El dolor afgano es nuestro dolor compartido / Vadim Andryukhin

Posted on 2021/08/16

0



Fuente: Sitio de Vadim Andryukhin 2018 Versión del ruso de P.A.G.B

(Nota del T: La palabra dushman es una voz uzbeka que significa “enemigo· y que en el texto se usa de forma personificada. / La palabra dekhkans es una voz del dari o farsi que significa campesino y se emplea igualmente por tayikos y uzbekos y que se usa en el texto. Otras palabras concretas serán explicadas al paso)

Hace exactamente 40 años (Nota; publicado en 2018), tuvo lugar la llamada Revolución de Abril en Afganistán, cuando, como resultado de un golpe militar, los comunistas locales llegaron al poder. Desde entonces, la guerra no ha amainado allí literalmente ni un minuto … Para nuestro país, lo más memorable y trágico en este sentido fue la estancia de las tropas soviéticas en 1979-1989.

Casi nunca escribí sobre la guerra de Afganistán, excepto quizás sobre cuestiones muy generales: geopolítica, tráfico internacional de drogas, problemas de seguridad de nuestras fronteras del sur, etc. Pero nada sobre personas concretas. Y siendo sincero, no era tema que me atrajese especialmente.

Probablemente porque como sucedió en nuestro periodismo, según el cual los “afgansi” (*los “afganos” o veteranos de Afganistán) o son completamente héroes sin la menor mancha en sus uniformes que realizaron hazañas sin precedentes, o son solo criminales de guerra y asesinos que cumplieron órdenes de jefes no menos criminales. No quiero decir que todo el tema afgano se mantenga en colores blanco y negro, pero en general se ve así. Y no me gustan los tonos en blanco y negro: 50 años de mi vida me han enseñado durante mucho tiempo que el mundo que nos rodea es complejo y muy diverso. Y gracias a Dios que recientemente los mismos veteranos de guerra, sus familiares, han comenzado a hablar sobre Afganistán a través de programas de televisión, libros, periodismo abierto. Y los destinos humanos concretos y vívidos salieron a la luz …

El destino de este hombre me lo indicaron las memorias del ex jefe de inteligencia de la 201 división de fusileros motorizados, coronel Nikolai Kuzmin, “Exploradores militares en Afganistán. Notas sobre inteligencia divisionaria” (desafortunadamente, Kuzmin falleció recientemente). Él mismo sirvió en Afganistán de 1982 a 1984, pero en su libro aborda la historia de la inteligencia ** de la división, comenzando desde el momento en que ingresó a Afganistán a principios de 1980. También hay un episodio allí:

(N- del T. ** Toda unidad militar dispone de una sección de su EM dedicada a información sobre el frente enemigo en su área de despliegue y coordinación con las otras unidades; de igual forma entre las necesidades de toda unidad está la del reconocimiento avanzado. Las unidades de frontera, como las tropas especiales de la URSS en esos destinos, o las fuerzas proyectables a zona enemiga como infantería de marina o paracaidistas, o bien la infantería especializada, disponía de destacamentos dedicados a reconocimiento avanzado tras las líneas enemigas, además de los oficiales especialistas de su EM o planas mayores a cualquier nivel. La 201ª Div contaba con un Batallón específico para tareas de reconocimiento avanzado, el 783º BRA. La 201ª formaría parte del 40º Ejército soviético que agrupaba a todas las fuerzas en Afganistán. Vide: Para comprobar las bajas de la 201ª División en su historia operacional reciente desde Afganistan hasta los conflictos de la caída de la URSS. )

“Los cazatalentos de nuestra división sufrieron las primeras pérdidas graves el 13 de mayo de 1980. Pereció un pelotón de reconocimiento completo de 8 personas. El grupo estaba encabezado por el teniente mayor N.R. Shigin, asistente del jefe de inteligencia de la división…

El grupo de reconocimiento fue lanzado desde un helicóptero en una remota zona montañosa al oeste de Faizabad. Durante el día, los fantasmas no los tocaban, los miraban y ocasionalmente les disparaban. Por la noche, tras asegurarse de que nadie los apoyaba, les rodearon en el desfiladero. Los exploradores no tenían comunicación por radio con el comando, de lo contrario se les habría proporcionado el apoyo de fuego necesario y la evacuación …

La feroz batalla se prolongó durante más de tres horas. Cuando se acabaron los cartuchos, los exploradores intentaron, aprovechando la noche que se acercaba, retirarse a lo largo del desfiladero, pero ¿podían comparar sus conocimientos sobre la zona con los de los residentes locales? Estaban estrechamente rodeados y después de una feroz batalla, todos murieron. Por la mañana, un grupo de desembarco enviado al área de batalla encontró a todos muertos.

Los cuerpos de N.R. Shigin* y el soldado S.E. Solovyov fueron decapitados … El soldado N.A. Romanov se hizo estallar con una granada. Los soldados M.V. Buyanov, V.G. Saburov, S.B. Rubanets, sargento menor V.I. Galkin y el traductor de A.V. Muzafarov fueron apuñalados con cuchillos, sus cabezas fueron rotas con piedras, sus piernas y brazos fueron dislocadoss …

”.*Nota: véase la ficha de N.R.Shigin

N.H. Shigin

Según Kuzmin, la muerte del grupo de reconocimiento ocurrió debido al hecho de que aún no había la experiencia de combate necesaria, nuestro ejército recién estaba aprendiendo a conducir hostilidades contra las bandas de enemigos, y la experiencia de combate y la sangre, como enfatizó Kuzmin, son cosas inseparables.

Me impresionó mucho aquella historia. Recuerdo que entonces le dije a un amigo “afgano” * :

– Escucha, que final tan sin sentido. Después de todo, todos estos muchachos fueron enviados al encuentro de la muerte tal vez sin la más mínima garantía de completar la tarea con éxito.

El “afgano” sonrió amargamente y dijo:

– Allí, más allá del río** había mucho  de eso… Ya sabes, este comandante de grupo, Kolya Shigin, es nuestro paisano. Parece estar enterrado en Kstovo …

(N.del T: * Los rusos llaman a los veteranos de Afganistán como los “afgansi” o “afganos. ** Se refiere al Amú Darya, que separaba la Uzbekistan soviética de Afganistán).

En general, estas palabras solo me animaron más pues literalmente como periodista novato que era, deseaba descubrir toda esta historia yo mismo, que, en mi opinión, era en muchos aspectos muy característica de esa guerra: la gente se fue en una misión y no regresó. “Afganistán es un país de las maravillas, entraste en la aldea y desapareciste”, la sabiduría de este soldado impregnaba literalmente toda la epopeya afgana …

Ahora parece que fue hace mucho, pero no es así.

Estoy muy agradecido a Andrei Valentinovich Zakharov, jefe de la sucursal del distrito de Kstovskiy de la Unión Rusa de Veteranos de Afganistán, que respondió vívidamente a mi solicitud de encontrar a los familiares de Nikolai Shigin. Fue él quien me dio el número de teléfono de la viuda de Nikolai, Valentina Vasilievna Shigina, que trabaja como profesora de educación física en una de las escuelas de Nizhny Novgorod.

– Contacta con ella por todos los medios – me aconsejó Andrey Valentinovich. – La mujer es buena, con un estilo de vida muy activo. Hace varios años, se aseguró de que se instalara una placa conmemorativa en su honor en la escuela donde estudió Nikolai.

