La ACMS: 20 años de sociología profesional en Castilla La Mancha / Pedro A. García Bilbao

Posted on 2016/06/04

1



almagro

La ACMS en su Congreso anual en Almagro

La Asociación Castellano Manchega de Sociología (—miembro de la Federación Española de Sociología) se fundó el día 25 de junio de 1995 en el salón de grados de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Castilla La Mancha. Mucho o poco tiempo es siempre algo relativo, el hecho es que de igual forma que ha transcurrido muy rápido para los que fundamos este proyecto en aquel entonces, si miramos hoy a nuestro alrededor los cambios ocurridos en el país, en las expectativas de futuro y en el encaje de nuestras vidas en la marcha general de las cosas nos pueden llevar a pensar que todo ocurrió en una época lejana. Procede tal vez una reflexión sobre lo que han sido las asociaciones profesionales en la sociología desde sus inicios; una sencilla reflexión ésta, hecha en estos momentos en los que nos preparamos para un Congreso en este XX aniversario. Fue, decíamos en 1995, la universidad de Castilla La Mancha nos acogió a titulados y profesionales de sociología y de las ciencias sociales, docentes universitarios o no, que ligados profundamente a esta tierra castellana habíamos dado un paso adelante para constituir una asociación profesional. Los fundadores fueron —entre otros— Octavio Uña Juárez, Juan de Dios Izquierdo, Manuel Richard, Felipe Centelles, José Mª Bleda, Carmen Hurtado y Pedro A. García Bilbao, hubo un puñado más de sociólogos de toda la región que habían recibido la noticia con esperanza en el futuro de la profesión y alegres por el paso tomado para vertebrarla en tan extensa tierra; nos acompañaron aquel día Justo Zambrana (Consejero de Educación y Cultura de la Junta de Comunidades) y Florencio García Madrigal (Director General de Acción Social). Han pasado veinte años y con reconocimiento y dolor recordamos a los que nos han dejado, Manuel Richard y Felipe Centelles, a los que nunca podremos agradecer suficiente su esfuerzo, su trabajo y su ejemplo de académicos y personas honradas.

Es Castilla La Mancha una de las regiones más extensas de Europa, una tierra donde la distancia reina y el horizonte es frontera que une. Acometer la tarea de crear una asociación que nos ayudara a resolver tales lejanías es algo que solamente podría tener éxito si se participaba íntimamente del respeto debido a nuestra honrada disciplina, la sociologia y una identificación plena con nuestra profesión. Veinte años después y mil avatares acontecidos nos ven hoy juntos siempre, dispuestos a recorrer los caminos de Castilla y La Mancha.

 

El asociacionismo profesional en sociología viene de antiguo, estuvo en el inicio y fue pieza clave de la institucionalización de la disciplina. La sociología empezó su andadura moderna no solamente con las primeras cátedras, sino sobre todo con las primeras asociaciones. En 1909 se fundó la Asociación Alemana de Sociología (Deutsche Gesellschaft für Soziologie). Participaron en aquel empeño, considerado de enorme importancia en la configuración de la sociología moderna, Max Weber, Werner Sombart, Ferdinand Tönnies y Georg Simmel. Un año más tarde, en 1910, en un famoso informe a la recien formada sociedad, Max Weber estableció unos principios que, a su juicio, debían marcar la práctica profesional de la sociología: eran tres ideas básicas que no serían exclusivas de la sociología alemana, sino que participaban de ellas —fuera porque ya las practicaban o las asumían— prestigiosos sociólogos franceses como Emile Durkheim.

 

En 1905 se creó la Asociación Americana de Sociología, que tuvo entre sus primeros presidentes a figuras de la talla de Lester Ward, William G. Sumner, Charles H.Cooley, Robert E. Park (de origen alemán y amigo de Weber), W.I Thomas o William F. Ogburn. Weber había visitado Estados Unidos a inicios del siglo, invitado por Ezra Park, y el espectáculo de aquella Europa que desembarcaba en una terra nova en la isla de Ellys le marcó mucho.

