientes políticos, militar de profesión, fue asesinado en una emboscada junto a otros soldados. Incluso los activistas que desde el extranjero coordinan la revuelta admiten la presencia de extremistas. (…) Es decir, hay una minoría violenta en el movimiento contra El Asad y hay fanáticos que desean venganza.” http://cort.as/1eYk 28/07/2011 THE NEW YORK TIMES: Zawahri, Al Qaeda’s New Leader, Praises Syrian Protesters (Al-Qaeda apoya a los manifestantes antigubernamentales en Siria) http://cort.as/WwAq MÁS INFO: http://cort.as/ZYgW
  • NOAM CHOMSKY señalaba: ”La pasada semana Bush impuso nuevas sanciones a Siria, poniendo en vigor la Syria Accountability Act (una propuesta de ley para que Siria ponga fin a su ocupación del Líbano) aprobada en Diciembre, virtualmente una declaración de guerra, a menos de que Siria siga los dictados de los EEUU. Siria figura en la lista oficial de estados patrocinadores del terrorismo, pese al reconocimiento de la CIA de que Siria no ha estado involucrada en patrocinar el terror desde hace muchos años y se ha mostrado altamente cooperativa en suministrar importante información de inteligencia a Washington con relación a Al-Qaeda y a otros grupos islámicos radicales, y a favor de otras acciones anti-terroristas. La gravedad de la preocupación de Washington con relación a los vínculos de Siria con el terror fue revelada por Clinton hace diez años, cuando él ofreció eliminiar a Siria de la lista de estados que patrocinan el terror si se avenía a los términos de paz estadounidense-israelíes.Cuando Siria insistió en recuperar su territorio conquistado, permaneció en la lista” http://cort.as/1ogY
  • TOMÁS ALCOVERRO (corresponsal de LA VANGUARDIA en Oriente Próximo desde 1970) señala: ”Siria fue el ultimo país contagiado por la mal llamada primavera árabe que derribó el establishment político anterior, con la ilusión de una democratización popular. Al principio, los opositores de tendencias moderadas fueron dominados por yihadistas, hasta que el EI se los tragó. Cuando, desde tiempo atrás, Asad acusaba de terroristas a los que le combatían confundiendo bajo este nombre a todos sus enemigos, la comunidad internacional le ridiculizaba, tratándole de sanguinario dictador. Cuando advertía a los gobiernos de Occidente de que su acción bárbara alcanzaría a sus pueblos, no quisieron prestarle la necesaria atención porque su primer objetivo seguía siendo, como el de los dirigentes de Turquía, Arabia Saudí y Qatar, derrocarle. La cooperación de servicios secretos de Francia y Siria contra el terrorismo había sido muy útil antes del 2011, como lo fue también la del coronel Gadafi de Libia o del presidente Sadam Husein de Iraq, antiguos aliados” http://cort.as/Zg2c Más info: http://cort.as/XEd7

 

 

Posted in: Novedades