Entrevista al colectivo Al Servicio de la República / 10 de mayo de 2017

Posted on 2017/05/12

0




Realizada por Oscar Díaz para el blog Bloque del Este

1.¿De donde nace ASR (colectivo Al Servicio de la República)?

De la dolorosa constatación en los días que abdicó el rey, que entre los partidos de izquierda con representación y en buena parte de los que no la tenían, no había voluntad ninguna de confrontar seriamente con el régimen. Se boicotearon los planes de acción propuestos para la situación y llegado el dia, dirigentes y diputados calllaron miserablemente mientras decenas de miles de personas llenaban las calles. Fue algo parecido a lo vivido en 1977, cuando el PCE y el PSOE aceptaron ser legalizados por los franquistas y con ello reconocieron la legalidad del régimen facilitando así una transición basada en la impunidad.

Falta un debate y mucha luz sobre lo ocurrido cuando la abdicación. Quienes vivimos de cerca esos días y fuímos testigos de lo ocurrido no vamos a olvidarlo. Algunos consideramos que aquello fue un punto de inflexión y a partir de ahí dimos los pasos precisos para intentar unirnos y coordinarnos políticamente. La idea es sencilla: luchar por la república implica poner nuestra voluntad y nuestros recursos a su servicio. Si afirmas ser republicano e incluso participas y alientas juntas, mesas y plataformas, pero además como organización tienes diputados, estructura, cuadros, cargos públicos, presencia en los medios ¿no se tendría que notar eso en la política que hagas? Pues no se nota. Lo que nos dijimos fue que ya era tiempo de tomarse las cosas en serio. Hemos de aclarar que el Colectivo no es un partido político, representamos una línea de posicion, una propuesta de acción que intenta extenderse a todo el movimiento republicano y defendemos la formación de una alianza de amplia base.

2.¿En que luchas estáis presentes?

El colectivo está cómo tal en la lucha por la memoria y obviamente en el mov. republicano, pero los republicanos estamos en todas partes: en la enseñanza, la salud, también en el laicismo, la lucha sindical.

3.¿Cuales serían vuestros orígenes?

Básicamente el republicanismo histórico, que se sentía inspirado por la República en el Exilio como único estado y gobierno español legítimo en su momento, y también de los diferentes grupos de izquierda, Izquierda Unida y otros partidos en los que la mayoria de nosotros militó en algún momento.

4.¿Que es para vosotros la lucha por la III República Española?

El modo de lograr vencer en la batalla por los plenos derechos sociales, laborales, políticos y civiles.

5.¿Os solidarizáis con alguna lucha internacional o país?Donbass , Cuba…

Sin duda. Orientarse internacionalmente debería ser fácil para un republicano. Carta de Naciones Unidas, Derechos Sociales y Políticos plenos, respeto al Derecho Internacional. Basta con esto para tener un marco con el que apoyar la lucha saharaui, la palestina, la de la República Siria o para rechazar el golpe de estado en Ucrania y el derecho a la resistencia del Donbás.

6.¿Esta nueva III República Española es una iniciativa solo de izquierdas o esta abierto al pueblo? liberales , comunistas , cristianos , libertarios…

