Turquía: Hipótesis. El golpe fue una acción a la desesperada para intentar frenar la islamización forzada.

Posted on 2016/07/17

2



Turquía: Hipótesis.

Se esperaba una escalada de destituciones, detenciones y reformas en el ejército y la judicatura para neutralizar a los sectores republicanos laicistas y profundizar en la deriva hacia la islamización y la dictadura. A la desesperada un núcleo de oficiales sin mando en unidades de elite pero con mando en tropa todavía intentó dar un golpe al que se pudieran unir el resto de unidades y tomar así el poder y destituir al gobierno islamista. Tal acción no fue realizada con la complicidad de los servicios de la OTAN como si fueron los anteriores agolpes de estado en el país, pues el islamismo no pone en cuestión en modo alguno el sistema capitalista, y aquí las motivaciones eran de orden nacionalista y laico. La acción fracasó al no poder detener al presidente, la inacción de las fuerzas no implicadas que no se sumaron, la resistencia de fuerzas de policía pero sobre todo por la indecisión a la hora de usar la fuerza contra el gobierno y sus apoyos. El fracaso ha acelerado la represión prevista y la va a hacer más extensa y dura.

El ejército turco va a ser destruido en tanto que garante de la laicidad del país. El viejo sueño kemalista de hacer una república moderna se encuentra en estado agónico. EE.UU e Israel prefieren tratar con una Turquía islamizada y con problemas internos que respete el juego capitalista mundial antes que con una república nacionalista y fuerte que destruya a los islamistas. El carácter reaccionario y antidemocrático del ejército tradicional turco les ha atado las manos y no ha bastado su impulso kemalista —ya casi agónico— para hacer frente al ascenso islamista. No hay muchas probabilidades de que se logre frenar la islamización total como sí se logró en Argelia. Turquía islamizada es una pésima noticia que debemos valorar.

Posted in: Novedades