Llamamos por teléfono y ahora Valentina Vasilievna está sentada en mi oficina. Delante de mí hay una mujer de mediana edad en forma, atlética y atractiva, con un carácter obviamente firme y seguro. Pero cuando comenzamos a hablar de los eventos de hace más de 30 años, sus hombros se hundieron, su rostro se puso un poco más delgado y las lágrimas aparecieron en sus ojos. ¡Y así todo el tiempo de nuestra larga conversación!

Valentina Vasilievna Shigina y su hijo el día del entierro oficial de su esposo en 1980

No soy de los que exageran y menos en temas serios, pero entendí que aquello era Amor, y Amor con mayúscula, de ese que no ha pasado pese a los muchos años. Valentina Vasilievna recuerda su corta vida familiar con Nikolai Shigin como fue ayer …

“Después de todo, Kolya y yo no éramos solo marido y mujer”, dice. – Probablemente hemos sido amigos desde quinto grado. Estudiaron en la misma escuela en Afonino, practicaron deportes juntos, principalmente atletismo. Luego nos trasladaron juntos a un internado deportivo, que estaba en Avtozavod. Después de la escuela, planearon ingresar juntos al Instituto Pedagógico de la facultad de deportes. Pero justo antes de salir de la escuela, llegó el primo de Kolya, un militar; fue él quien lo convenció para que ingresara en la escuela militar de tanques, que se encuentra en Tashkent. Así es como la vida nos separó por primera vez: me quedé en Gorki, estudié en el instituto pedagógico y él se fue a Uzbekistán durante cuatro años.

Allí Kolya no solo estudió, sino que también defendió activamente el honor de la escuela en todo tipo de campos deportivos. Incluso fue el campeón de la república en atletismo, participó activamente en todo … Nos casamos cuando él estaba en su cuarto año, en 1976, justo antes de su graduación. Recuerdo que querían dejarlo en la escuela, en el departamento de preparación física. Pero esto no me convenía mucho: era un esquiador activo y ¿dónde está la nieve en Uzbekistán?

Por lo tanto, Kolya se negó y en lugar de un graduado se fue para su distribución a Bielorrusia, cerca de Polotsk, la unidad militar “Baravukha-tres”: este es un regimiento de blindados de una división de rifles motorizados. Allí Kolya comenzó su servicio como comandante de pelotón …

Valentina Vasilievna recuerda estos años como probablemente los más felices de su vida. Tuvieron un hijo, Yura. Ella misma consiguió un trabajo como profesora de educación física en una escuela local. Y también organizó una sección turística, fue con los escolares en caminatas a lugares de gloria partisana, de los cuales hay muchos en Bielorrusia. Si Nikolai tenía tiempo, se unía a estas campañas.

“Siempre había mucho ruido en casa”, dice Valentina Vasilievna. – Los fines de semana, mis chicos venían a tomar el té, casi en clases enteras. Incluso me dieron un perro … Y Kolya a veces traía a sus soldados. Había muchos uzbekos entre ellos, no hablaban bien el ruso. Kolya me preguntó: “Valya, ayúdalo a escribir una carta a casa, realmente no puede hablar y una carta es todo un problema”. Y ayudé … Ya sabes, recordando esa vida, ahora parece demasiado ruidosa, activa e inusual, pero entonces todos vivíamos así. Para una persona soviética normal, esto estaba en el orden de las cosas …

Y luego llegó diciembre de 1979. Casi nadie en el país sabía que el Kremlin había tomado la decisión de enviar tropas a Afganistán.

“Es como si hubiera sido ayer”, dice Valentina Vasilievna en voz baja. – Recuerdo que justo antes del Año Nuevo, Kolya de repente corrió a casa para almorzar, lo cual siempre fue una rareza. Dice que lo trasladan urgentemente a un nuevo destino y que tiene que entregar su pelotón antes de la mañana, y también prepararse para la partida. Le pregunté: “¿A dónde vas?” Él respondió: “No tengo derecho a hablar. Diré esto – al lugar donde estudié ”. Me di cuenta de que en algún lugar de Asia Central … Ese día regresó muy tarde. Me pidió que cocinara más comida. Y por la mañana, después de haber dormido solo un par de horas, se escapó nuevamente al regimiento …

Lo estaba esperando cerca del puesto de control, a eso de las siete de la mañana. Había nieve húmeda, caía en copos sobre la lona del camión en el que Kolya salió de la unidad. El vehículo se detuvo y el saltó por la parte de atrás. Me quitó una canasta de comida, me abrazó, me miró y de repente dijo con una especie de melancolía en su voz: “Valya, no puedo vivir sin ti”. Luego se abrazó de nuevo, se subió a la camioneta y dijo adiós con la mano … Esta imagen todavía está ante mis ojos: Kolya, su abrigo, nieve cayendo sobre la lona … Nunca lo volví a ver con vida …

En total, Valentina Vasilievna recibió 17 cartas de Nikolai. A través de ellos, se enteró de que un tren con equipo militar, acompañado por el teniente Nikolai Shigin y sus colegas en Bielorrusia, llegó a la ciudad fronteriza de Termez**** en Uzbekistán en enero de 1980.

(**** N. del T: Termez está a orillas del Amu Darya que separaba la URSS de Afganistán)

“Se incorporaron al batallón de reconocimiento de nuestra división 201, que estaba siendo transferida a Afganistán”, me dijo el colega afgano de Shigin, Alexander Volovikov. – Por lo tanto, a él y a otro oficial que llegó se les ofreció permanecer en el departamento de inteligencia.

Nikolai recibió el puesto de asistente del jefe de reconocimiento de la división para el descifrado aéreo. El descifrado aéreo es la transferencia de información que se obtuvo al fotografiar el área desde un avión a un mapa de campo ordinario(*****). Pero Nikolai tenía que hacer no solo esto … Los soldados rusos también tenían que pisar el terreno quemado por el fuego.

(***** N.del T: Nikolai se había formado en la Escuela de Topografía del Ejército. Era un especialista altamente cualificado)

Cuando los soldados y oficiales de la 201º división se enteraron de la inmediata campaña afgana, no le dieron mucha importancia. Después de todo, nadie imaginó que iban a una guerra real. Nikolai incluso escribió en su carta que lo más probable es que las tropas se instalarían en Afganistán al igual que en algún lugar de Alemania o Checoslovaquia, construyendo campamentos militares estables, después de lo cual los oficiales podrían trasladar a sus familias aquí.

Y nuestra máxima dirección no preveía la participación del ejército en hostilidades reales. Según el plan, se suponía que el ejército se convertiría en un disuasivo para la oposición musulmana afgana que desafió al régimen comunista que gobernaba en Kabul: dicen que el solo hecho de la presencia de nuestras tropas obligará a la oposición a deponer las armas , y el régimen solo se fortalecerá … ¡Sin embargo, Afganistán enseñó rápidamente sus crueles lecciones! El ejército soviético se vio envuelto en una agotadora guerra partisana

Qué tipo de guerra fue, Nikolai Shigin la describió de manera muy colorida en uno de sus mensajes de marzo de 1980:

“¡Valya, querida, hola!

No vayas a preocupar por mi, por favor, por estas cartas tan raras. Después de todo, estamos en guerra y no siempre estoy en el lugar de nuestro despliegue. Así que anoche llegué de una operación que se llevaba una semana. Recién llegué y me dieron el segundo correo tuyo de cinco cartas. Curiosamente, pero por segunda vez llegan todos juntos. Por eso recibo sus cartas a intervalos de una semana. Hoy es 21 de marzo, tenemos un nuevo año afgano 1359. No me equivoqué, vivimos en el siglo XIV. Observamos cómo los campesinos (dekhkans) aran la tierra con toros y un arado de madera. Viven en miserables chozas de adobe, extendiendo colchonetas, edredones, almohadas en el suelo. Esto y todo el entorno se complementa con unas jarras. La zona es bastante monótona. 4/5 son montañas y solo 1/5 del valle …

Casi todos tienen la misma ropa: pantalón ancho (generalmente azul), chaqueta, y encima se cubre con un trozo de tela en forma de capa, turbante en la cabeza, descalzo o en orejas, pero sin calcetines. . Nadie se afeita, las religiones son el Islam, creen muy fanáticamente, especialmente en la otra vida.