Un estado no se puede construir en clave de partido, sino mediante un proyecto inclusivo, donde todos quepan dentro de un marco democrático; asunto diferente es que un partido pueda tener visiòn de estado y sea capaz de construir o impulsar la República. Planteamos que la III RE es un proyecto abierto, es obvio, se trata de construir un estado, derribar el régimen actual con sus herencias indeseables y edificar una república. Nosotros hablamos de la república republicana, que en España sólo puede ser fruto del fin de la impunidad franquista, de la ilegalización del régimen franquista y de la anulación de los referendum que trajeron la monarquía actual. Queremos una república sin impunidad, definida como lo hizo la CE31 en su artículo 1º: ˜una república de trabajadores de toda clase unidos en un régimen de libertad y justicia», donde los derechos políticos, sociales y civiles estén indisolublemnente unidos. ¿Punto de encuento republicano? Fin de la impunidad y recuperar la legalidad republicana perdida. Lo que me gustaría es que alguno de los preclaros dirigentes de la izquierda española parlamentaria —o de quienes les apoyan— nos explicara cómo es posible que a esas alturas de la historia Miguel Hernández, Companys o García Lorca sean legalmente unos criminales y Carrero Blanco una víctima honrosa. No es extraño si tenemos en cuenta que el PSOE y el PCE IU coincidieron y coinciden en cuestiones clave para la supervivencia del régimen: aceptaron ser legalizados por los franquistas, aceptaron la ley elecctoral hecha por los franquistas, aceptaron renunciar a la república, acudir a las elecciones con los republicanos ilegales, aceptaron y aceptan una Ley de Amnistía que partía de la legalidad indiscutible del franquismo y exoneraba de toda responsabilidad por sus posibles excesos a los franquistas; eso entonces. Ahora han vuelto a coincidir en una Ley de Memoria Histórica que sigue considerando legal el franquismo, niega la condición de víctimas a los represaliados y está escrita desde una pretendida equidistancia, e igualmente votaron juntos una Ley de Víctimas del Terrorismo que considera honradas víctimas a los que emplearon la violencia y el terror para defender la dictadura, pues eso hicieron Carrero y Manzanas, por citar a dos de los beneficiarios de esa formulacion de la ley. Con esta base, ¿cómo no va a considerar «no prioritaria» la República IU PCE? Es un ejercicio de coherencia con su trayectoria desde el 77. Tuvieron una oportunidad de rectificar cuando la abdicación real, no lo hicieron. En cualquier caso, sabemos sobradamente que existe una contradicción entre su base militante y su dirección que acabará por explotar. Habrá que empujarles un poco. ¿No tienen cuadros valientes capaces de defender su posición y sus consignas? Pues estamos deseando escuchar sus propuestas. Veremos que dicen cuando acaben su actual proceso congresual.

7.¿Esta nueva república se reivindicarían figuras como Niceto Alcalá Zamora o los sublevados de Jaca? ¿Personas con ideas diferentes a los del Frente Popular?

En Jaca los que se sublevaron no lo hicieron contra ninguna constitución porque el rey Alfonso XIII la había suspendido, no son por tanto unos «facciosos»; Galán Y García Hernández entregaron sus vidas por la libertad de la nación. Don Niceto Alcalá Zamora cumplió el papel que le correspondió, el de presidente, y merece respeto por ello, fue un presidente constitucional. Cuando la situación evolucionó y demostró no estar a la altura del momento, se llevó adelante su relevo por otra persona, lo que se hizo también constitucionalmente por mucho que a Don Niceto no acabara de gustarle. Así que por supuesto que se asumen. Se asume toda nuestra historia. Hoy sabemos sobradamente qué ocurrió, no es conocimiento de la verdad lo que falta en España, sino justicia.

Lo que entiendo late en tu pregunta es si la república es para todos; la respuesta sólo puede ser sí. ¿Están todos dispuestos hoy a luchar por la república? Pues la respuesta es clara, evidentemente no. Lo que te puedo asegurar es que la república nunca vendrá si el que venga depende de sus enemigos; podrá haber una república encontrada por el camino, que venga por el desgaste o la decadencia de la monarquía, pero no sería una república republicana. Hoy estamos en una fase muy distinta, aquí y ahora de lo que se trata es de acabar con el régimen actual basado en la impunidad y conseguir una democracia avanzada.

Lo que necesita un sistema democrático son demócratas, sean o no miembros de un frente popular. Yo no comprendo como alguien que se autodefine como demócrata puede aceptar la impunidad. Pero tu pregunta nos sitúa en el pasado una vez más. Es claro que podemos aprender de él. El Frente Popular histórico unió a todos los que estaban dispuestos a defender la república ante el peligro de involución fascista y debemos recordar fue de muy amplia base, desde sectores de la derecha democrática a otros revolucionarios, desde republicanos a anarquistas, desde unitarios a nacionalistas, desde Madrid a Barcelona, desde comunistas de la Komintern al POUM, eso es amplitud. ¿cómo fue posible? Porque hubo voluntad de defender algunas cosas básicas, entre ellas la ilusión y la esperanza de la república de abril.

