Obituario: Marielle Franco concejala de Río de Janeiro, socióloga. Una esperanza cortada por las balas.

Posted on 2018/03/16

0




Obituario.

Marielle Franco concejala de Río de Janeiro, socióloga. Una esperanza cortada por las balas.

(Pedro A. García Bilbao para Revista La Comuna. 16 de marzo de 2018)

Han ido a por ella. La han asesinado porque molestaba y era honrada, valiente, mujer y negra y había mostrado como se podía salir de la más terrible miseria y hacer una carrera y volverse un símbolo de resistencia y esperanza. Tenía 38 años y una hija de 19. Era concejala en Río de Janeiro. por el partido Socialismo y Libertad; había sido la 5º más votada. Se licenció en sociología en la PUC (Universidad Pontificia Católica de Río de Janeiro). Había nacido en una favela pero salíó adelante con becas. voluntad y sed de justicia. Alzó su voz en defensa de los más débiles contra los poderosos, contra los abusos militares y policiales. Defendió a las mujeres con valor, en todas partes donde estuvo. Sus discursos del 8 de marzo último fueron señeros, aunando feminismo y perspectiva de clase en la mejor tradición histórica de la generaciones de mujeres del movimiento obrero.

Regresaba a su casa en Tijuca desde el centro tras un acto con mujeres de color. Interceptaron su coche y la mataron a ella y a su chofer, Anderson Gomes. 9 disparos le dieron, tal era el miedo que su valor y su palabra levantaban.

Que defendía a los bandidos, escupe la derecha brasileña, que quería desarmar a la policía, acusan, que se refería a los delincuentes como fruto del fracaso de una sociedad, se burlan, que estaba en contra de la militarización de las calles, de la ley marcial, de los operativos de la policía militar, de la muerte fácil, de la miseria como cadena perpetua…. que era mujer, negra y «favelada» y que estaba orgullosa de ello, la acusan de eso, de que estaba orgullosa de ser quien era…. He ahí su culpa.  Marielle Franco era una militante y activista social desde antes de empezar sus estudios y aprovechó las oportunidades de becas para estudiar de la época de Lula, en la que millones de personas salieron de la pobreza y se mejoraron las oportunidades para buena parte de la población.. Hizo sociología en la muy prestigiosa PUC (léase Puki) y un postgrado en Administración Pública. Conocía muy bien la realidad de Río y su parte más oscura, tenía el valor, el conocimiento, la cercanía y la formación académica para convertirse en alguien imprescindible para cambiar las cosas. Su potencial político era inmenso. Han querido cortar de raíz su vida, temían que se convirtiera en alguien capaz de liderar a la izquierda brasileña.

Marielle quería sacar las armas de las calles, desmilitarizar la política urbana, llevar trabajo, oportunidades y esperanza a las favelas y a toda la nación brasileña, combatía la espantosa mezcla de racismo, clasismo y corrupción que hay detrás de la deriva actual reaccionaria en Brasil, para la que ser mujer, negra y pobre es ser menos que nada.

Marielle Franco, siendo como era una mujer de ideas de izquierda, librepensadora, dueña de su vida y su identidad vital,  representaba una forma de luchar contra todo eso muy diferente a la que representa la terrible extensión de las sectas religiosas de todo tipo que son una verdadera epidemia en la sociedad brasileña y contribuye a la destrucción de la república.

Es necesario tener en cuenta la situación vivida en estos días en Brasil, con la ciudad de Río bajo la ley Marcial, con la policía militar desplegada, con la persecución a Lula para impedir su candidatura, con un presidente de la república no elegido por el pueblo sino por un congreso sumido en la corrupción y tras una infame destitución de la presidenta Dilma Roussef, con la derecha llamando al golpe militar y a un baño de sangre para contener al pueblo, alentando el miedo de clase, de raza, alentado todos los miedos. Y como parte de ese panorama el asesinato de Marielle Franco para cortar toda esperanza de futuro.

Los primeros indicios son claros: no fue una muerte en un atraco, sino un atentado mortal dirigido a su persona: su chofer recibió disparos en la espalda y ella en la cabeza y en el torso efectuados desde un auto situado en paralelo. Las primeras investigaciones ha identificado el origen de la munición. La prensa argentina lo ha explicado de la siguiente forma:

«De acuerdo con una pericia realizada por la División de Homicidios de la Policía Civil de Río de Janeiro, las balas que mataron a la concejala de izquierda Marielle Franco y a su chofer, Anderson Gomes,pertenecían a un lote comprado por la Policía Federal de Brasil. El lote de munición UZZ-18, usado en pistolas calibre 9 mm, fue fabricado por la empresa CBC y adquirido el 29 de noviembre de 2006 por la fuerza policial, en una compra identificada a través de las facturas 220-821 y 220-822. Ahora comienza un trabajo de rastreo para saber como esas municiones llegaron a las manos de los asesinos y poder así conocer su identidad» (TodoNoticias 16 de marzo, 2018) .

Las reacciones de dolor por su muerte son muchas y en buena parte están siendo acompañadas de pesar y profunda preocupación por lo que éste asesinato implica.

La reflexión que sigue ha sido recogida del muro de Marielle Franco en FB, escrita por una seguidora que no citaremos y podría decirse resume muy bien lo que muchos pensamos: «La sensación es que ella dio la vida por el pueblo. Vivimos en un país corrupto, la gente vive bajo coacción, tiene miedo de hablar y pagar con la vida, que es lo que le pasó a ella, pero ella no tenía miedo, se enfrentó, creyó que podría cambiar y/o mejorar y aún llevar a muchos la realidad del pueblo necesitado, pero [han querido] acallarla, eso mismo lo intentaron varias veces, pero [ahora su asesinato] abrió fue un abanico que ha dejado más expuesta la realidad del país, sobre todo de Río de Janeiro donde hay tanta farsa, tanto soborno y corrupción abierta. El inhumano que hizo esto sabía la repercusión que podría causar y aún así optó por esa cobardía, así que no es difícil de entender que hay algo muy grave en la oscuridad» (L.M. en FB)

Marielle Franco hubiera podido llegar a ser presidenta de Brasil si ella y la república sobrevivieran a las terrible situación que afronta el país. Ella ha caído bajo las balas, falta por ver si la república no cae.

 

Posted in: Novedades