Valya, existe la oportunidad de enviar esta carta a través de Termez, así que te describiré nuestra situación, pero no te enfades y no te preocupes por mí, de lo contrario no volveré a escribir sobre ello. La situación es ahora difícil y bastante peligrosa. Somos considerados invasores. Casi toda la población está en guerra y no se olvida de nosotros. Los enemigos (Basmachi) tratan muy cruelmente a sus víctimas (les cortan las orejas, la nariz, les sacan los ojos), atacan principalmente al anochecer o de noche. (Donde está Moryakin, está cerca de Jalalabad, muchos de nuestros soldados fueron masacrados).

Las carreteras son bombardeadas constantemente, porque todos los movimientos solo a lo largo de ellas, disparan principalmente en la cabeza o en el corazón. Las unidades afganas son muy débiles en la lucha, tienen muchos desertores, matan a sus comandantes, oficiales políticos y, a veces, parten con toda su fuerza en las montañas hacia los Basmachi. Las autoridades locales no realizan ningún trabajo con la población, se protegen, desencuentros y tendencias en el partido. Es muy difícil luchar contra estas pandillas, operan en pequeños grupos, a caballo, y con nuestro equipo no podrás acelerar mucho sobre las montañas. Realicé operaciones, pero no tuvieron éxito, hasta que llegamos allí, logran ir a la montaña. Nos vamos, ellos regresan.

Nos obligan a matar a los “infieles”, es decir, a nosotros ya los que están de nuestro lado (“activistas”). Si se niegan, los matan a ellos ya sus familias. Estamos ubicados cerca de la ciudad de Kunduz. Anteriormente, el hermano de Amin era el gobernante aquí, y se depositaron grandes esperanzas en esta provincia. ¡Así que hay muchos Basmachi en el propio centro provincial y sus alrededores!

Hacemos “redadas” sistemáticas en los pueblos, los peinamos, a quienes encontramos armas, les disparamos, respondemos a un disparo con un disparo …

Ahora estamos buscando nuevas formas y medios de guerra de guerrillas. La mayoría de las veces, cuando el clima es normal, volamos en helicópteros, esta es la forma más efectiva de luchar en nuestras condiciones.

Valechka, querida, ¿ya te he asustado? No te preocupes, todo irá bien, pronto vendré de vacaciones …

Marzo de 1980, Kunduz “.

La carta, estaremos de acuerdo, es muy franca y extremadamente veraz para la época en que reinaba la censura soviética. Pero sus padres en Gorky recibieron cartas completamente diferentes, llenas de optimismo, donde no había una palabra sobre la guerra … Creo que la respuesta es obvia: Valentina para él no era solo una esposa, sino una amiga leal y confiable que quiere derramar su alma, especialmente en condiciones de combate tan intensas.

Recuerdo a Kolya Shigin: delgado, de estatura media, atlético. Teníamos la misma edad, me dijo el general Nikolai Burbyga (en 1980, teniente mayor, editor de un periódico divisionario). – Sirvió en inteligencia. A veces venía a mi redacción, a la secretaria de Olga. Ella era de Tayikistán, conocía los idiomas locales y él pidió ayuda con la traducción de los documentos incautados a los enemigos … Mientras Olga traducía, tomamos té con él, charlamos mucho, principalmente sobre casa. Nikolai causó una impresión positiva: ese romanticismo militar, del que todos fuimos impregnados ​​desde la escuela militar, aún no se había secado en él. En cualquier caso, creíamos firmemente que estábamos cumpliendo con nuestro deber internacional en Afganistán …

La terrible noticia sobre la muerte de su esposo, Valentina Vasilievna, la recibió inmediatamente después de las vacaciones de mayo.

“Puedes creerlo o no, pero tuve una premonición”, dice. – Entonces estaba en Minsk, en cursos de actualización para profesores. Se celebró el 35 aniversario de la Victoria. En Bielorrusia, después de todo, una actitud especial hacia la Gran Guerra Patriótica, allí pasó literalmente por todas las casas, por todas las familias. Por lo tanto, siempre celebran no formalmente, sino literalmente desde el corazón … El 9 de mayo de 1980, la procesión de veteranos en el centro de Minsk me conmovió tanto que rompí a llorar en la calle. Tanto es así que me llamó la atención el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Bielorrusia Masherov, el legendario comandante partisano que pasó por allí. Él mismo se acercó a mí y comenzó a calmarme. Y no puedo parar, no sé, sentía que se avecinaba algún tipo de dolor …

El dolor llegó el 15 de mayo. Ese día, Valentina Vasilievna fue citada por el rector de su centro.

– Hubo silencio en su oficina, todos por alguna razón se quedaron de pie junto la pared y miraron hacia otro lado. Había un auricular de teléfono sobre la mesa. Lo tomé y alguien me dijo: “Su esposo, Nikolai Romanovich Shigin, murió en Afganistán, cumpliendo con su deber internacional. El cuerpo será transportado a Gorky, ve allí “. Luego colgaron …

Y luego, recuerda Valentina Vasilievna, todo fue como una niebla … Inmediatamente la subieron a un avión … Todo el vuelo fue literalmente atendido por una azafata que periódicamente corría por medicinas … Alguien advirtió a las autoridades en Gorki , y Valentina Vasilyevna fue recibida por un taxi justo en la pasarela …

“Corrí directamente desde el aeródromo a Podnovye, donde vivían los padres de Kolya”, recuerda Valentina Vasilievna. – La puerta la abrió mi suegra. “¡¿Dónde está Kolya ?!” Le grito. Ella se tambalea hacia atrás y dice: “¿Cómo dónde? Sirve … “. Luego le conté todo de una vez y me acosté, con un tonto. Se desmayó … Resultó que nadie le había dicho nada a sus padres. No sabían nada ni siquiera en la oficina de registro y alistamiento militar. Había la esperanza de que hubiera algún error, de que todavía se pasara por alto.

– No fue así – suspira Valentina Vasilievna. – El día 22, un teniente desconocido entró en la casa, su nombre era Nikolai Zhukovsky del cuartel general de la 201a división. Trajo los restos de Kolya … Recuerdo que era una caja de madera, armada apresuradamente con algunos trozos, y dentro había un ataúd de zinc sellado, que no se podía abrir. Enterraron al día siguiente, el 23, porque había un olor terrible, y fluía con fuerza del ataúd … El teniente Zhukovsky me dijo palabras extrañas: “Es bueno que Kolya tenga todas sus extremidades en su lugar” … ¿Que significaba aquello? Lo supe más tarde, cuando aparecieron las historias de los “afganos”, en qué forma terrible y desmembrada se encontraban a veces nuestros soldados muertos en Afganistán y por qué fueron enterrados en ataúdes cerrados.