La lectura para hoy es que la república se puede y debe construir de la forma más amplia posible pero desde unas bases claras, desde una propuesta concreta capaz de aglutinar a las personas en posiciones democráticas. No es cosa solamente de una lista de puntos como plantean algunos ahora en Madrid como si hubieran descubierto el Mediterráneo. Ya hubo 8 puntos cuando la Coordinadora Estatal Republicana intentó en 2004 un cierto frente de unidad. Ahora nos vuelven con puntos, organizaciones que teniendo decenas de diputados y dirigentes nacionales son incapaces de tomar la palabra un 14 de abril o acudir a las elecciones con un programa, una estrategia y un plan de acción. Ya basta de engaños. Las declaraciones y manifiestos que no vayan acompañados de un compromiso público y politico son basura. Entrar en una alianza o en un manifiesto republicano debe obligar a sus firmantes a poner todos sus recursos al servicio del objetivo común.

He de resaltar un aspecto muy olvidado. Un Frente Popular no es solamente un programa o una alianza interclasista ante un peligro extremo, es también una forma de organizarse, un softwhare de alianza. Organizarse en frente popular es hacerlo de forma flexible, generosa, inclusiva y sin dejar a nadie que comparta lo básico fuera, todo ello con unas reglas claras, y donde quien más tiene, más cede para que todos puedan estar. Es decir, «lo de ahora», el Unidos Podemos, es una completa farsa y opuesto a un Frente Popular. La discusión de primarias es hipócrita, hemos visto cómo en las elecciones generales se impuso el dedazo desde las direcciones y se ha escuchado a Iglesias presumir de haber hecho él diputados a tales y cuales dirigentes. Podemos trabaja en las redes sociales y tiene una visibilidad mediática no tan sorprendente si valoramos la apuesta que ha hecho la Sexta por su posicionamiento, por ello acude al mantra de las primarias a través de la participación en redes, sabiendo que sus cabezas visibles son ampliamente conocidos; IU PCE, por su parte, que tiene estructura territorial y militancia personal importante, se decantan por primarias participativas en asambleas donde puedan hacer valer su peso: al final el acuerdo es cupular como hemos visto. En el Frente Popular histórico, las cosas no funcionaron así. Cada grupo escogió sus candidatos como quiso, libremente, esos candidatos pasaron a ser del Frente Popular y se patearon el país hablando y compartiendo con la gente en reuniones y mítines, de forma que sin televisión ni redes, la gente pudo oír y escuchar a los candidatos de forma que si un partido presentaba a un inútil e incapaz de hablar y comunicar quedaba marcado; todos se retrataban asi. En el FP todos estaban representados y nadie quedó fuera, pero era una época en la que todos hablaban claro y con el corazón en la mano. Nosotros no olvidamos que en la presentación que hizo Alberto Garzón de su proyecto de Unidad Popular en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, no hubo entre las fuerzas allí representadas participaciòn republicana y ante la pregunta de donde quedaba la república en la propuesta de acción política y de alianza que se hacía, respondió que el era republicano pero que la cuestiòn no era prioritaria. Tal cual se lo dijo al presidente de la Unidad Cívica por la República UCR, Miguel Pastrana. Si valoramos que la UCR esta ligada al PCE, observaremos que el desprecio y la desautorización es máxima. Este desprecio al republicanismo tiene por fuerza que estar ligado al miserable espectáculo del alquiler de las siglas de Izquierda Republicana facilitado por los desaprensivos que las sustentan hace años y que permite a IU mantener la falacia de cubrir ya ese aspecto ideológico.

Lo que al parecer espera IU PCE del movimiento republicano es que no moleste, que se mantenga en el plano nostalgico identitario y debidamente taponado en estructuras de contención como la JER o las plataformas como Andalucia Republicana y otras. Esta opción es legítima si consideras que la linea parlamentaria seguida por Unidos Podemos e IU PCE es satisfactoria y son tu referente político. Lo que decimos nosotros es que no nos representan, y que una linea de acción que claudicó el dia de la abdicación como lo hizo no es referente de nada. Estamos dolorosamente hartos de tanta hipocresia y de tanta impostura. No se puede seguir adelante sin saber qué ha pasado.