 

En el caso español, sin ir a los lejanos dias de Fermín Caballero, la sociología encuentra su primera andadura ya con su nombre, en el grupo de regeneracionistas (Joaquín Costa) o los sociólogos krausistas reunidos en torno al Ateneo de Madrid, como fueron Manuel Sales y Ferré (primer catedrático de sociología en España, Universidad de Sevilla, 1898), Gumersindo de Azcárate o Adolfo Posada. La segunda generación surgió en torno a la generación de 1914 y se puede que le puso tareas Ortega y Gasset en su famoso discurso sobre España en el teatro de la comedia, entre ellas la de ejercer una intensa labor pedagógica que transformase la visión del mundo y del potencial de España, pero no solamente la del pueblo sencillo sino también de sus elites. Lo cierto es que las décadas que siguieron, a las que se ha considerado como edad de plata de la cultura española, fueron de una inmensa intensidad, de una gran esperanza que acabó truncada por la dictadura franquista.

 

Francisco Ayala, refugiado en Argentina, publica en 1940 su Tratado de Sociología, pero España peregrina es España lejos de la patria y la patria tardaría una generación más en reconstruir los espacios académicos que dieran luz a la sociología. Hubo figuras puente entre ambos momentos, Arboleya —por ejemplo— fue una figura de talla a quien todos los sociólogos españoles debemos el respeto y la obligación de conocer su obra si deseamos saber quienes somos. No es cuestión de conocer aquí la historia de la disciplina en nuestro país, que cátedras más autorizadas que la mía tiene, sino más bien exponer que por los caminos de esta tierra novo castellana que recorremos los sociólogos de la ACMS, nos han acompañado la historia y la tradición de nuestra disciplina, las de varias generaciones de profesionales, desde el respeto a los fundadores y la edad de plata, desde el recuerdo a los que marcharon al exilio, a los que guardaron su honradez y su decencia en los años más duros, a los que refundaron la disciplina (esos doctores de Juan Linz de los que nos habló De Miguel), a los que ya desde los años 70 y la recuperación de las libertades sn ya historia de la sociología contemporánea española.

 

El asociacionismo profesional moderno en la sociología española con la creación de la FASEE (Federación de Asociaciones de Sociología del Estado Español). La primera constituida propiamente fue fundada por los sociólogos de la primera promoción de Sociología de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense en 1977, fue la Asociación Castellana de Sociología; seguida poco después por las asociaciones vasca y catalana. Francisco Llera, Jordi Estivill, Octavio Uña Juárez en una larga historia asociativa que desemboca en la actual Federación Española de Sociología (FES). La ACMS es, sencillamente, parte viva de esa tradición y con estos primeros veinte años, uno de los referentes actuales del asociacionismo profesional en nuestra disciplina. Unos veinte años que no por intensos han dejado de pasar rápido.

 

Sería de justicia citar a tantos colegas extranjeros (Peter L. Berger, Maffesoli…) o españoles (Luis González Seara, Juan Díez Nicolás, Carlos Moya, Amando de Miguel, Manuel Pérez Yruela, Fernando Vallespín, María de los Ángeles Durán, Fermín Bouza, ,Jesús Timoteo Alvarez, Jesús Martínez Paricio, Ignasi Brunet, Pedro Sánchez Vera, Julio Almeida, Miguel Clemente, José Manuel Canales…) que nos han ido acompañando en Almagro sumándose de alguna forma a las filas de los sociólogos novocastellanos, en Quintanar de la Orden, en Toledo, en Puertollano, en Sigüenza, en Barajas de Melo, en tantos lugares de nuestra comunidad en los que la ACMS ha armado sus lanzas. Son centenares los colegas que nos han acompañado en este tiempo. A todos ellos, gracias. A los que faltan nuestro recuerdo emocionado. Es mucho el camino que queda por delante. Otras personas se incorporarán y seguirán la marcha, nuestro cometido es ayudar a que cada generación no tenga que partir de cero y que el conocimiento y la experiencia no se pierdan. Esa es nuestra tarea. A los veinte años de la ACMS (1995-2015)

Aida Anguiano, Octavio Uña Juárez, Miguel Clemente en Almagro 2014

Aida Anguiano, Octavio Uña Juárez, Miguel Clemente en Almagro 2014

Posted in: Novedades