Gorky, sepelio del teniente mayor N.R. Shigin 1980

Decenas de personas de Podnovye, Afonin, la granja estatal de Zhdanov, donde trabajaba su padre, se reunieron en el funeral de Nikolai Shigin. El funeral se convirtió en una verdadera procesión de duelo masivo, que se volvió muy simbólico: sucedió, pero el teniente mayor Shigin se convirtió, por así decirlo, en un presagio de ese dolor sin fin que durante los próximos nueve años vendrá desde Afganistán a docenas de familias de Nizhny Novgorod. … En el otoño de 1980, Nikolai Shigin y el ametrallador Nikolai Romanov recibieron póstumamente las Órdenes de la Bandera Roja de Batalla, y los otros soldados que cayeron con ellos, el mayor de los cuales tenía 20 años, recibieron la Orden de la Estrella Roja …

Así es como me quedé viuda a los 24”, dice Valentina Vasilievna, secándose las lágrimas. – Los primeros años quise aullar de aguantar la melancolía, ¡créanme! Kolya nunca soñó conmigo. En un sueño solo escuché sus pasos crujientes, ya sabes, así es como la gente camina sobre piedras en las montañas. Y eso es …

Cuando los oficiales que se habían ido a Afganistán con Kolya comenzaron a regresar a nuestra ciudad, simplemente los odié. ¡¿Cómo?! ¿Por qué ellos y no él? Después de todo, era tan bueno, todos lo amaban y respetaban … Hasta que un día, en algún lugar del año 82 o 83, en Polotsk, entré accidentalmente en una iglesia que acababa de ser entregada a los creyentes. Estaban haciendo obras en la iglesia que, entre otras cosas, estaba a cargo del sacerdote, el párroco de la iglesia. Me vio y se acercó tal como estaba, con el dobladillo de la sotana metido en el cinturón. Comenzó a hacerme preguntas con delicadeza. Se lo expuse como en espíritu. Suspiró y dijo: “Nuestro Señor ALLÍ necesita no sólo a los pecadores y las personas malas. También necesita a los buenos. Había llegado el momento de su marido, murió como un verdadero soldado. Ten confianza, ahora, el está con el Señor, ¡está ahora en paz! Y es hora de que usted se tranquilice”. Después de eso, algo despegó de mí …

Luego pensé mucho y reflexioné sobre las vicisitudes de lo que fue mi destino con Kolya. Incluso en el tercer año del instituto, las chicas y yo le pedimos tontamente a un gitano que nos dijera la suerte. El gitano, recuerdo, me miró y dijo directamente: “¡Será más duro para ti que para las demás! ¡Te casarás con un soldado antes de tiempo, perderás a tu marido antes de tiempo! ” Entonces estaba muy asustada. Pero las chicas dijeron: “¡A quién crees! ¡Estos son todos los cuentos de hadas de la abuela! ”… Bueno, sí, todas éramos miembros del Komsomol y ateos entonces …

Sí, probablemente, Kolya pudo no haber ingresado en una escuela militar, pero fue conmigo al instituto pedagógico, con el que soñamos juntos. Sí, más tarde podría quedarse en la escuela y no ir a Bielorrusia. Y quién sabe … Pero pasó lo que pasó. Al parecer, estaba escrito de esa manera. Con esto vivo hoy … En todo caso, estoy muy agradecida a Dios por darnos a mí y a Kolya, aunque cortos, tan felices años de vida …

¿Quién tiene la culpa, dime hermano?

Ahora hablemos con más detalle sobre lo que sucedió exactamente cerca de Faizabad el 13 de mayo de 1980 y cómo murió exactamente el grupo de reconocimiento bajo el mando del Teniente Mayor Shigin. Aquí hay más preguntas que respuestas. ¿Con qué tarea se fue el grupo? ¿Por qué no hubo conexión? ¿Por qué el grupo se fue específicamente a Faizabad, que, en general, estaba fuera de la esfera de control de la 201a división? Allí, la situación estaba controlada por un regimiento distinto, el 860 Reg. Inf., que estaba ubicado precisamente en este territorio operacionalmente complejo de la provincia de Badakhshan, en la linde de Afganistán, la Unión Soviética, China y Pakistán (principalmente tayikos vivían aquí, que huyeron de Tayikistán en 20-30 años, cuando hubo una guerra con los Basmachs, por lo que los rusos fueron muy odiados aquí). ¿Por qué no hubo coordinación con el comando? Y, finalmente, ¿quién dio exactamente la orden para que el grupo de reconocimiento se fuera?

El coronel Kuzmin, en su referencia histórica, intentó dar respuesta a algunas de estas preguntas:

“No sé qué causó la necesidad de nombrar a un oficial del cuartel general de división (es decir, Shigin) como jefe de una unidad operativa de reconocimiento, esto generalmente se hace muy raramente … El comandante de reconocimiento no debió tener comunicaciones por radio, de lo contrario habrían podido contar con apoyo ante contingencias y medios de evacuación de ser necesario. Si tal pérdida de comunicación hubiera ocurrido en 1982-1983, se habrían enviado helicópteros inmediatamente al área de su presunta ubicación y se habría encontrado al grupo. Pero era sólo mayo de 1980 y aún quedaba por ganar experiencia en combate. La experiencia de combate y la sangre son cosas inseparables …

El motivo de la destrucción del grupo de reconocimiento fue que nuestras tropas todavía estaban sujetas a los requisitos de las antiguas normas e instrucciones, que no eran en absoluto adecuadas para las condiciones de la guerra afgana. De hecho, según el “Manual de reconocimiento táctico” de 1966, vigente en ese momento, los grupos de reconocimiento de la división podían ser enviados a la retaguardia del enemigo a una profundidad de 100 km.

Como demostró la práctica posterior en Afganistán, uno debería para salir apenas más allá de las puertas de la guarnición con no menos que un pelotón, o incluso una compañía. Para aterrizar en las profundidades de la zona enemiga, no menos de una compañía, e incluso con el apoyo de artillería y helicópteros de combate. Y en esos días soltaron a 8 personas sin ningún apoyo, y luego sin comunicación, prácticamente a una muerte segura. 1980 estuvo lleno de casos similares y no solo en nuestra división … ”.

Nikolay Burbyga está en parte de acuerdo con esta opinión:

Sí, entonces entramos en Afganistán e inmediatamente enfrentamos una situación para la que no estábamos realmente preparados: una guerra de guerrillas brutal, en la que todos los requisitos y regulaciones militares habituales simplemente no funcionaron. Diré aún más. Incluso hubo un cierto lío. Después de todo, tenían que participar simultáneamente en la construcción de cuarteles y el establecimiento de la vida cotidiana, el entrenamiento de combate y la conducción de las hostilidades. Muchos oficiales tuvieron que asumir varias funciones a la vez. No es sorprendente que a menudo surgieran situaciones cuando las personas estaban involucradas en las que simplemente se suponía que no debían estar … Cuando Kolya Shigin murió, fue un verdadero shock para toda la unidad. Antes de eso, era diferente, la gente moría en su mayoría por separado, por accidente, a menudo por su propia culpa. Pero así sería, todo el grupo, e incluso al realizar una misión de combate. Era la primera vez … Yo mismo no pude recuperar el sentido durante varios días, ayer todavía se reunían tranquilamente y hablaban, y hoy lo mataron, y tan brutalmente … Dijeron cosas diferentes sobre la muerte del grupo. . Al parecer, Shigin actuó casi solo, puramente por iniciativa propia. Recibió información de que un famoso líder enemigo llamado Bashir se escondía en una de las aldeas. Y la información en una guerra de guerrillas de este tipo debe implementarse de manera rápida y eficiente, porque los espías no se quedan quietos, hoy está aquí y mañana, en algún lugar de Pakistán. Entonces decidió salir en una incursión independiente para capturar a Bashir. Pero como resultado, él mismo cayó en una trampa … Por cierto, todos subestimamos mucho al enemigo. Miraron a los enemigos y se decían. ¿Quienes son? Eran campesinos semianalfabetos oprimidos, ¡y somos uno de los ejércitos más fuertes del mundo! Sí,

– Tampoco entiendo por qué tuvo que ir un oficial del cuartel general, – el ex sargento del pelotón de comunicaciones del 783 ° batallón de reconocimiento Vladimir Kuznetsov está perplejo. – Tuvimos muchos oficiales experimentados en el batallón que participaron en redadas. Por ejemplo, el teniente Serikov, en ese momento ya tenía más de dos docenas de salidas de combate.