Hoy en día, aquella lejana lección del Frente Popular sigue siendo valida; hablar claro, alianzas claras, respeto a todos y el que no quiera venir que no venga. Si conseguimos apoyos y representacion en las Cortes y Ayuntamientos, los republicanos nos ocuparemos de forzar un Frente Popular. He dicho bien, forzarlo. Forzarlo porque si bien las direcciones de los partidos hoy con representación no lo desean, las bases militantes y sociales sí están por hablar claro y por planes de acción más contundentes.

Los republicanos decimos una cosa muy clara: el régimen actual es ilegítimo. La forma en la que se hizo la transición es la clave de la actual relación de fuerzas que hace que suframos las agresiones contra derechos sociales y libertades que vivimos ahora. El fin de la impunidad y la ilegalizacion del regimen anterior, anulando la Ley de Amnistía y los referendum que trajeron la Monarquía, decimos, son puntos clave para cualquier política que pretenda construir una democracia avanzada en la España actual. Sobre esta base hay que construir la estrategia de accion futura.

Veo necesario aclarar aquí una cosa. Me estás preguntando por algunas cuestiones del pasado, un pasado que queda para muchos muy lejano. Mis respuestas deben ceñirse a lo que me preguntas obviamente, y eso puede llevar a muchos a pensar que los republicanos andamos en otro planeta, alejados de la realidad. Nada de eso. Yo te respondo a lo que me preguntas. Si me preguntas por D. Niceto Alcalá Zamora te contestaré encantado, pero no es este personaje el que me preocupa hoy, sino los de ahora y cómo hacer politica republicana hoy.

8.¿Los partidos llamados “del cambio” pueden ser lales a la lucha por la III República Española o los contaminarían el poder?

Los partidos del cambio no se aclaran. No hay más que oir lo que dicen o lo que callan; particularmente Podemos ha destacado por su desprecio a la república, con acusaciones y calificativos penosos como el de «guerracivilista» o el de «perdedores«, que son usados por su direccion habitualmente. Consideran en la práctica que eso de la república no vale para ganar elecciones y lo desprecian. IU PCE ha sido también ampliamente despreciada y humillada por sus ideas y trayectoria, lo que no les ha impedido unirse en una confluencia asimétrica y hegemonizada por el discurso podemita. Esto no es un problema de si el poder te contamina, algunos vienen contaminados de casa. Me remito a los hechos, ¿está la República en las Cortes? ¿En primera linea de la política, de las alianzas, de los objetivos, de las estrategias, de los valores? Pues si lo está no se nota. Ellos sabrán lo que hacen. Nosotros vamos a organizarnos y luchar por conseguir representación. La voz de la República debe oírse en las Cortes, en la calle, en las instituciones y en las luchas sociales. La combinación de estas luchas es lo que puede tumbar al régimen y cambiar la relación de fuerzas. Honradamente, creo que el inmenso potencial de rebeldía es republicano y se le están cortando las alas con políticas sin vuelo y muchas veces absurdas. Hay una gran base social tricolor, pero ese potencial está embotellado en opciones cuya dirección desprecia la república. Los motivos son claros: la república representa la ruptura con el actual régimen y a tanto no llegan algunos. Además, es imposible salir en la Sexta si defiendes la república y hablas claro sobre lo que pasa, basta con eso para que se les quiten las ganas de intentarlo.

9.¿Esta nueva república debería reividicar cosas como la vivienda asegurada?

Si la IIª hizo una Ley de alquileres que prohibió los deshaucios de la vivienda habitual ¿qué no ha de hacer la IIIª? Los derechos sociales constitucionales son de obligada defensa para un estado republicano.

10.¿Qué factores económicos son los más necesarios a poner en pie de debate a los republicanos y se debería llevar esto a los estatutos de una nueva república?

La cosntitución del 31 ya planteaba la necesidad de supeditar la riqueza de la nación a la defensa del bien público, de acuerdo con la ley, por supuesto. Si unes esto a un compromiso estructural con la defensa de los derechos sociales, lo que tenemos es una república muy avanzada.

