La investidura de Rajoy, Rodea el Congreso y la respuesta republicana que nadie dará / Colectivo Al Servicio de la República

Posted on 2016/10/26

1


cq0orrexyaad5bu-jpg-large


Colectivo ASR 27/10/2016

La investidura de Rajoy, Rodea el Congreso y la respuesta republicana que nadie dará

El dia de la investidura se ha convocado una manifestación. Van a ir miles de personas, Incluso algunos diputados han dicho que irán, Se han apresurado a añadir que ellos no son protagonistas, que lo es la gente. Presumiblemente nadie tomará la palabra o si se hace se hará para repetir discursos vacíos. Se equivocan unos y otros.

Un republicano de verdad sabría muy bien lo que hacer en un momento histórico como éste, con lo ocurrido y con lo que nos viene encima.

La acción a seguir es clara y sencilla. Se quedan en las cortes los diputados precisos para intervenir en el debate, pues los votos de los demás no cambian el resultado. Los demás diputados en pleno se van a la manifestación y la encabezan. Y se toma la palabra al final en un acto público multitudinario ante los miles y miles de personas que vayan. Y allí se dice lo que se tiene que decir. Alto y claro. Sin mentir al pueblo. Se expone lo que pasa y se establece un compromiso público con la República y para romper con este régimen. Y la temperatura subiría notablemente. Se visibilizaría un gobierno logrado con el voto de una escoria traidora y unos corruptos, frente a un pueblo que no renuncia a sus libertades, a su República y su futuro. Se da un mensaje claro y explícito. Y se ofrece esperanza y seguridad de que vamos a luchar, en la calle y en las cortes. Y de paso se pone en su sitio a los sindicatos.

Pero nada de esto va a ocurrir, porque Podemos no es una fuerza republicana, y porque los cuatro comunistas del PCE que hay entre medias ni son comunistas ni son nada, son una pura escoria.. El juego de la «nueva oposición« es tan traidor y vendido como el que hemos sufrido estos años, sus palabras duras de mañana os harán dudar de lo que aquí juzgo, pero os recuerdo una cosa: hacer política para cambiar un régimen y construir un estado nuevo exige algo más, exige coordinar a las masas y asumir compromisos públicamente en momentos clave, coordinando la acción en el parlamento y en la calle y dando respuesta a los desafíos del contrario. No lo van a hacer.