Referencia histórica. El 783 ° Bon de Rec. Avanzado (BRA) pertenecía a la 201º División de Fusileros Motorizados, fue dos veces condecorado con la Orden de la Bandera Roja, y era una de las unidades de reconocimiento del 40 ° Ejército. Formado el 1 de diciembre de 1972 en el Distrito Militar de Asia Central. Se ocupaba de tareas operativas y tácticas propias de una unidad de reconocimiento como parte de la 201a división de infantería mecanizada en Afganistán. Participó en operaciones de combate militares, divisionales y secretas. Realizó misiones de reconocimiento y búsqueda, ofensiva de vanguardia y asalto. Área de responsabilidad de las provincias de Kunduz, Baghlan, Badakhshan, Balkh, Takhar, Samangan. La ubicación del 783º BRA durante toda la guerra afgana fue la ciudad de Kunduz. En 1980, el batallón estaba al mando del mayor Alibek Kadyrovich Kadyrov. Fue el batallón de inteligencia el que asignó a Nikolai Shigin las personas que murieron con él …

– En cuanto a la comunicación … En mi opinión, ellos llevaron un walkie-talkie, – cree Kuznetsov. – Pero era nuestro modelo de campo R-105, que no es una cosa muy confiable, capta mal la señal, sobre todo si hay algún obstáculo. Pero fueron a la montaña, y hasta bajaron al barranco … Creo que por eso no pudieron pedir ayuda.

“No estaba en la unidad ese día, estaba en una misión”, recuerda el ex comandante de la 1ª compañía de reconocimiento, Alexander Volovikov. – Mi teniente de pelotón Viktor Serikov, nativo de la región de Omsk, me contó lo que sucedió más tarde. Shigin se le llevó los efectivos que precisaba. Shigin llegó a nuestra base con un pedido ya hecho y le dijo al comandante del pelotón: “Voy a tomar un interprete”. Aunque después me dijeron que no había orden para ello pues solo era necesario observar el terreno … Fue una estupidez, claro, no había nada que interfiriera con el lugar donde iban … pasaba el tiempo … Se fueron: él, Shigin y cinco de mis soldados más …

Por cierto, Volovikov me contó cómo terminó el grupo bajo Faizabad. Algunas unidades de la 201a división se trasladaron allí. El hecho es que los enemigos en varios lugares destruyeron la carretera Kunduz-Kishim-Faizabad, estratégicamente importante y muy antigua, conocida casi desde la época de Alejandro Magno, que se extiende a lo largo del río Kokcha. Cuando las unidades de ingenieros militar fueron a reconstruirlas, fueron sometidas a ataques armados. Para expulsar a los bandidos de la carretera, comenzó una operación militar conjunta de la 201.a división y el 860. ° regimiento. A juzgar por los documentos de archivo, el 149 ° regimiento de la división y el 783 ° BRA batallón de reconocimiento se encontraban entre las unidades avanzadas. Según los recuerdos de Volovik, los exploradores ocuparon una posición en el área de la aldea de Karakamar, situada en las alturas dominantes.

– No lo recuerdo exactamente, pero el batallón no estaba completo. Estaba mi primera compañía, creo que la tercera , la plana mayor, además de secciones de comunicaciones e ingenieros. A la cabeza está el comandante del batallón, Kadyrov. Subimos la montaña durante mucho tiempo, unas ocho horas. Esta altura se convirtió en nuestra base temporal, desde donde periódicamente íbamos a realizar salidas militares. El día en que Shigin voló hacia nosotros en helicóptero, yo estaba justo en esa salida.

“Sabes, no creo que Kolya pueda realizar un reconocimiento sin permiso”, está segura Valentina Shigina. – Tales iniciativas irrazonables nunca lo siguieron. ¡Nunca! Además, ha estado involucrado en el deporte durante mucho tiempo y de manera profesional. Y el deporte es, ante todo, una disciplina férrea, a la que Kolya estaba literalmente acostumbrado desde la infancia …

Curiosamente, pero es muy posible que, de hecho, no hubo una salida de reconocimiento espontánea iniciada exclusivamente por el propio Shigin. Además, Shigin en su última misión no salió del cuartel general directamente, sino que partió con los exploradores en helicóptero. Esto significa que una salida tan distante, e incluso con la participación de un helicóptero, debería haber sido al menos pactada con alguien. Aquí hay algunas líneas interesantes de la última carta de Nikolai Shigin:

“… mañana me voy por cinco días, y tal vez más, ya tenemos tarde, diez, quedan 4-5 horas para la salida . Así que no quiero ir y al mismo tiempo quiero hacerlo. Lo quiero porque es interesante, pero no quiero “.

Sí, la premonición de la muerte no engañó a Nicolás … La carta está fechada el 11 de mayo, y la salida se produjo solo el día 13. Esto significa que todo se preparó con anticipación, incluso se pospuso la fecha de la operación, y es poco probable que todo esto pudiera ocurrir sin el consentimiento de alguien de las autoridades superiores.

Y un punto más interesante. La información sobre la muerte del grupo de Shigin se incluyó en el informe del jefe del Grupo Operativo del Ministerio de Defensa de la URSS en Afganistán, el mariscal de la Unión Soviética Sergei Leonidovich Soklov. El informe fue dirigido al Ministro de Defensa Dmitry Fedorovich Ustinov (fechado el 15 de mayo de 1980):

“Al realizar el reconocimiento de la ruta KISHIM, FAYZABAD en el área de 2 km al este. KARAKAMAR mató a 7 personas, incluido 1 oficial del BRA de la división de infantería mecanizada 201 – Art. l-t SHIGIN “.

Ninguna de las pérdidas que se enumeran en el informe, y esta es una descripción general de las hostilidades de todo el 40. ° Ejército, se dan tales detalles, e incluso con el nombre de un comandante en particular … ¿Qué puede decir esto? ¿Por qué Sokolov necesitaba informar al ministro sobre esto, aunque el informe enumera operaciones y pérdidas mucho más significativas, pero sin especificar los nombres de los oficiales caídos? Por ejemplo, Sokolov no dio ningún detalle sobre la trágica muerte el 11 de mayo de toda una compañía de la 66.a brigada de fusileros motorizados separada, que fue emboscada cerca de la aldea de Khara, provincia de Kunar (casi 80 personas murieron entonces según diversas estimaciones). Pero la muerte de los exploradores de la 201a división, se podría decir, se informó en detalle.

¿Quizás porque la tarea del teniente mayor se lanzó desde arriba? Por cierto, el informe también indicó la tarea del grupo: el reconocimiento de la ruta a lo largo de la carretera Kishim-Faizabad, en el área de la aldea de Karakamar. Involuntariamente, se recuerda la mención de Volovikov de que la verdadera tarea del grupo era precisamente el reconocimiento de la zona, sin capturar la lengua. Entonces, ¿por qué decidió el grupo sobre esta convulsión?