11.¿Como podríamos recuperar la idea del patriotismo en la izquierda española a la derecha del PP y extrema derecha? Por borrar el mito de la “anti-españa”.

Para empezar enterrando de una vez toda esa basura de la «reconciliación nacional» que se inventó el carrillismo y la equidistancia complice con el franquismo del PSOE y otros grupos. La República es nuestra patria común y las libertades, derechos y obligaciones públicas comunes a todos. Al renunciar a la república en la transición y enterrar toda la tradición de lucha del pueblo español en defensa de sus libertades, se enterró también la identificación España igual a pueblo trabajador igual a República. España quedó en manos de la herencia franquista, identificada su identidad con la monarquía, el centralismo, el caciquismo y la derecha reaccionaria, un horror, a todo esto, el neoliberalismo ha convertido España en una marca comercial. Todo esto en realidad es una metafora de la colosal alienación causada por la derrota popular de 1939. Max Aub, al que hay que leer, dijo claro que nadie le podrá quitar nunca al pueblo español que fueron los únicos en toda Europa que hicieron frente al fascismo desde el principio. Hoy casi nadie sabe quien es Max Aub, y la expresión pueblo español causa división; esto se llama alienación colectiva. José Díaz, y Miguel Hernández, por citar a un político y a un poeta comprometidos con el pueblo y con una cierta idea de España, no se reconocerían en la estupidez dominante, ellos tenían muy clara la identificación pueblo, república y España, porque el patriotismo de la izquierda no es un patriotismo deshabitado, sino popular, nacido de la entraña misma de la tierra regada con la sangre de los campesinos. Lo de España nación de naciones es una obviedad para un republicano, hay toda una tradición federalista que tiene en Pi i Margall su raíz de la que alimentarse. No es que quepamos todos, es más que eso, el republicanismo tiene un componente universalista muy poderoso que sobrepasa fronteras, si las libertades republicanas están firmes y aseguradas, sin discriminaciones para nadie, ¿que importan las fronteras? Sé que esta respuesta es muy general, que hay mucho que matizar, pero es tu pregunta. Me preguntas por España y el patriotismo, te responderé con el corazón. ¿España? Está muerta. Yace en una cuneta, en los corazones rotos de las decenas de miles de personas que allí siguen olvidados todavía y considerados criminales a estas alturas. Somos un país con un alma secuestrada, destruido, porque nuestra identidad colectiva democrática está enterrada por la losa de la impunidad que permanece. No me hables de España como si viviera, lo que hay ahora es una sombra, un país vencido y humillado, sin soberanía ni independencia en el mundo internacional, que muchos consideran un botín heredado o un fracaso del que sólo se puede escapar. Solamente la República Española, representada en su bandera tricolor, representa una esperanza, pero ya vemos la situación en la que nos encontramos, cuando ni quienes en las Cortes dicen ser republicanos se atreven a pronunciar en alto su nombre.

12.¿Que es el proceso constituyente?¿Se puede recuperar el espiritu republicano del PSOE para este proceso?

