Sociología política. Conceptos básicos. (1) / Pedro A. García Bilbao

Posted on 2016/11/12

2



Medida populista. Dicese de aquella medida que es de gusto de la mayoría y que se adopta para ganarse su apoyo. La medida puede ser justa y hasta necesaria, pero será criticada negativamente por quienes se vean afectados de forma lesíva a sus intereses, usando en forma peyorativa el término «populista», sin embargo el que una medida beneficie o sea de aprecio por la gente sencilla no implica que sea rechazable de por sí, tal consideración sería odiosa; lo que convierte una medida populista en algo criticable es que sea aislada o mal planteada, que sea parte de un engaño o una impostura. Las principales medidas populistas suelen proceder de los gobiernos establecidos y que defendiendo intereses de las elites que empobrecen a todos, adoptan en ocasiones medidas superficiales y aparentes que buscan dividir y confundir contentando pasiones que no van a ninguna parte, fruto de supersticiones religiosas, de juegos y deportes embrutecedores o incluso llegando a proponer medidas justas para grupos concretos pero que no solucionan los problemas de conjunto. Para determinar la naturaleza de una medida populista se debe ver su alcance, su impacto y su conexión con las otras políticas que se adopten y, sobre todo, ver quienes la proponen y quienes la califican como tal.

Demagogia: dícese del que no duda en mentir al pueblo para lograr su apoyo aunque luego ni pueda, ni quiera cumplirlo. Populismo, una variante de la demagogía en la que se combinan mentiras cumplidas a medias con otras imposibles para mantener esos apoyos frente a enemigos poderosos, aunque al final la falta de coherencia y la mínima moral siempre lleva a entregar al pueblo y sacrificar sus íntereses cuando el enfrentamiento estalla.

Posted in: Novedades