En general, preguntas, preguntas, preguntas …

Si la versión sobre el pedido de arriba es correcta, entonces surge una imagen no muy atractiva. Si la salida tuviera éxito, e incluso con el líder bandolero capturado, hoy esta victoria seguramente tendría muchos padres-comandantes: uno dio una orden sabia, el otro ejerció el liderazgo, el tercero fue mentalmente con scouts … Pero la derrota, como tú saber, es siempre huérfano! Y cuando ocurrió la tragedia, la forma más fácil fue girar las flechas hacia el teniente principal fallecido; dicen, se fue y murió él mismo, no hay personas culpables excepto él mismo.

Tengo una idea de quién exactamente podría haberle dado la orden a Shigin en el cuartel general y quién, de hecho, no se ocupó de la debida coordinación de la salida del grupo con el departamento de reconocimiento del cuartel general de la división … Indirectamente, uno de los ex oficiales de la 201a división confirmaron mi suposición en una conversación puramente privada …

Pero esto, enfatizo, es solo mi suposición. Por lo tanto, no nombraré el nombre de este presunto culpable; si me equivoco, no quiero ensombrecer a la persona, y si es culpable … bueno, ¡que Dios sea su juez!

Por lo tanto, la cuestión del culpable de la muerte del grupo permanece abierta … Como me dijo Aleksandr Volovikov: “En la guerra puede pasar cualquier cosa, por eso es la guerra”. Según él, a veces suceden cosas en la guerra que no encajan en ninguna lógica normal. Pero se puede confiar en Volovikov con seguridad, esta persona pasó no solo por Afganistán, sino también por la segunda guerra de Chechenia … ¡Así que hoy todos son libres de adherirse a su propia versión de los eventos!

Ahora solo nos queda reconstruir la trágica salida de los exploradores …

Y los exploradores del ejercito se internaron en la noche.

Había siete de ellos, no ocho, como señaló erróneamente el coronel Kuzmin (el soldado Saburov no participó en esa redada): este es el teniente mayor Nikolai Shigin, el sargento Vladimir Galkin, el cabo Mikhail Buyanov, el soldado Sergei Rubanets, el soldado Nikolai Romanov, el soldado Sergei Solovyov. Todos de la primera compañía de reconocimiento, más el soldado Ayubek Muzafarov, un traductor tayiko de la cuarta compañía de inteligencia como radio.

– Los chicos bajaron de la montaña y se montaron en la “armadura”, – dice Volovikov. – Los dejaron cerca de Karakamar, después de lo cual partieron a pie por el desfiladero.

Interrumpamos un poco. Karakamar se encuentra en la misma carretera Kishim-Faizabad, que fue defendida por nuestros combatientes. Aquí el río Kokcha hace un giro brusco, formando una especie de arco de curva, en el centro del cual está Karakamar. Casi perpendicular a la carretera, justo desde el pueblo, comienza un desfiladero, en el que se ubican otros pueblos afganos. Fue a lo largo de este desfiladero por donde partió el grupo de reconocimiento.

“Primero, pasaron por el primer pueblo, donde fueron recibidos casi con pan y sal”, dice Volovikov. – Allí les dijeron que el líder de los bandidos que buscaban estaba en la segunda aldea (estamos hablando de la aldea de Tutbulak, mi nota, V.A.). Fue una trampa insidiosa. Porque cuando llegaron al segundo kishlak, les dispararon. Comenzaron a retroceder, y por la retaguardia fueron atacados por los habitantes de la primera aldea, que acababan de jurar su amistad. Por lo tanto, los exploradores quedaron rodeados por ambos lados. Durante tres o cuatro horas se defendieron. Les ofrecieron rendirse, pero continuaron disparando hasta que se quedaron sin cartuchos. Los heridos fueron rematados y vejados sus cuerpos… El ametrallador Romanov se hizo estallar con una granada … Shigin y el francotirador Solovyov fueron cortados por los bandidos …

(N. del T. *** kishlak‎ es una voz de raíz túrquica que viene a significar aldea para la invernada, se refieren a unas pocas cosas de adobe rodeadas tal vez por un sencillo muro. La encontramos en casi todas las lenguas de la zona)

De las memorias de un soldado de la tercera compañía del batallón de reconocimiento 783, Yevgeny Naumov, amigo y compatriota del ametrallador Romanov:

“Nikolai estaba de reconocimiento con un grupo de cinco personas ese día. La noche les alcanzó. Solo podían contactar por la radio: se encontraron con una emboscada, les estaban contraatacando. Mientras corres hacia las montañas, y era una larga carrera, no tendrás tiempo. Está oscuro, no eres visible, no se ve nada. Tampoco podíamos despegar debido a esto. Apenas esperamos el amanecer, nos apresuramos a las montañas para rescatarles. Llegamos en helicópteros al lugar – silencio … Llegamos tarde. Le preguntaron al anciano del aul. Dijo: en la noche hubo una gran batalla, los rusos no se rindieron, aunque querían capturarlos vivos. Dispararon durante mucho tiempo. Las ametralladoras se quedaron en silencio, la ametralladora fue la última en disparar durante mucho tiempo, y solo Nikolai la tenía. Luego una explosión de granada … Examinamos todo alrededor, sacamos a los muchachos del suelo … “.

– La aparición de los muertos fue tan terrible, incluso ahora no quiero decir qué es exactamente lo que vimos allí. No pensé que fuera posible desfigurar a las personas de esta manera, recuerda Vladimir Kuznetsov. – Una de las víctimas era Sergei Rubanets de Leningrado. Servimos juntos en Alemania, de donde nos trasladaron a Afganistán. Recuerdo que incluso intercambiamos uniformes con él. Le di mi “desfile” y él me dio mi abrigo. Así es como nos preparamos para la desmovilización. Renuncié en el otoño, y se suponía que él sería la próxima primavera … Sí, aquí Seryoga se desmovilizó, antes de lo previsto y en un ataúd de zinc … Sabes, después me dijeron que una de nuestras unidades, que estaba estacionada cerca de Faizabad, supuestamente escuchó esta batalla. Dijeron que su comandante, un teniente, preguntó a sus superiores: ¿qué tipo de tiroteo era este y si deberían acudir al rescate? Le dijeron que se quedara donde estaba y no prestara atención … Probablemente

“Dijeron que Shigin y el francotirador Solovyov fueron decapitados personalmente por el líder Bashir, a quien Nikolai estaba cazando”, dice Nikolai Burbyga. – Nuestros exploradores encontraron la espada torcida con la que se hizo, literalmente cerca. Esta espada permaneció en mi oficina durante mucho tiempo. Honestamente, ni siquiera quería tocarla, una energía tan mala provenía de la espada. Más tarde se lo di al inspector de Kabul; solo me alegré de deshacerme de este “juguete” …

Casi todos los ex oficiales de inteligencia con los que pude hablar, afirmaron unánimemente que si el jefe de inteligencia de la división, el teniente coronel Valery Efimovich Shpilevsky, hubiera dirigido directamente el reconocimiento, nada de esto habría sucedido( ***) . Pero el teniente coronel tampoco estaba en la posición del batallón ese fatídico día, al igual que el comandante Volovikov estaba en otra misión.