Distingamos entre «el proceso» (EP) y «un proceso constituyente» (UPC). Proceso constituyente es un concepto del Derecho Político que hace referencia a una apelacion directa a la soberanía popular para en un momento dado elaborar libremente un proyecto nuevo de estado que rompa con lo establecido y cree un marco político nuevo. Es un concepto muy técnico y con un hondo significado político lleno de matices. Pero en la España actual se habla de «el proceso constituyente» por todas partes, se ha convertido en una especie de mantra, una frase que se repite y repite y evita tener que pensar, pero sobre todo permite evitar tener que dar respuestas concretas. ¿que qué es? Te lo diré, es un engaño miserable que debiera avergonzar a quienes lo pronuncien. IU PCE y Podemos (y no solo ellos, sino también oportunistas diversos) usan la expresión para evitar utilizar la palabra república y la palabra ruptura. Puede no ser tanto mala voluntad como ignorancia, sin duda, estimulada por la falta de convicciones republicanas. Defienden su empleo aduciendo que en ese momento creador del poder constituyente se podrá defender la república. Es entonces cuando nos entra la risa. Pero ¿de qué hablan, por favor? ¿Sin ruptura previa? Que nos lo aclaren, ¿Cuál es su plan de acción? UPC no es sacar a los militantes con cajas de zapatos a las plazas a hacer una consulta popular, todo esto es un absurdo. Los procesos constituyentes implican ruptura con el régimen anteriormente establecido, al menos el deseo dominante de romper con lo anterior. ¿Cómo se llega a eso? Esa es la clave. Los procesos constituyentes los organizan los gobiernos provisionales. En España solamente hemos tenido un proceso constituyente con arreglo a derecho en toda nuestra historia, el convocado por el gobierno provisional de la IIRE en junio de 1931, pues en 1977 no hubo apelación directa al poder constituyente del pueblo y todo el proceso electoral se hizo con las normas legales emanadas de la dictadura, empezando por la ley electoral, el diseño bicameral y, lo más terrible, la decisiòn de quién podía presentarse o no a las elecciones. Centremos por tanto el debate. Cuando oigáis la expresión proceso constituyente sabed que hay un engaño. Se usa como la palabra democracia en el 77, para impedir que aflore la palabra república. ¿las causas de este engaño? No las conozco, me limito a constatar el hecho, si bien habría que hacer esa discusión algún día.

Sobre lo que me preguntas sobre el espíritu republicano del PSOE y si se puede contar con ellos te diré que dada la identidad del PSOE realmente existente, el PSOE ni precisa ni es preciso en el proceso. Me explico. La expresión proceso constituyente basicamente la utiliza la izquierda, la «unida» y la «nueva» para hacer creer que quieren hacer algo, es un uso estupefaciente para contentar a sus bases y dar salida a la presión por cambiar las cosas que hay por abajo, pero en realidad su uso del concepto está desligado de la realidad. No tienen un plan ni una estrategia para cambiar nada, no es más que un significante vacio.

El PSOE debe aclarar su propia identidad primero, lo que es otro debate; lo que pasa es que el PSOE tiene su propia alienación interna en su base militante, no hay más que constatar que muchos miles de sus afilados tienen una autoimagen de personas de izquierda, son incapaces de asumir racionalmente que su partido fue reconstruido totalmente desde Suresnes con la participación de la CIA, la socialdemocracia y la esperanzada participación de los servicios secretos de Carrero Blanco como está absolutamente demostrado. Que decidan su destino ahora como todos. Lo que nosotros los republicanos planteamos no parte de la necesidad de contar con direcciones que sabemos corruptas. Algo hemos aprendido. Nosotros planteamos un diagnóstico, un objetivo y una propuesta de acción. Necesitamos a las personas que lo vean, y tirar adelante con ellas. Una lucha no puede depender de los que no creen en ella. Defendemos una alianza republicana amplia y apelamos a los que compartan este planteamiento, estén ya en un partido o en ninguno. Si somos los suficientes y ejercemos presión podremos forzar una alianza mas amplia entrando en interlocución directa con la gente, no con las cúpulas.

Pero todo esto que me planteas no puede quedarse aquí, en simple análisis y diagnóstico.¿Esto tiene tratamiento? ¿Hay esperanza? ¿Tan mal está todo? Desde luego que sí, está fatal, pero no peor que en otras épocas. Fue Carlos Marx quien explicó que sobre las acciones de los seres humanos gravita el peso de la historia y les condiciona, pero también dejó claro que las acciones de los seres humanos son la llave de su destino. Hemos de conocer de donde venimos, que problemas y contradicciones hay y actuar hoy desde la realidad concreta en la que habitamos. Vivimos una España en la que el poder tiene un miedo atroz a las palabras y a la verdad. Eso sólo tiene una explicación, saben cuales son sus debilidades. Si queremos cambiar las cosas debemos partir de ahí. El futuro no está escrito. Está en nuestras manos. Necesitamos ideas claras, compromiso individual y acciòn colectiva. Por eso nos hemos puesto Al Servicio de la República.

 

Posted in: Novedades