[Al Servicio de la República] 13/12/2015 En solidaridad con los españoles muertos en Kabul

Posted on 2015/12/13

1


logo.banner.asr


[Al Servicio de la República] 13/12/2015
En solidaridad con los españoles muertos en Kabul

Han muerto en un ataque a la embajada de España en Kabul dos policías españoles. Junto a ellos ha habido muchos muertos, la mayoría afganos víctimas también del asalto talibán, Quienes han atacado defienden el imperio de una fe fanática, inhumana y retrogada; son un peligro en primer lugar para los propios afganos, para cualquier persona que no piense como ellos. Años atrás los taliban asaltaron la embajada de la ONU en Kabul y secuestraron a un refugiado, el dr. Najibibulah Amin, quien había sido presidente del país durante el periodo socialista y en los años posteriores a la retirada soviética. El Dr. Najub fue torturado y asesinado y su cuerpo expuesto públicamente, su asesinato pretendía ser el borrado final del sueño de un Afganistan libre y democrático, socialista donde no hubiera discriminaciones, se respetase el derecho del pueblo a vivir dignamente y no hubiera discriminación hacia las mujeres. En una entrevista al diario Izvestia, Amían declaró:

«¿Cómo llegué a ser un revolucionario? Estudié en un liceo en Kabul y me iba de vacaciones con mi padre, que servía en Peshawar, todos los años. En algún lugar de Jalalabad había un alto. Y ahí, una cascada clara. Las mujeres y los hombres estaban separados. Y un día veo a una mujer que corre a lo largo de un camino en la parte superior y le grita a alguien de los hombres: “su hijo nació”. Todo el mundo comenzó a ir cuesta arriba. Yo estuve buscando durante veinte minutos dónde acababa de pasar y vi a la mujer que dio a luz envuelta en un chal y con su hijo yéndose con una caravana de nómadas. Sentí un impulso interno, temblaba. Pensé, ¿por qué la mujer afgana debe dar a luz en la tierra entre las piedras, como animales desamparados? No pensaba en una revolución sino que sólo me estaba llenando de ira y vergüenza. Yo amaba mi tierra y mi pueblo, ¿por qué él tiene que vivir como lo peor de la raza humana?»

En 2015, en estos días, el recuerdo de aquel otro Afganistán que fue y acabó asesinado, no es mantenido apenas por nadie. Pero los talibán que atacaron la embajada de España estaban animados por el mismo odio que lo destruyó.
Los republicanos queremos expresar nuestro dolor por la muerte de estos dos compatriotas y por la de todos los afganos que han sido asesinados durante todos estos años.
Un policia cayó en el ataque inicial y el otro al intentar ayudarle exponiéndose al fuego. El gobierno español ha sido incapaz de adoptar una posición digna en la explicación de los hechos, se han comportado una vez más de forma indecente en circunstancias en las que han caído compatriotas. Podremos discutir sobre la actuación de España en Afganistán, sobre nuestra falta de soberanía en políticas de Defensa y sobre muchas cuestiones, pero hay algunas cosas que son previas, que no debemos dudar. Han matado a dos compatriotas que defendían las vidas de los miembros de la Embajada y los empleados afganos. Condenamos sus muertes, sentimos su pérdida, abrazamos a sus familias, y exigimos dignidad a nuestro gobierno y a nuestro estado, por mucho que sabemos que es un empeño casi imposible.

Bajo ningún concepto debemos olvidar que quienes cometieron este atentado fueron armados y dirigidos por quienes dicen ser hoy nuestros aliados y con los que España mantiene indeseables relaciones de dependencia estratégica y militar. Es imprescindible no olvidarlo, precisamente en estos momentos en los que recordamos a los que han caído en acto de servicio. Algún día una España dueña de su propio destino, tenderá la mano al pueblo afgano y le ayudará a liberarse de todos aquellos que lo han encadenado.

La República, algún día, os hará justicia.