(N. del T. *** Todo indica que se les ordenó localizar a una persona o grupo de forma encubierta. Se asignó solo un pelotón. La conexión radio presentaba problemas de cobertura dada la naturaleza de la zona. Descubiertos fueron rodeados, no pudieron comunicar y trataron de romper el cerco de noche sin conseguirlo, combatieron hasta agotar la munición y cuerpo a cuerpo. De haber ido un oficial superior tal vez, y esto es lo que creo que hace referencia el informante hubiera podido ser asignado un segundo pelotón de apoyo. Con apoyo cercano, a la vista, tal vez en zona de cobertura de radio, las cosas pudieron haber sido distintas. La misión precisaba sigilo y no alertar al enemigo, no era cuestión de enviar un número excesivo de efectivos, pero sí asegurar la misión. Creo que la apreciación del autor es muy ponderada y correcta. No es probable que el Tt.Coronel hubiera ido sin apoyo extra. Tal vez Shigin cometió el error de no arriesgar más hombres y decidió él mismo el tamaño de la fuerza)

“Shpilevsky se reprochó a sí mismo durante mucho tiempo después de eso”, dice Nikolai Burbyga. – Lo conocía bien, este era un verdadero explorador con mayúscula. Originario del GRU (***) , trabajó durante mucho tiempo en residencia en el extranjero. Pero era veraz y extremadamente sensible a cualquier injusticia. Por lo que una vez perdió el favor de sus superiores, fue exiliado a Asia Central para ocupar el puesto de jefe de inteligencia de la 201a división … Habiéndose enterado de la muerte de Shigin y los soldados, estaba muy angustiado y seguía diciendo: “Oh, Kolya, Kolya … Bueno, ¡donde estás!”.

(N.del T. *** El GRU es el Servicio de Información Militar propiamente dicho.)

Debo decir que la muerte de los exploradores no quedó impune. En una carta a Valentina Shigina, el oficial del cuartel general de la división Nikolai Zhukovsky escribió que “Kolya fue asesinado entre las aldeas de Karakamar y Tutbulak … En Karakamar, la nuestra preparó una emboscada. Por la noche quedaron casi rodeados por una pandilla, pero los nuestros arrojaron granadas a los Basmachi (**), y uno fue hecho prisionero. Dijo que ENTONCES una pandilla de 50 personas y todos los habitantes de Karakamar atacaron a los nuestros … Por la mañana los nuestros rodearon todas las alturas (el pueblo en la llanura), y el pelotón con el que estaba Kolya se dirigió luego al pueblo. El zampolit ***) vio cómo una casa se incendiaba, luego la segunda, la tercera. Gritó: “¡Sáquenlos de allí!”. Pero los chicos lo peinaron hasta el final. Solo había hombres en el pueblo … ”.

(N.del T. ** El oficial se refiere a los afganos como “basmachis”, nombre de un pueblo de Asia Central que combatió el poder soviético hasta entrados los años 30 cuando Frunze logró derrotarles dejando una huella mítica en la memoria soviètica)

(N. del T. *** zampolit es una forma de apocopar el puesto de comisario de compañía)

De hecho, como dicen los testigos presenciales, no fue un pelotón el que salió a limpiar, sino toda la primera compañía. Y no fue el comisario político quien gritó, sino el comandante del batallón Kadyrov … Sin embargo, esto no es importante. Lo que importa es que la pandilla ha sido liquidada.

Del informe del Mariscal de la Unión Soviética Sokolov al Ministro de Defensa de la URSS Ustinov el 17 de mayo de 1980: “ Las fuerzas en KARAKAMAR de la 201 división de infantería mecanizada … destruyeron una banda de hasta 70 personas. No hay pérdidas “.

Aunque el líder Bashir logró irse … Lo encontraron un poco más tarde: un informante local llamado Hafizulla se acercó al teniente coronel Shpilevsky y le dijo que el líder había llegado a cierta dirección para una especie de reunión de dushman. Esta vez no arriesgaron vidas, enviaron un helicóptero de combate. Un piloto de helicóptero ucraniano llamado Bratash literalmente disparó a la casa necesaria con una ametralladora de gran calibre, de la que nadie salió con vida …

… Y luego llegó el 3 de agosto de 1980, un día muy trágico en la historia de toda la 201ª división. En este día, cuando Moscú se despidió de los Juegos Olímpicos de Verano y el Oso Olímpico se elevó sobre la capital hasta las lágrimas de los espectadores, el batallón de reconocimiento 783 / 201 Div cayó en una emboscada. El batallón acudió al rescate de una unidad del 149º regimiento que se encontró en una situación difícil, pero cayó en una trampa enemiga en la zona del desfiladero de Shaesta.

De la carta de Zhukovsky a Valentina Shigina: “El tres de agosto es un día oscuro en la historia de nuestra unidad. Aproximadamente en el mismo lugar donde murió Kolya, el batallón fue rodeado. Salieron pocos. Muchos de mis amigos han muerto. La primera compañía casi entera cayó, el jefe de la unidad … Sí, es mejor no enumerar: 37 personas murieron y 23 resultaron heridas. Los días eran como un sueño negro. Dormimos a trompicones, los encargos llegaron en grandes cantidades, los aviones solo tuvieron tiempo de traer y llevar “zinc” … (N. del T. Por zinc se refiere a los ataudes)

De hecho, las pérdidas en Shaesta fueron mayores: según los últimos datos, 47 muertos y 49 heridos … Dos semanas después, el teniente Nikolai Los, un amigo común de Shigin y Zhukovsky, murió cerca de Kunduz (Zhukovsky lo mencionó repetidamente en sus cartas). Sobrevivió milagrosamente en la matanza cerca de Shaesta, pero, aparentemente, el destino no puede ser engañado. Su vehículo BRDM fue alcanzado por un disparo a quemarropa de un lanzagranadas. Todos los que estaban dentro del vehículo blindado fueron quemados vivos …

Sin embargo, estas ya son otras historias, que, con su tragedia, ensombrecieron literalmente todo lo que sucedió antes, incluida la muerte del grupo de reconocimiento de Nikolai Shigin. Y por delante de la 201a división todavía quedaban muchos años de la guerra afgana, la guerra en Tayikistán tras el colapso de la Unión Soviética, días difíciles del ejército para proteger las fronteras del sur de la ya nueva Rusia, que tampoco se hizo sin graves pérdidas. …

¡Y sin embargo, Shigin y sus exploradores son recordados hoy! Cada año, Nicolás y muchos otros soldados seguramente son conmemorados por los soldados sobrevivientes del 783° BRA/201Div., que erigieron una capilla en el pueblo de Kustarevka, región de Ryazan, en memoria de sus camaradas caídos. ¡Eterno recuerdo para todos ellos!

… Probablemente, el motivo de la tragedia del grupo de Shigin podría ser revelado por algunos oficiales que probablemente estaban al tanto de los hechos. Sin embargo … el superior inmediato de Nikolai, el teniente coronel Valery Shpilevsky, murió en noviembre, de todos modos, con la mala suerte de 1980, cerca de Kunduz. Las muy extrañas circunstancias de su muerte todavía plantean muchas preguntas. Una de las versiones fue expuesta por Nikolai Burbyga en su historia documental sobre la guerra afgana “Baboon’s Scream”

Para Shaestu, el comandante del 783° BRA/201Div., el mayor Alibek Kadyrov (quien claramente dio el visto bueno para la asignación de efectivos a Shigin), así como el jefe de personal de la 201° división, el teniente coronel Dmitry Stasyuk (como jefe de toda la inteligencia probablemente estaba al tanto de lo que había sucedido) … El ex comandante de la 201a división, el coronel Valery Stepanov, quien dejó su cargo en la primavera de 1981, también podría decir mucho … Pero, ¿dónde están estos gente ahora, no sé si están vivos …

Por cierto, cuando estaba terminando este material, recibí una carta de Alexander Volovikov, que me obligó a cambiar el título del artículo; originalmente se llamaba “Historia afgana”. Quiero citar el texto de esta carta de Alexander Semyonovich y que suscribo palabra por palabra:

“Este artículo no es solo sobre N. Shigin, sino también sobre mis soldados, sobre los oficiales de inteligencia del 783° BRA/201Div., sobre los trágicos acontecimientos de la guerra afgana. Yo llamaría al artículo “Dolor afgano”. Este es el dolor de los padres que sobrevivieron a sus hijos, el dolor de Shigina y su hijo, que perdieron a su esposo y padre, el dolor de amigos y compañeros de armas …, las heridas sanaron pero el dolor permaneció.

