Esperando a Irma. Crónicas desde Florida de Robert Paris

Posted on 2017/09/10

0




Enlace a Centro Nacional de Huracanes
Robert Paris
8 de septiembre Miami, Florida, Estados Unidos · 
01.35
Terremoto de 8,1 en Cdmx. Le sintió en el sureste.
08.35
Imágenes de la evacuación de Miami. Más de 650.000 personas han salido.
14.30

Tarde/noche en el SW de Miami, con ambiente de la película “Los Pájaros” de Alfred Hitchcock. Silencio en el ambiente, poco tráfico rodado, algo de aire esporádico en ráfagas, con rumor de las ramas y el follaje de los árboles en el camino. El sol poniente, con nubes de evolución y un calor intenso. Alguna leve gota que cae como avisando de lo que nos acecha. El blanco y negro del suspense de la película se contrapone a los claroscuros de mi paseo. Por tv anuncian las últimas novedades sobre el curso del huracán y los posibles graves daños en Caibarién, Cuba. La avenida Coral Way, casi vacía, la Douglas, igual. Los siempre ruidosos bares americanos, cerrados. El Rincón Hondureño, con 3 chicas en la puerta, sin ningún cliente al que agasajar. El minimarket de la china, abierto, como siempre. No hay pájaros agresivos en el aire. Pero sí una incertidumbre sobre qué ocurrirá en apenas unas horas, que encoje el alma.

17.00

Histeria consumista, desaparición de los productos básicos (agua, pan, enlatados) en las repisas de los supermercados; recarga continua de los depósitos de combustible de los vehículos. Al mismo tiempo, en las casas se instalan las protecciones sobre ventanas y puertas.
Empieza a haber algunas ráfagas de viento, mientras en el cielo se acumulan cúmulos (nubes grandes) y el calor todavía es intenso. En unas horas puede empezar a haber más viento y alguna lluvia. Es una avanzada del huracán, a unos 900 de distancia, acercándose lentamente. Vamos a ver el progreso en estas horas.
La Florida está en alarma y expectante de lo que pueda ocurrir. Nadie piensa en lo que ha ocurrido en el Caribe, ni en preguntar a los vecinos si les hace falta algo. El individualismo es predominante. No importa nada lo que pueda suceder a otras personas. Los buenos deseos son sinceros, pero se olvidan una vez se deja de hablar o ver a las otras personas.
El éxodo por carretera continúa hacia el norte, con miles de vehículos en fila, huyendo de lo desconocido. El aeropuerto de Miami cesa actividades progresivamente desde hoy. Los de Orlando y Fort Lauderdale, también.
Me cuentan mientas escribo, que se prevé inundación de 9 a 11 pies (3 a 4 metros) en Miami. La expectación comienza a convertirse en miedo, cuando no en terror. La actitud dominante es no pensar en lo que pueda ocurrir. El fatalismo nos obliga a aceptar lo que venga. El dinero, una vez más, hace la diferencia entre vivir y morir.

22.00

Según el Sistema de Protección Civil Mexicano, en la tarde de este viernes, ha de producirse un nuevo sismo en el país, de una intensidad de hasta 7,5 grados en la escala de Richter, como réplica del de anoche.
La intensidad y la duración combinadas son las que determinan las consecuencias destructivas de un terremoto. Deseo de corazón que no se produzca una nueva tragedia. Bastante dolor causa el ser humano por doquier, como para que la naturaleza nos evidencie cada dos por tres que ni hay creación que valga, ni voluntad humana que pueda superar las leyes que rigen la vida en este universo.

23.35

El huracán Irma azota a Cuba. Veremos en la mañana cuales fueron las consecuencias.

10 de septiembre 01.00 hh

Todas las zonas costera de Miami va a ser inundada irremisiblemente por la subida del nivel del mar. Un 40% de los vecinos que deberían haber evacuado el área marítima no han apostado por su vida, ejerciendo su “derecho” a elegir cómo vivir y morir. Sorprendente país éste, donde no se exige, sino que solo se aconseja, ponerse a salvo ante peligros de resultado conocido con seguridad. Mañana y el lunes oiremos llanto y quejas de muchos afectados directamente. Los muertos recuperados y los tragados por el mar solo serán parte de una fría estadística.
Desde medianoche y hasta media tarde del domingo, estaremos viviendo bajo la violencia del aire desatado, la lluvia torrencial y las inundaciones en la costa próxima. Dos o tres días de evaluación de daños, sin luz, agua y demás servicios. Los problemas que vienen serán poca cosa en comparación con la tragedia vivida en las Antillas menores causada por este mismo huracán a lo largo de esta semana.
México también vive días tristes, con muerte y destruccion. Terremoto y huracán unidos. Oaxaca y Veracruz, una vez hermanadas en el dolor. ¡Cuántas vidas se salvarían si los gobernantes cumpliese no con su obligación de velar por el bienestar de la sociedad, por los más pobres, en lugar de robar y robar, como ocurre casi siempre!

02.00 hh

La noche será muy larga. La violencia del viento empieza a notarse poco a poco.

03.00 hh

Faltan unas breves horas para que sintamos la fuerza desencadenada de la naturaleza. Será la lotería de lo imprevisible la que nos dé su macabro primer premio o nos deje sin nada de pedrea, como deseamos todos. Ayer, muy atemorizados aquí, en Miami. Hoy, más tranquilos. En el occidente de la península y hacia el norte, corriendo para recibir sus boletos en el sorteo.

04.00

Empieza a llover y a correr el viento. Es progresivo. El miedo a recibir el peor impacto se ha trasladado desde Miami, en el este, al lado oeste de la península de la Florida. Los Cayos van a tener serios problemas en las siguientes horas. Va a ser una noche distinta a las habituales. Fort Myers y Tampa eran ciudades de paso para quienes salieron hacia el norte. Los estados vecinos se encuentran ante un panorama impensable solo hace dos días. La relajada espera de ayer y hoy empieza a tomar otros tintes más preocupantes. Anochece, lluvia y viento hacen acto de presencia; la señal de la tv por cable se cuelga. Entramos en la antesala de de la llegada indeseada de “Irma”.

 

Posted in: Novedades