Comentarios anteriores a las elecciones del 10N / Pedro A. García Bilbao

Posted on 2019/11/09

0



  1. Hoy día de reflexión tengo una cosa que decir: Viva la República Española!
  2. En las últimas elecciones mi previsión escrita fue: “La suma de partidos del Régimen va a ser aplastante”. La duda hoy es cual de las tendencias, si azules, tecnócratas opusinos, o paniaguados en una amplia gama de tonos”.
  3. Es repugnante tener que votar como mal menor a quien no ha tenido ni el valor de pedirnos el voto a los republicanos, de puro miedo a que le confundan con nosotros. — Y no, no les votaré.
  4. 73 diputados llegaron a sacar, 73. Encantados de conocerse estaban. Y ahora tenemos a los fascistas a la puerta, Incapaces han sido de llamar a todos a unirse en una alianza de toda la izquierda, de todos los republicanos, de todos, sin caudillajes ni tonterías. Incapaces de pedir el voto y disculpas a los que han despreciado y perdonado la vida. Incapaces del mínimo valor para confrontar de verdad a la derecha y pedir ayuda. Les hago responsables de lo que pueda pasar. Lo son y todos lo sabemos.
  5. Y lo que se consiga, poco o mucho, suficiente o insuficiente para frenar a la derecha será PESE a esta basura de dirigentes que tenemos en la izquierda, PESE a sus traiciones y renuncias. Se logrará por la responsabilidad moral de la izquierda de base No por ellos
  6. Tengo una esperanza, y es que el fracaso total de PP, Cs y Vox en Euskadi y Catalunya les impida sumar los diputados que precisarían. Además en Galicia, Vox no ha obtenido nada y espero que ahora tampoco.
  7. Pase lo que pase en las elecciones, tengo claro que después será imprescindible reconstruir las fuerzas democráticas, de izquierda y antifascistas —–seña de identidad de los demócratas—- en torno al objetivo de la REPÚBLICA ESPAÑOLA.
  8. ¿Qué más tiene que pasar para que iglesias pida expresamente el voto de los republicanos y reconozca públicamente que la República y el fin de la impunidad son irrenunciables?
  9. El domingo por la noche no olvidéis lo que defendía Podemos e IU tragó: que ya no hay derecha e izquierda, que eso era algo antiguo, que lo importante es lo que quiera la gente, que hablar de franquismo o fascismo era “viejuno” y ahuyentaba a los votantes, que los republicanos y la república es cosa de perdedores y asociado a la guerra, que los simbolos de la república no valen ya, que hay miles de policias, militares y guardias civiles que se identifican con la bandera bicolor y no se les puede ahuyentar de votar. Recordad toda esa basura que han estado soltando durante años. Recordadlo después de votarles como mal menor. Y LUEGO mirad los resultados.
  10. El tabú de la impunidad franquista, está permitiendo a Vox lanzar su mensaje sin problemas. Contestarles implicaría cuestionar la impunidad, algo que los “constitucionalistas” no se atreven a hacer, ni se atreven, ni quieren.
  11. Todo el dolor, muerte y escarnio al que ha sido sometido el pueblo español desde aquel maldito golpe ha dejado su huella. En 2019 siguen los verdugos justificando orgullosos sus crímenes y amenazando impunes. La renuncia a la justicia y a la dignidad les ha abierto la puerta.
  12. Están girando -de palabra, es igual- hacia un discurso con guiños sociales, como Falange en su día, como los Lepenistas. Todo eso mientras la izquierda se averguenza de ser izquierda. Está muy mal la cosa.
  13. El final de la transición ha llegado, ahora el neo-franquismo se llama ya “constitucionalismo”.
  14. Bastaría que Vox acentuara los guiños sociales que hace la extrema derecha de verdad para que arrasara electoralmente en gran medida.
  15. Un buen republicano defendería medidas concretas que ayudasen de verdad a una mayoría de la gente y tendería la mano a los que pensasen de forma distinta, dando seguridades de que se respetaría a todos.

Algunos comentarios al hilo del debate electoral:

  1. Vox empieza a dar un giro pseudo-social en su discurso, típico de la extrema derecha y el fascismo, va más allá que el PP en esas intoxicaciones y puede ser clave para subir votos. Hablan claro para el electorado del PP y Cs y pueden arrastrar buena parte de su electorado.
  2. La extrema derecha es constitucionalista: unidad de España, papel del ejército, del rey, impunidad franquista, modelo económico y papel de las élites, relaciones con vaticano y con USA.
  3. Hay que confrontar a la derecha abiertamente, acabar con la impunidad franquista que les deja decir barbaridades, ha de darse la batalla ideológica y la práctica, con medidas concretas en lo social, el trabajo, los bancos, la vivienda.
  4. La tarea imposible del PSOE: querer aparentar ser de izquierda, renunciando a molestar a la patronal, al IBEX35, vetando a su izquierda, y ser despreciado y hasta odiado por su derecha. El tiempo de sus mayorias absolutas se acabó y están bloqueados por sus contradicciones.
  5. Está siendo un acierto que Iglesias se haya instalado en proponer medidas concretas, desdibuja por completo a Sánchez y brilla ante la demagogia derechista.
  6. La izquierda española (la que no es francesa, portuguesa o andorrana) ha asumido el discurso de sus verdugos y hecho renuncia de la defensa de la España republicana, democrática y antifascista. Unos de una forma y otros de otra.
  7. La derecha se adueña del discurso, marca el terreno y el PSOE no los puede parar, su complicidad con el régimen y su incapacidad para hacer política real de izquierda les tienen atrapados.
  8. A la derecha, toda ella, en el momento actual le sobra hasta el PSOE.
  9. Un partido republicano coherente estaría luchando por la mayoría en torno a un proyecto nacional definido por derechos sociales asegurados, por derechos civiles por igualdad entre todos, sin pretender ceder espacio al PSOE. Hay que reconstruir la izquierda en torno a la república
  10. Iglesias no se atrevió a nombrar a la República cuando afirmó su españolidad ante Abascal. Una concesión a la idea de España de la extrema derecha. Una bajada de pantalones continua en ese tema.
Posted in: Novedades