El grupo de Shigin murió sin completar la tarea. Desafortunadamente, esto sucede en la guerra. Ahora, 38 años después, es poco probable que averigüemos y respondamos las preguntas que plantea en su artículo. ¿Pero es realmente necesario? Una cosa está clara: Shigin actuó siguiendo órdenes, estaba llevando a cabo una misión de combate. De haber ido por su cuenta, hubiera sido sin permiso, de lo contrario no hay otra forma en el ejército. Sin ordenes, Vitya Serikov, pese a su amistad, no le habría asignado a sus exploradores, especialmente porque tuvieron que ser aerotransportados a la montaña con su pelotón a una posición avanzada de combate.

Es posible que N. Shigin, como comandante del grupo, sobreestimó sus capacidades y subestimó al enemigo. Pero esto es solo nuestra especulación. Lo principal es que los muchachos no se inmutaron y tomaron una batalla desigual. Gloria a los soldados que han cumplido con su deber militar, reverencia a los padres que criaron a tales hijos. Vivo – para recordar “.

Vadim Andryukhin, editor en jefe

Por su ayuda en la preparación del material, me gustaría expresar mi profunda gratitud al periodista y escritor militar Nikolai Vladimirovich Burbyga. Vladimir Kuznetsov, el incansable guardián de la memoria de los soldados del 783° BRA/201Div., prestó una gran ayuda. Y, por supuesto, un gran agradecimiento a Alexander Semyonovich Volovikov, con quien quedé, aunque no fue una conversación simple, pero muy significativa, sobre los soldados de Rusia … También estoy agradecido a esos ex soldados y oficiales de 201.a División de Infantería Mecanizada, quienes, por diversas razones, pidieron no dar sus nombres, pero aceptaron hablar …

Recordemos los nombres de los chicos que murieron junto con Nikolai Shigin (según el Libro de la Memoria).

ROMANOV Nikolay Alexandrovich

ROMANOV Nikolay Alexandrovich, soldado, artillero y ametrallador, nacido el 28.12.1960 en el pueblo de Volkovo, distrito de Volkhovsky, región de Leningrado. Ruso. Trabajó como conductor de tractor en la finca estatal de Svetlana. En filas. Movilizado el 10.4.79 por Volkhov OGVK. En Rep. Afganistán desde enero. 1980. El 13/05/1980, mientras realizaba una misión de combate, el grupo de reconocimiento en el que actuaba, fue emboscado. Durante más de 2 horas, nuestros soldados libraron una batalla desigual, tras lo cual se decidió llevar a cabo una retirada organizada del grupo, que R. fue designado para cubrir por orden del com-r. Mostrando coraje y entereza, disparó desde una ametralladora hasta la última bala, conteniendo el ataque del pr-ka. Cuando los rebeldes rodearon a R., tratando de capturarlo, los hizo estallar a ellos y a sí mismo con la última granada. Orden de la Bandera Roja a título póstumo, medalla “A un combatiente internacionalista de un agradecido pueblo afgano”, Diploma del Presidium del Sóviet Supremo de la URSS “A un combatiente internacionalista”. Enterrado en su pueblo natal.

RUBANETS Sergey Borisovich

RUBANETS Sergey Borisovich, soldado, art. explorador, nacido el 1.4.1961 en Leningrado. Ruso. Trabajó como mecánico-reparador en el depósito de motores del fideicomiso Sevzapstroy. En filas. Movilizado el 9.4.79 por el Frunzensky RVK de Leningrado. En Rep. Dem. Afganistán desde abril 1980. Estaba realizando una misión de combate el 13.5.1980 cuando fue emboscado al oeste de Faizabad. Murió en la batalla. Ord. Estrella Roja a título póstumo. Enterrado en Leningrado. En su recuerdo se instaló una placa en el edificio de la escuela en la que estudió.

GALKIN Vladimir Ivanovich , sargento mayor, com-r BMP****, nacido el 22/11/1959 en Grozny, Chechenia Ingusetia. ASSR. Ruso. En filas. Movilizado el 10.4.79 por la RVK de Grozny de octubre. En Rep. Dem. de Afganistán desde dic. 1979. Participó en operaciones militares. El 13/05/1980 estaba realizando una misión de combate cuando fue emboscado al oeste de Faizabad. . Durante más de 3 horas, los exploradores lucharon rodeados por el enemigo. Murieron, pero no se rindieron. Por coraje, perseverancia y valentía demostrados en el desempeño de su mision: Ord. Estrella Roja a título póstumo. Enterrado en Grozny.

(N. del T: BMP son las siglas de un transporte blindado ligero. com-r significa que es jefe de carro)

BUYANOV Mikhail Vasilievich, cabo, artillero-operador de BMP, nacido el 22/6/1960 en s. Nueva Binaradka, distrito de Stavropol, región de Kuibyshev. Ruso. Movilizado el 30/10/1978 por la región Oktyabrskiy, RVK Kuibyshev. En la República de Afganistán desde diciembre de 1979. Realizando una misión de combate en el distrito de Faizabad, el 13 de mayo de 1980, un grupo de reconocimiento de 7 personas, en el que él estaba activo, fue emboscado. B. Muerto en batalla. Por el coraje, la fortaleza y el coraje mostrados en esta batalla, fue galardonado con la Orden de la Estrella Roja a título póstumo. Enterrado en su pueblo natal.

Sergey Egorovich SOLOVYOV

Sergey Egorovich SOLOVYOV, soldado, artillero-operador de BMP, nacido el 17/6/1960 en el s. Distrito de Shabanovo Omutinsky de Tyumen, ruso. Trabajó en la granja estatal “Shabanovsky”. En filas. Movilizado el 9.5.79 Omutinsky RVK. En Rep. Afganistán desde dic. 1979. Emboscado junto sus compañeros de un grupo de reconocimiento el 13/5/1980. La batalla desigual duró más de 3 horas. Nuestros soldados lucharon desinteresada y valientemente contra fuerzas superiores en número. Consiguieron incapacitar a unos 20 rebeldes. Cuando se acabaron las municiones, los exploradores supervivientes decidieron retirarse, abriéndose paso a través del desfiladero, pero fueron rodeados y destruidos por las fuerzas enemigas. En esta feroz batalla, S.E.Solovyov resultó muerto. Por su valor y resistencia ante un enemigo que le sobrepasaba en número: Orden de la Estrella Roja a título póstumo. Sus restos fueron repatriados.

MUZAFAROV Ayubek Vanosovich

MUZAFAROV Ayubek Vanosovich, operador radiotelegráfico, soldado, nacido el 06/11/1961 en Dushanbe Taj. SSR. Tayiko. En filas. Movilizado el 12.10.79 por el Comisariado Militar Central de Dushanbe. En Rep. Afganistán desde dic. 1979. Como intérprete y parte de un pelotón de las fuerzas de reconocimiento, mientras realizaba una misión de combate en el distrito de Faizabad el 13 de mayo de 1980, fue emboscado. Durante más de 3 horas, los soldados libraron una batalla con un enemigo superior en número. M., junto a sus compañeros, actuó valientemente. Muerto en el campo de batalla. Orden. Estrella Roja a título póstumo. Enterrado en el Callejón de los Héroes en Dushanbe

Posted in: Novedades